Hoy por hoy

Angustias de fin de semana

Se avecina otro fin de semana sobre el cual hay altas expectativas por el modo y la magnitud con que los hechos y las palabras impactarán en el clima político.

Viernes 08 de Julio de 2022

En las últimas horas, el exsenador Esteban Bullrich publicó un tuit con el que exhortó al oficialismo y a la oposición a asumir con responsabilidad estos tiempos delicados: “Dejen de discutir qué porcentaje de culpa tiene cada uno en la situación actual. Todos tenemos una parte, TODOS”. Y remató: “Mucho más productivo es debatir qué aportará cada uno a la solución. Mucho más. Y es lo que esperan los argentinos de nosotros”.

Se interpreta que en ese “todos” con mayúscula, Esteban Bullrich englobó a la dirigencia política que ha tenido funciones de gobierno, de los distintos colores partidarios. Y en el segundo párrafo, se entiende, aludió a que aporten a la solución quienes desde dentro del gobierno tienen contrapuntos, como también quienes tienen responsabilidades institucionales y políticas desde afuera. Se comprende que un hombre que tiene una pelea personal que dar en que se juega la vida, no está buscando sacar ventaja propia y dice lo que efectivamente piensa, que no les gusta a sus propios compañeros.

El fin de semana pasado fue angustiante, por momentos desesperante. La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner hacía el sábado a la tarde un nuevo discurso de fuerte contenido crítico contra las políticas del presidente Alberto Fernández, quien ya había tenido su turno el día antes en la CGT, cuando Martín Guzmán hizo pública su renuncia al cargo de ministro de Economía. Si ya producían efectos políticos las palabras de la expresidenta, la dimisión de Guzmán de la manera en que la llevó a cabo fue nafta al fuego. Las llamaradas alcanzaron dimensiones inesperadas.

LEÉ MÁS: En horas los precios aumentaron hasta un 25%

El gobierno se vio así forzado a reorganizarse, una vez más, mientras crecieron los rumores, los off de record, las especulaciones. A última hora del domingo, cuando ya no quedaba más tiempo, Alberto y Cristina volvieron a hablar después de varios meses de pelea. Consensuaron el nombre de Silvina Batakis.

jura silvina batakis.jpg

Llegó el lunes y la semana empezó con mercados agitados, abultadas pérdidas de reservas del Banco Central y ensanchamiento de la brecha cambiaria. Con más aumento de precios de productos de consumo masivo. Con la nueva ministra acomodándose para decidir qué incendio intenta apagar primero. No faltaron las versiones de nuevos cambios en el gabinete. Hasta hubo periodistas que este jueves usaron su turno en la conferencia de prensa de la portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, para preguntar “si el Presidente tiene pensado renunciar” o “si el Presidente está en control del país”.

En este punto en que el gobierno del Frente de Todos no logra salir del pantano en que está atrapado, no faltan las agitaciones de quienes buscan sacar provecho y para lograrlo no dudan en sumar más barro a este lodazal. Buscan construir un clima de mayor tensión aún, como si no bastara con la desesperación de la mayoría de los argentinos que debe estirar como un chicle sus ingresos todos los meses. Buena parte de la oposición ya demostró que está dispuesta a todo sin importar las consecuencias.

LEÉ MÁS: Más cepo: el Central restringió el financiamiento en cuotas en free shops

Se avecina otro fin de semana sobre el cual hay otra vez altas expectativas por el modo y la magnitud con que los hechos y las palabras impactarán en el clima político. Comenzará ya este viernes, cuando Cristina Fernández volverá a tener una aparición: en El Calafate, a las 16. Alberto Fernández, en tanto, estará el sábado en Tucumán, en el acto por el 206º aniversario de la Declaración de la Independencia. El Presidente ni ha hablado ni se ha mostrado en público desde aquel día en la CGT.

¿Qué sucederá este fin de semana? Es una pregunta que se suma a muchas otras que permanecen abiertas. ¿Se pondrán de acuerdo en algo que tenga que ver con la economía Fernández y Fernández? ¿Habrá más cambios en el gabinete? ¿Podrá Batakis llevar adelante un plan económico con apoyo de toda la coalición de gobierno? ¿Los partidos opositores harán algún mínimo aporte para que el gobierno supere este momento crítico?

Se viene el fin de semana. Esta vez, que las palabras que se amplifiquen sean las de Bullrich.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario