Economía

El riesgo país superó el techo de los 2.000 puntos

Los bonos en dólares se hundieron 4% y los títulos en pesos atados a inflación también cayeron. El riesgo país llegó a la marca de setiembre de 2020.

Jueves 09 de Junio de 2022

Desatado, el riesgo país argentino superó este jueves con creces los 2.000 puntos hasta tocar un máximo desde el canje de la deuda con privados en septiembre de 2020, en medio de otra liquidación de los bonos en dólares, que perdieron hasta 6,2%, al tiempo que los títulos en pesos atados al CER no detuvieron su derrape y sufrieron pérdidas de hasta 6,3%, pese al intento de organismos oficiales de frenar la sangría.

Este escenario marcado por persistentes desarmes ante las dudas sobre el futuro de la economía local, pero tambien externa, impulsó además una fuerte escalada de los dólares financieros, que saltó unos $10 a casi $220.

Así las cosas, los bonos nominados en dólares cayeron hasta más de 6%, con bajas encabezadas por el Bonar 2035 (-6,2%); el Global 2046 (-5,9%); el Bonar 2041 (-5,1%); y el Global 2041 (-4,1%), en una plaza oferente en general.

En efecto, el riesgo país medido por el banco JP.Morgan subía 59 unidades, a 2.029 puntos, tras marcar un nivel récord histórico intradiario de 2.033 unidades.

En el caso de la deuda CER, por su parte, las caídas fueron similares, y se sumaron a las sufridas en la víspera, que habían alcanzado los dos dígitos. Los derrumbes más salientes los anotaron el TC23 (-6,3%); el PAP0 (-5,7%); y el PARP (-4,1%), pese al intento de organismos oficiales (BCRA y FGS de ANSES) de frenar la sangría. En apenas seis días que van de junio, acumulan un desplome de hasta el 23%.

"Los inversores desarman sus posiciones ante perspectivas de una desaceleración de la inflación en el segundo semestre del año, que afectan de alguna manera a los títulos más cortos", estimó Research for Traders.

Agregó que "sin embargo, las bajas en los bonos más largos se explican por temores a un reperfilamiento de la deuda en pesos después de las elecciones presidenciales de 2023 y a la incapacidad del Gobierno de 'rollear' los próximos vencimientos".

Ni siquiera ayudó a atenuar la caída generalizada de los activos argentinos el aval del Fondo Monetario Internacional (FMI) a la política macroeconómica del país tras una revisión de un reciente acuerdo crediticio, si bien reconoció que revisará los objetivos trimestrales para reflejar el impacto de la guerra en Ucrania, aunque no modificará las metas anuales.

Esto da a "entender que podríamos ver nuevas medidas en el futuro cercano con el fin de cumplir con las metas pautadas", comentaron desde el grupo SBS. "Creemos que esto último se da considerando la baja cantidad de reservas que pudo acumular el Banco Central, que lo alejan del cumplimiento de la meta del segundo trimestre", agregaron.

El Gobierno y el FMI cerraron en marzo un programa crediticio por unos 44.000 millones de dólares en el cual el país se comprometió a incrementar las reservas del BCRA, bajar la tasa de inflación y recortar subsidios, entre otros puntos.

En ese marco, la tasa de referencia del BCRA podría aumentar en torno a los 200 puntos básicos la semana próxima en respuesta a la escalada en los precios minoristas, reveló un sondeo de Reuters.

En la bolsa porteña, mientras tanto, el referencial accionario líder S&P Merval de BYMA perdió un 1,2%, a 88.869,78 unidades, con lo que acumula en lo que va de la semana una baja del 3,7%, al ritmo de una caída general de los mercados globales ante las crecientes presiones inflacionarias que visualizan generales alzas en las tasas de interés.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario