Secciones
Economia

Pese a la ley, hay locales que no exhiben precios en las vidrieras

Si bien hace 10 años que se fijó la normativa, en algunos comercios del centro de Paraná todavía no se cumple. En la oficina de Defensa del Consumidor reconocieron que “son muchos los locales” y que por una cuestión de personal no llegan a cubrir todo el área.

Sábado 10 de Noviembre de 2012

En 2002 se dictó la normativa que, en mucho comercios de Paraná, todavía no se cumple. Inspectores de Defensa del Consumidor de la Provincia son los que ponen montos de las multas
 

El artículo 12 del inciso i de la Ley Nº 22.802 es claro cuando habla de las obligaciones que tienen todas aquellas personas que ofrezcan directamente al público bienes, muebles o servicios.
 

Si bien hace 10 años que se fijó la normativa, en algunos comercios del centro de Paraná todavía no se cumple.
 

En la oficina de Defensa del Consumidor reconocieron que “son muchos los locales” y que por una cuestión de personal no llegan a cubrir todo el área.
 

Fernán Poidomani, que está a cargo de la División de Lealtad Comercial, que forma parte de Densa del Consumidor, explicó a UNO que labraron multas que van desde los 3.000 hasta los 15.000 pesos dependiendo del local. “La intensión no es provocar la quiebra de un comercio, sino que buscamos que corrijan lo que está mal”, detalló Poidomani.
 

El funcionario reconoció que existen negocios que no cumplen con la Resolución 7 y ejemplificó un caso muy puntual que sucede en forma habitual: “Ponen una prenda en un maniquí con un precio de oferta. Cuando el potencial comprador entra y la pide, muchas veces los comerciantes le ponen como excusa que es el único que tienen y que no lo pueden sacar de vidriera. En ese mismo momento hay que presentar el reclamo”, detalló el responsable de la División de Lealtad Comercial de la Provincia.

Reclamo
El primer paso que tiene que realizar en damnificado es solicitar el Libro de Quejas (obligatorio en todo comercio) y dejar asentado lo que sucedió.
 

Luego puede dirigirse a la oficina de Defensa del Consumidor para recibir el asesoramiento en el caso puntual. También está la posibilidad de llamara al 0800 444 8256 o vía correo electrónico a defensaconsumidor_er@hotmail.com.
 

En la Defensoría creen que las denuncias son relativamente bajas en comparación a la cantidad de infracciones que se comenten.  Los inspectores saben que en los cambios de temporada se producen casos serios en cuanto al tema de los precios.
 

“En la época de liquidaciones los precios están bien grandes y detallados, cuando ingresa la nueva temporada desaparecen los cartelitos de las vidrieras”, explicaron desde de la oficina que está ubicada en la planta alta de San Martín 746.


Ejemplo
Los bares y los restaurantes de Paraná son los que, en su gran mayoría, cumplen con la reglamentación desde un primer momento. “Más que por temor a los controles lo hacemos como un servicio a los turistas. En las grandes ciudades siempre se pueden chequear los precios antes de sentarte en un restaurante”, respondió Marcelo, que tiene uno de los bares más importantes de la ciudad.


En Paraná, con la comida, sucede algo similar que lo que pasa con la ropa: cuando llegan los fines de semana largos aparecen los carteles con los precios. Cuando la ciudad se vacía de turistas vuelven a desaparecer.

Los datos
* Un supermercado de Paraná, por incumplir con la visibilidad de los precios, recibió una multa de 15.000 pesos. * Los reclamos se pueden hacer en San Martín 746 al 0800 444 82 56 o se puede escribir a defensaconsumidor_er@hotmail.com.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario