Ciencia
Jueves 15 de Junio de 2017

Científicos argentinos ganaron el concurso internacional "Mentes Brillantes"

El objetivo del certamen es acelerar la implementación de soluciones energéticas renovables.

Un proyecto sobre una innovadora tecnología para extraer litio de salares de altura, de manera eficiente y sostenible, a cargo de investigadores argentinos de la UBA y el Conicet, ganó el primer puesto del concurso internacional Bright Minds Challenge (Mentes brillantes), que se realizó en la ciudad de Amsterdam, informó el Conicet.

El equipo ganador está conformado por Ernesto Calvo, investigador del Conicet y la UBA; Victoria Flexer, del Centro de Investigaciones y Transferencia (CIT) Jujuy; y las becarias Florencia Marchini y Valeria Romero.


"¡Un orgullo! Felicitaciones al Dr. (Ernesto) Calvo y a su equipo del Inquimae (Instituto Química, Física de los Materiales, Medioambiente y Energía)," publicó hoy la cuenta oficial del Conicet en Twitter.



Embed



El proyecto argentino fue uno de los tres finalistas de este certamen mundial, organizado por la empresa holandesa DSM y la Universidad de Oxford, cuyo objetivo es acelerar la implementación de soluciones energéticas ciento por ciento renovables.


El grupo encabezado por Calvo presentó la propuesta de una innovadora tecnología de extracción de litio, mucho más eficiente que las utilizadas en la actualidad a gran escala y amigable con el ambiente.


El litio es usado en las baterías de los teléfonos celulares, automóviles eléctricos, pilas de marcapasos y relojes, entre muchos otros dispositivos electrónicos portátiles.


América del Sur cuenta con el 80 por ciento de las reservas mundiales de litio, presente en salinas de Bolivia, Chile y Argentina en forma de salmueras (agua con alta concentración de sal).


"En Catamarca, por ejemplo, se producen de 20 a 30 mil toneladas de litio por año, que son utilizadas ahora principalmente para aleaciones aeroespaciales y también en baterías", precisó Calvo en declaraciones al sitio web del Conicet.


El investigador mencionó que el litio se usa también en baterías para almacenar energía solar, y remarcó que igualmente aún quedan muchos desafíos para resolver, como el hecho de que la batería eléctrica de un auto aún no logra superar la autonomía ofrecida por el combustible de origen fósil.


Según indica el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas, hay distintas maneras de extraer litio: Australia, el mayor productor a nivel mundial, lo hace mediante minería convencional.


En tanto que en Chile y Argentina, que también integran el ranking de los principales productores del mundo junto con países como China, se extrae con un lento proceso de evaporación del agua de las salmueras, en pozos de 200 por 800 metros de área y 30 centímetros de profundidad.


"Nuestra propuesta no necesita evaporar y no demanda pérdida de agua. No agregamos sustancias químicas y es altamente selectiva, esto es, no se contamina con sodio, elemento que es enemigo de las baterías de litio", enumeró Calvo.


El nanocientífico remarcó que en su método utilizan energía solar para realizar la extracción del litio a través de electrodos de baterías con muy bajo costo energético que se logra con energía solar.


El primer premio de este certamen consiste en asesoramiento por el equivalente a 100 mil dólares, según explicó Calvo en declaraciones a la publicación Nex, de la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA.


"Nuestro proyecto es una solución que no existe en el mundo y no hay muchos ejemplos de desarrollo en Argentina de tecnologías que no existen, que son disruptivas y que si logramos que funcione a escala industrial, va a ser fantástico", aseguró el científico ganador, en declaraciones a Nex.




Fuente: Télam

Comentarios