Secciones
Fallecimiento

Kim Jong-un no aparece pero envió una carta a los trabajadores

En un intento por disipar dudas en torno a su estado de salud, se hizo pública una nota donde pone en valor el esfuerzo por desarrollar el turismo

Martes 28 de Abril de 2020

En medio de la incertidumbre sobre su estado de salud, el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, envío un mensaje de agradecimiento a un grupo de trabajadores reproducido por la propaganda estatal, tras más de dos semanas sin publicar imágenes recientes del mariscal.

Lo cierto es que medios de todo el mundo han informado acerca del deceso del líder coreano pero en la misma noticia indican que el dato no fue confirmado. Es decir, se comete una falta grave en la rigurosidad del ejercicio del periodismo pero a la vez se advierte al lector del fallo.

Una situación irregular en términos informativos. Kim envió un escueto agradecimiento a través del principal diario del país, el Rodong, a aquellos que trabajan en el proyecto turístico de la península de Kalma, en la ciudad de Wonsan (costa oriental), precisamente el lugar donde las imágenes satelitales muestran que se encuentra estacionado su tren especial.

La pieza informativa del diario arranca diciendo que Kim “ha enviado su agradecimiento a los trabajadores que han apoyado activamente con su esfuerzo la construcción del distrito turístico de Wonsan Kalma”, uno de los grandes desarrollos del régimen de Pyonyang, que antes de la pandemia proyectaba poder inaugurar en torno a abril.

El artículo después enumera y agradece su labor a una serie de personas encargadas de supervisar la construcción, la logística o los cuidados médicos de los trabajadores, pero no menciona más detalles sobre el líder de Corea del Norte.

En los últimos días, versiones periodísticas comenzaron a poner en duda la situación del mandatario. La versión de su muerte fue desestimada por el vocero presidencial de Corea del Sur, Kang Min-seok, quien indicó que Seúl no había detectado “actividad inusual” en su vecino del norte y por lo tanto no había “nada que confirmar”.

Sin embargo, el viernes pasado el diario digital estadounidense TMZ, especializado en noticias sobre celebridades, se sumó a los medios que dan por muerto al líder asiático pero aclaró que no había podido confirmar la versión.

Kim también fue dado por fallecido por Qin Feng, subdirectora de la televisora HKSTV, de Hong Kong, en su cuenta en Weibo, una red social china similar a Twitter en la que tiene unos 15 millones de seguidores, según el diario español líder comunista dado que lleva semanas sin aparecer públicamente, no obstante, los medios norcoreanos han informado en los últimos días que Kim ha enviado cartas diplomáticas o regalos.

La última imagen conocida de Kim fue publicada el 12 de abril, cuando los medios locales informaron de una reunión del buró político del partido único celebrada en la víspera y presidida por el jefe de Estado. En ese encuentro, el líder nombró a su hermana, Kim Yo-jong, miembro suplente de ese importantísimo órgano ejecutivo. A esto se ha sumado después la inusual ausencia de Kim Jong-un de varios eventos de importancia, incluidos los fastos del 15 de abril, principal festividad nacional.

La semana pasada, el diario surcoreano Daily NK aseguró que Kim estaba grave tras una intervención quirúrgica cardíaca, al parecer como consecuencia del “tabaquismo, la obesidad. En cambio, el semanario japonés Shukan Gendai afirmó que el líder norcoreano estaba en estado vegetativo tras haber sido sometido a una cirugía semanas atrás.

Sucesión caliente

Kim Yo-jong, la hermana menor de Kim Jong-un, es definida como implacable. Y es quien figura en la línea sucesoria del “líder supremo” de Corea del Norte en caso de que este muera. En el actual escenario, la figura de su hermana emerge con fuerza. Ella fue quien ha diagramado cuidadosamente durante años la imagen de su implacable hermano en todo el planeta. Poco conocida, la mujer se ganó la confianza del Partido de los Trabajadores que comanda el país con mano de hierro. Fue luego de su participación estelar en los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018 cuando el mundo la conoció (un poco) más.

De acuerdo con reportes de inteligencia, en ella es en la única persona en quien confía Kim Jong-un. Kim Yo Jong en el mausoleo de Ho Chi Minh en Hanoi, Vietnam, en marzo de 2019. Los ojos del mundo se posan sobre la hermana del dictador norcoreano (Reuters) Kim Yo Jong en el mausoleo de Ho Chi Minh en Hanoi, Vietnam, en marzo de 2019.

En los últimos meses, sin embargo, su imagen pública creció. Fue luego de que insultara a Corea del Sur, al que llamó “un perro asustado que ladra”, por las quejas de Seúl respecto a un ejercicio militar cerca de la frontera. Más extraño aún, elogió a Donald Trump, quien le había enviado una carta a su hermano. Desde hace un tiempo se ha convertido en su vocera y representante ante el mundo. Nadie accede al dictador norcoreano como ella. Poco se conoce de la vida de la “princesa norcoreana”. La menor de los hermanos del dictador Kim Jong-un es la única hija de Kim Jong-il y su consorte, la bailarina Ko Yong-hui.

Según el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, nació en Pyongyang el 26 de septiembre de 1989. No obstante, el servicio de inteligencia de Corea del Sur sostiene que nació en 1987, por lo cual su edad ronda entre los 30 y 32 años. Como sus hermanos mayores, fue educada en Berna, la capital suiza. Bajo el alias Pak Mi-hyang, asistió durante varios años la escuela pública Liebefeld-Steinhölzli, la misma a la que fue Kim Jong-un, y vivió en un modesto apartamento cercano al instituto.

Durante su tiempo en Berna, disfrutaba de las clases de ballet. Según Kenji Fujimoto, el chef japonés que trabajó para la familia Kim durante varios años hasta que escapó en 2001, Kim Jong-il adoraba a su hija menor. La llamaba “dulce Yo-jong” o “princesa Yo-jong”. Se cree que “la princesa” regresó a Corea del Norte en el año 2000 o 2001, al mismo tiempo que Kim Jong-un. Una vez allí, completó sus estudios en la Universidad Kim Il-sung, en Pyongyang. Tras el retorno a su país, “la princesa” no fue vista en público hasta el fallecimiento de su padre, casi 10 años después

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario