Secciones
Música

Isaac: "En el ambiente clásico, la guitarra es aún una especie de hermanita menor"

El prestigioso guitarrista paranaense será distinguido con el Premio Konex de Platino en la categoría Instrumentistas Diversos

Sábado 12 de Octubre de 2019

El paranaense Eduardo Isaac es uno de los guitarristas clásicos más aclamados en todo el mundo. Es solista invitado frecuente de orquestas de nivel internacional y lo dirigen afamados directores. Ha grabado para distintos sellos discográficos y compositores de diferentes países le dedican sus obras.

Hace 20 años fue distinguido con el premio Konex como una de las figuras destacadas en la música clásica argentina. Este año, el jurado conformado por 20 reconocidas figuras de la música clásica, decidió otorgarle el Premio Konex de Platino en la categoría Instrumentistas Diversos, premio que recibirá en noviembre.

“Música clásica es algo muy amplio: orquestas, solistas, ballet, instituciones. En esta etapa se entregan 20 premios. Para mí fue una sorpresa agradabilísima cuando en julio me enteré de que había sido elegido nuevamente por Konex entre los 100 notables de la música clásica en la última década, una instancia en la que hubieron otros entrerrianos que también recibieron el diploma de honor en septiembre. Pero para esta segunda etapa no estaba nada preparado, porque siento que la guitarra en el ambiente clásico sigue siendo una especie de hermanita menor, comparado con otros instrumentos y sus repertorios clásicos occidentales para orquestas sinfónicas, piano y violín, por dar un ejemplo. Y cuando me llamaron de Konex para decirme que había sido elegido entre esos 100 como uno de los 20 Platino, fue una enorme alegría”, manifestó Isaac a Escenario.

Este año, Entre Ríos sumó siete nominaciones al prestigioso Premio Konex de Platino y los correspondientes cinco Diplomas al Mérito. Se trata de un hecho de trascendencia, que refleja el gran crecimiento a nivel artístico que ha tenido la provincia. El 10 de septiembre fue el acto de entrega de los diplomas en el salón de actos de la Facultad de Derecho de la UBA, donde además de Isaac, fueron distinguidos la arpista uruguayense María Luisa Rayán, también nominada en la categoría Instrumentistas Diversos; la pianista Graciela Reca –que en repetidas ocasiones acompañó al piano a Martha Argerich– en la categoría Pedagogo; la victoriense Sol Rourich en la categoría Bailarina y el joven bailarín de ballet Ciro Mansilla, en la categoría Revelación.

El maestro Isaac sobrepasa con holgura la centena de viajes mostrando su arte en Europa, y suma cerca de una centena más en América y Asia, con un circuito de conciertos que lo ha llevado durante tres décadas a las más importantes ciudades del mundo. En este sentido, opinó: “Desde ya que siento que este Konex es un premio a la trayectoria, teniendo en cuenta que desde hace 40 años toco la guitarra profesionalmente. Tengo 63 años, empecé a estudiar a los 7 y más o menos desde los 23 años empecé a viajar constantemente para tocar en distintos países. También considero que lo otro que pesó para que yo fuese distinguido con este premio es que, además de mi carrera artística, la pata docente ha sido siempre constante en la Argentina, con cátedras, visitas a universidades, charlas, cursos y master classes, y sin mencionar a la Uader, que es mi casa”.

Los Premios Konex están entre los galardones más prestigiosos del país. Fueron instituidos en 1980 para reconocer cada año a las personalidades e instituciones más distinguidas en las ramas del quehacer nacional que sirven de ejemplo a la juventud. Cada año se premia una rama diferente del quehacer nacional en ciclos de 10 años: Deportes, Espectáculos, Artes Visuales, Ciencia y Tecnología, Letras, Música Popular, Humanidades, Comunicación/Periodismo, Instituciones/Comunidad/Empresa y Música Clásica.

“El Konex debe ser uno de los pocos premios verdaderamente federales, no hay muchos otros que tengan esa visión federal, donde se pone en cierto pie de igualdad el movimiento artístico que hay en Buenos Aires en relación a lo que tal vez, de una forma más callada, hacemos en el interior. Todo lo que he hecho, si bien desarrollo mi carrera como concertista mayormente en el exterior, lo he hecho en y desde Paraná. Para mí es un premio impresionante, porque los colegas que trabajan en este premio son lo más granado de la música clásica en Argentina”, destacó Isaac.

El maestro alguna vez fue alumno, y gran parte de su técnica y conocimiento del instrumento los adquirió de la mano de otro grande de la guitarra: Walter Heinze. Ambos han cimentado la tradición guitarrística en la capital entrerriana, cuyo epicentro es la Escuela de Música, Danza y Teatro Prof. Constancio Carminio, que cada año atrae a estudiantes de toda la Argentina e, incluso, de otros países sudamericanos.

“Creo que la escuela guitarrística de Paraná se inició con Walter Heinze, con quien yo empecé a tomar clases a comienzos de la década del 60. Por ahí tomo conciencia del cruce que significó para mí, yo era un chico que todavía no cumplía 10 años y Walter era un recién egresado de 23 años. Pero cuando pienso en su figura, realmente sé que él era enorme a pesar de su juventud y no lo puedo creer. Desde su época se fue creando una escuela guitarrística única en Paraná, yo pertenecí a una segunda generación y de ahí salió un grupo híper sólido con Ernesto Méndez, Silvina López, Walter Gómez, Luis Medina, Mauricio Laferrara, entre otros. Me hace feliz saber que surgió una tercera generación que dio paso a una cuarta, y hasta una quinta. Sé que en Paraná la escuela guitarrística tiene un movimiento propio que atrae a estudiantes de Colombia, Chile, Bolivia, Paraguay y del interior entrerriano. Cuando yo empecé estaba solo, ahora el que quiere estudiar a nivel académico sabe que acá pertenece a un grupo grande. Es un incentivo ver a gente que está tocando muy bien y se está esforzando como uno”, concluyó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario