Aniversario de la Bolsa de Comercio de Entre Ríos

En Entre Ríos pensando instrumentos asociativos

La Bolsa de Comercio de Entre Ríos SA fue fundada en el año 1992 por un grupo de empresarios. Hoy celebra sus 30 años de vida institucional.

Miércoles 18 de Mayo de 2022

Desde sus inicios, el espíritu fundacional de la Bolsa de Comercio de Entre Ríos (BCER) fue brindar herramientas y estructuras para colaborar al desarrollo de la economía entrerriana, captando ahorros locales para invertirlos en proyectos locales, valga la redundancia, generando así un círculo virtuoso de desarrollo.

Bolsa de Comercio de Entre Ríos Opinión Calabrese.jpg
El espíritu funcional fue brindar herramientas y estructuras para colaborar al desarrolla de la económica de Entre Ríos.

El espíritu funcional fue brindar herramientas y estructuras para colaborar al desarrolla de la económica de Entre Ríos.

A treinta años de la fundación y dentro de la propia introspectiva de nuestra competitividad e influencia en la actividad económica, queda en evidencia no haber logrado que las ventajas y fortalezas que poseen los Mercados de Capitales (MdC), y los instrumentos que brinda el Sistema Bursátil Argentino (SBA), se conviertan en aliados del Desarrollo Productivo y Emprendedor.

Sin lugar a dudas, nuestra provincia tiene un enorme potencial, una estructura económica privada que reinvierte, sueña y crece diariamente, pero el problema es la velocidad. El apalancamiento financiero cuando se aplica a sectores dinámicos, con ventajas competitivas, capacidad de asociativismo y liderazgo empresario/emprendedor, logra disparar el desarrollo sobre la media nacional y reversionar esa decadencia histórica, que en parte es la consecuencia de la ausencia de patrones de crecimiento y desarrollo con el agravante de que la falta de oportunidades expulsa recursos valiosos y genera un desánimo generalizado. Ni hablar cuando, en nuestra Provincia, esa falta de acompañamiento intenta ser solucionado con el aumento del tamaño del Estado y el Gasto Público, lo que retroalimenta el deterioro en la creación de riqueza.

A estos “avatares” de la historia se suma la realidad de un Mercado de Capitales Nacional en el que el 95% de sus flujos internos se dirigen a financiar al Estado, ya sea comprando emisiones del Gobierno (Bonos) o del Tesoro (Letras) o del Banco Central (en algún momento las Lebacs) o de manera indirecta mediante la inversión en Leliqs y otros instrumentos de absorción monetaria reservado a las entidades del Sistema Financiero, que terminan siendo parte del endeudamiento público. La actual conducción de la Comisión Nacional de Valores (CNV), avizoró esta realidad, sumado a una macroeconomía con excesos de pesos y ausencia de activos rentables donde invertirlos lo que produce automáticamente que los mismos, en busca de cobertura, se deriven a la inversión en activos improductivos o en moneda extranjera, que atento las condiciones actuales de la conomía mundial, da la sensación que estarían dejando de poseer plenamente esas virtudes.

Lo antes expuesto nos obliga a repensar o refundar nuestra Bolsa de cara al futuro, y este desafío se inicia convirtiéndonos en Entidad Representativa Regional (ERR). En un escrito en este mismo espacio, el doctor Roberto Sergio Reggiardo, miembro de nuestro directorio, explica las condiciones y estrategia que hemos elaborado con enfoque asociativo, sumando fortalezas, mitigando debilidades y con visión de ganar–ganar que impregna siempre nuestras decisiones.

Luego, intentar mejorar el acceso de las Pymes, emprende dores, proyectos individuales o colectivos, cadenas de valor de economías regionales, etc, a los instrumentos existentes en el SBA, potenciando el desarrollo comercial nuestra sociedad vinculada, Integrar ALYC.

Por último, nuestra meta a corto plazo es promover la creación de un Fondo Entrerriano de Inversión Directa (FEID). No me voy a detener en estructuras jurídicas o marcos regulatorios de mercados o encuadres tributarios, pero sí en la función económica del mismo. La transformación del sistema financiero ocurrido en nuestro país en los últimos años, que lo ha concentrado en la función de banca Transaccional y Comercial, ha eliminado la existencia de la Banca de Inversión. El FEID vendría a suplir esa función ausente, captando recursos financieros ociosos en nuestra provincia y destinarlo (dentro de una estructura que brinde transparencia, seguridad jurídica, rentabilidad neutralidad fiscal y liquidez) a financiar proyectos atractivos, para el Desarrollo de la Provincia; estando seguros que un esquema como el que planteamos contribuirá significativamente al desarrollo de Entre Ríos y que, dentro de 30 años, nos encontraremos transitando esa Provincia que todos soñamos.

En paralelo, esta estrategia que deberá procurar la sostenibilidad y sustentabilidad a largo plazo, requiere intervenciones no solo en lo económico sino también en otros ámbitos, como por ejemplo, en el sistema educativo, incorporando conceptos básicos de emprendedorismo, capacidad de liderazgo y gestión, facilidad para asociarse y comprender todos los requerimientos de una economía moderna, competitiva y disruptiva, que logre disparar nuestro Producto Bruto Geográfico y mejorar el ingreso per cápita de los entrerrianos volviéndonos proactivos, recuperando esos valores de progreso, coraje y excelencia, propios de Entre Ríos y su gente.

Podrán ser sueños de treintañeros, pero los que los tenemos, hace tiempo superamos individualmente ese umbral que festejamos de vida institucional de esta Bolsa, cuyo lema, motivación y tamiz en la toma de decisiones, siempre fue ¡Por y Para Entre Ríos

Contador Alfredo C. Calabrese

Vicepresidente y Director Ejecutivo de la Bolsa de Comercio de Entre Ríos.

Presidente de Integrar SA ALYC y Entre Ríos Fiduciaria.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario