Secciones
República Oriental del Uruguay

Las encuestadoras daban una leve ventaja a Lacalle Pou en el balotaje del Uruguay

Los primeros sondeos a boca de urna parecían confirmar las expectativas acerca del triunfo, ajustado, del Partido Nacional y aliados

Lunes 25 de Noviembre de 2019

El candidato del Partido Nacional (blanco) Luis Lacalle Pou lograba una leve ventaja para convertirse en el nuevo presidente de Uruguay en el ballottage con el candidato del oficialista Frente Amplio (FA), Daniel Martínez.

Al cierre de esta edición, Lacalle Pou se imponía con 49,4% frente al 46,4% de los votos, según las proyecciones, en unos comicios marcados por la agitación social y política que atraviesa la región.

En una región que ha visto el ascenso de la ultraderecha en Brasil, con Jair Bolosonaro, y la vuelta del kirchnerismo en la Argentina, con Alberto Fernández, Uruguay podría así dar un giro luego de 15 años de gobierno del FA, una coalición de partidos de izquierda que reúne a socialistas, comunistas y exguerrilleros tupamaros.

Rafael Porzecanski, director de Opción Consultores, sostuvo que Lacalle Pou llegó a 49% de los votos y Martínez, a 47%. Por su parte, Mariana Pomiés, socia de Cifra, indicó que Lacalle Pou obtuvo 49,4% de los votos y Martínez, 46,4%.

Eduardo Botinelli, director de Factum, planteó que la diferencia entre Lacalle Pou y Martínez es ajustada, por lo cual no divulgaron quién es el ganador todavía.

Segundo intento

Luis Lacalle Pou, un abogado aficionado al surf de 46 años, exsenador nacional e hijo del expresidente Luis Lacalle Herrera, que gobernó entre 1990 y 1995, había llegado al balotaje como candidato del Partido Nacional, pero tras la primera vuelta logró sellar un acuerdo con otros partidos opositores, entre ellos el tradicional Colorado.

Lacalle Pou fue por su segundo intento de llegar a la presidencia, tras perder en 2014 ante el actual mandatario, Tabaré Vázquez. El candidato opositor anunció que, en caso de victoria, su primera decisión será enviar al Parlamento una “ley de urgente consideración” con la que pretende adoptar medidas rápidas en 90 días.

Este proyecto busca declarar la “emergencia” de seguridad, eliminar los pagos obligatorios por vía de entidades financieras introducidos por el Frente Amplio, y liberar la importación de combustible en un país donde una empresa estatal tiene el monopolio y los precios del carburante están entre los más altos del mundo. Lacalle Pou planteó asimismo un ordenamiento de las cuentas públicas para controlar el déficit fiscal mediante ahorros de hasta 900 millones de dólares en el Estado.

Los sondeos indicaban que para los uruguayos el principal problema es el de la seguridad (hubo un considerable aumento de rapiñas y asesinatos), mientras que la economía muestra un panorama sombrío. El desempleo se ubica en el 9,5%, una de las cifras más altas de los últimos años y el gobierno enfrenta un déficit de 4,9%, considerado altísimo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario