Secciones
El País

El enfermero acusado de vender droga en el hospital quedó libre

Si no se escapa, entorpece la causa o comete otro delito, Esteban Joel Pérez permanecerá en libertad hasta que sea juzgado por la venta de estupefacientes en su vivienda y en el nosocomio Francisco Ramírez de Feliciano

Sábado 20 de Julio de 2019

Si no se escapa, entorpece la causa o comete un nuevo delito, Esteban Joel Pérez permanecerá en libertad hasta que sea juzgado por la venta de estupefacientes en su vivienda y en el hospital Francisco Ramírez de la ciudad de San José de Feliciano. Este enfermero profesional de 36 años está señalado junto a su pareja y otros dos jóvenes de haber comercializado, entre el 1º de abril y el 26 de mayo, cocaína y marihuana. Durante esos 56 días que duró la investigación la Policía pudo probar que Pérez, más conocido como Bebón, vendía droga en pequeñas cantidades. El hombre, que ayer recuperó la libertad por disposición del juez del Tribunal de Juicio y Apelaciones Gustavo Pimentel, estuvo detenido durante 54 días en la Unidad Penal N°1 de la ciudad de Paraná.

El magistrado dispuso que Pérez, el único de los imputados que estaba privado de su libertad, esté en su casa con algunas restricciones. El planteo de excarcelación lo hizo el abogado defensor Nicolás Baldini, que formuló severas críticas a la investigación penal que se está llevando adelante en la Fiscalía de San José de Feliciano. Baldini entiende que no hay trato igualitario para los imputados, ya que solo Pérez estaba preso. Primero contó que se acordaron 45 días de arresto preventivo, pero luego la medida se prorrogó de manera inconsulta. Aseguró que el juez de Garantías Emir Artero realizó valoraciones en su escrito que lo hacen perder la imparcialidad que debe tener un magistrado de Garantías. “Estamos evaluando recusarlo”, disparó Baldini, que reprochó que Fiscalía en 54 días solo haya citado a seis testigos. En ese orden, el defensor criticó que no se haya llamado a declarar a los policías que investigaron el caso, a los compañeros de trabajo de Pérez, al personal de seguridad del nosocomio o al director. “Entiendo que es una medida punitiva que solo se aplica para los medios de difusión”, dijo Baldini. Por su parte, el fiscal Mariano Budasoff se opuso a la libertad del imputado por entender que hay peligro de fuga y de entorpecimiento de la investigación.

Primero aseguró que la Fiscalía agravará la imputación contra Pérez por dos motivos: el lugar de venta de la droga y por la cantidad de personas que intervenían en el negocio ilícito. Esa modificación de la calificación legal aumentará la pena en expectativa de seis a 20 años de prisión, y no como la acusación actual, que tiene una mínima de cuatro y un máximo de 15. Otra cuestión que evaluó el fiscal es que aún restan por declarar varios testigos y verlo a Pérez libre los puede intimidar. En Feliciano el caso está en manos del fiscal Ricardo Temporeti, quien, según Budasoff, viene realizando una minuciosa investigación junto a Evelina Espinosa. Budasoff consideró que la Fiscalía de Feliciano ya ha logrado corroborar que Pérez vendía droga en su casa y en el hospital. “Hay mucha evidencia”, dijo el fiscal. UNO pudo saber que la Fiscalía de Feliciano está investigando si Pérez viajó a Paraná en la ambulancia del hospital. Al parecer, hay fuertes indicios que podrían llevar a determinar que en algunos viajes Pérez compró droga en la capital entrerriana y la llevó a Feliciano en la unidad de emergencia con total desconocimiento de las personas que lo acompañaban.

Se cebaron y cayeron

El operativo para detener a Pérez cuenta con filmaciones y tareas de seguimiento, pero se comenta que se adelantó el procedimiento de un día para otro porque con motivo de una fiesta en la ciudad, la casa de Pérez se llenó de clientes que iban a comprar cocaína y marihuana. Junto a Pérez están imputados su pareja Ángela Daniela Vázquez y los hermanos Juan Ignacio y Jonathan Alexis Chavez

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario