Robo
Jueves 11 de Mayo de 2017

Víctima del robo en la joyería, perdonó y entendió a la ladrona

La profesora que sufrió el hurto dentro del local se sorprendió cuando la autora del ilícito llegó hasta su casa. Tras devolver parte de lo robado, hablaron y aceptó las disculpas.

Un robo más en Paraná, obtuvo notoriedad porque los responsables de la joyería donde se produjo el hecho subieron a las redes sociales las imágenes con la situación delictiva acontecida en el comercio ubicado en la galería Almendral.

Tras el hurto, la autora, por la presión de los comentarios se presentó anoche en la casa de la víctima y tras hablar un rato, le pidió disculpas y le devolvió gran parte de lo sustraído.

La profesora Cynthia Shad contó a UNO en exclusiva cómo fue el robo, el posterior encuentro con la ladrona y la derivación final.

"La verdad es que nunca me di cuenta cómo fue el robo, estaba ahí porque había llevado a arreglar un reloj y una cadenita que saqué de la cartera. Por descuido o confiada la dejé abierta y si bien vi que estaba por ahí otra señora, nunca me imaginé que fuera a meter la mano en la cartera", aseguró.

Embed

La víctima es docente, tiene 55 años y una dilatada trayectoria por sus clases de Filosofía, Psicología y Formación Etica y Ciudadana. La mujer tuvo que aplicar todos sus conocimientos para controlar el enojo por el robo, el momento de tener que ir a la Policía a radicar la denuncia, pero nunca se imaginó que en la noche del miércoles se le fuera a presentar en la puerta de la casa la autora de hurto. "Con sorpresa tomé que esta mujer fuera a mi casa a pedir disculpas, a entregar parte de lo que me robó, y por eso es que la hice pasar para hablar mejor y más tranquilas", relató la docente.

Todavía afectada por el robo, señaló: "La hice entrar porque estaba mi hijo, pero más allá de eso, la escuché y en parte la entendí lo mal que estaba. Ella admitió que no hizo lo correcto, pero lo que más le dolió fue el escrache público que sintió en las redes sociales".

"Ella estaba muy mortificada por todas las agresiones y las acusaciones al resto de su familia compuesta por sus hijos, padres, y otros parientes", añadió Shad.

Admitió la profesora que está pensando qué hacer con la denuncia. "Aún no la retiré, estoy viendo que voy a hacer, pero no es verdad que pida su archivo porque me devolvió parte de lo que me robó. Lo voy a hablar con mi familia y luego veré".

"Lo que saco de positivo de todo esto es que esta mujer se equivocó, replanteó su proceder, me buscó y pidió disculpas; eso es valorable. Ella admitió que estuvo muy mal y que había ido a esa joyería a ver unas cosas. En esa situación es que se tentó y me sacó el monedero con plata, tarjetas, documentos y otros valores", recalcó la docente para decir: "No voy a contarle todo lo que hablamos, pero en honor a la verdad ella y yo trataremos de superar este incidente partiendo de la sincera disculpa y mi correspondiente aceptación".
Descartó que la ladrona haya sido alumna en el Colegio Nacional. "Mis colegas me preguntaron ese tema y no la recuerdo que le haya dado clases", hizo saber.
Finalmente la docente con espíritu superador indicó: "Guardo el dolor de ella al hablar que sus hijos y padres fueron manchados por su accionar. Ella trató de reparar en parte el daño y en estos tiempos que corren me parece que no es para minimizar".
"Si le aclaré que estaba bien por su proceder pero que era una cleptómana para lo cual debería hacer algún tratamiento que le permita salir de ese vicio. Viendo las imágenes del robo, es como que esta señora tenía mucha experiencia en el tema de llevarse lo ajeno", reflexionó.

Comentarios