Educación
Jueves 27 de Julio de 2017

El audio de la maestra que agrede a un niño invitó a reflexionar sobre la educación inicial

Especialistas opinan sobre la formación docente y el rol de los jardines de infantes

Escuchar el audio de un niño llorando y de una maestra jardinera gritándole con virulencia genera conmoción. Tras la reproducción viral de la situación que se generó en el jardín Dulzura, situado en Malvinas 444 de Paraná y que depende de la escuela Nº 8 Juan Martín Pueyrredón, la docente fue apartada de su cargo. No obstante, más allá de que se trató de un hecho aislado, muchas veces el efecto inmediato luego de un episodio de esta magnitud, en la que un chico es agredido verbalmente por quien está a su cuidado en un contexto institucional, provoca en los padres dudas y planteos acerca de cómo evitar que sus hijos puedan quedar expuestos a una instancia como esta y cómo elegir una institución que les brinde la confianza necesaria.


En este marco, Marta Muchiutti, directora de Educación Inicial del Consejo General de Educación (CGE), subrayó: "La formación docente en nuestro país tiene una tradición que ha sido modelo para muchos y estos episodios lo que hacen es movilizar mucho el conjunto de quienes están involucrados en el sistema educativo en el término de protección de derechos como primera consigna".


A su vez Muchiutti, quien tiene una amplia formación en este tema y anteriormente fue directora de nivel Inicial en el Ministerio de Educación de la Nación, hizo referencia a la importancia de forjar una instancia de confianza entre las familias y las escuelas donde los chicos concurren a nivel Inicial: "En esta etapa de los niños tan pequeños creo que se establece con las familias el pacto de confianza, que realmente lleva un tiempo de acuerdos mutuos y de conocimiento recíproco. En el grupo de pares los nenes se encuentran con otros nenes, que son iguales pero diferentes, y se encuentran las familias con otras familias, en una situación similar pero cada uno aportando sus propias historias, sus propias tradicionales familiares y culturales. Ahí la escuela sigue siendo el mayor lugar de encuentro y creemos que sostener eso es una de las cuestiones más importantes en nuestro trabajo".


"En Entre Ríos son 40.000 niños los que asisten a los jardines y hay 2.000 maestras trabajando todos los días y haciendo que el paso de cada chico por el jardín sea algo que marque una diferencia, sea un momento en que puedan sentirse absolutamente respetados y reconocidos, con las estrategias en torno a lo lúdico pero también a lo que tiene que ver con las nuevas tecnologías de la comunicación y de la información. Pretendemos respuestas innovadoras ante estos aspectos", afirmó.



--> LEER MÁS --> Maltrato en el jardín Dulzura: "La madre está en su derecho de hacer la denuncia", dijo la directora de la escuela




Hacia una necesaria formación



Consultada sobre el tema la psicopedagoga Sonia Herlein destacó a UNO: "Cuando alguien trabaja con personas se ponen en interjuego distintas cosas, como los propios deseos y ganas, y los deseos y las ganas del otro, y se debe tener respeto hacia ese persona con la que se está trabajando. La formación para trabajar con niños es indispensable, no solo en el caso de las maestras jardineras sino también en el de las auxiliares". En este sentido, resaltó que quien dirige una institución de estas características debe preservar a los chicos y acompañar a las docentes en la tarea si advierte que no están debidamente capacitadas. "Hay que ver en este caso si esta persona con la que pasó esto estaba capacitada o no. Todos podemos tener un mal día y la directora de la institución (jardín Dulzura) dijo no saber qué le pasaba a la maestra, pero más allá de lo que a uno le pase personalmente tiene que saber que está trabajando con personas, participando de la formación de este niño como persona y como futuro ciudadano", dijo.


Por otra parte, señaló que son los adultos quienes eligen la institución a la que van los chicos y que son los primeros que deben transmitirles confianza, ya que si el niño percibe que el padre o la madre no están conformes con el jardín, por más que no lo manifiesten, les transfieren una inseguridad. Al respecto, expresó: "Los chicos no eligen ir al jardín. Si los padres dejan a un niño en una institución que no les gusta porque no consiguieron banco en otra escuela o porque se tienen que ir a trabajar, aunque no lo pretendan le transfieren un sentimiento. Ese hilo conductor entre la mamá y el nene va más allá de las palabras". A su vez, sostuvo que en las instituciones se les debe brindar un recibimiento acogedor a los niños: "Los padres tienen que transmitirles seguridad, y en el jardín deben brindarles un recibimiento acogedor para tranquilizarlo, haciéndoles entender que la mamá lo dejó con confianza en esa docente y que ella lo va a tratar bien, compartiendo juegos hasta que su mamá vuelva a buscarlo".


Un espacio con una función socializadora


La psicopedagoga Sonia Herlein destacó la importancia que tiene el jardín de infantes en la vida de un niño y dijo a UNO: "Tiene una importancia fundamental en la sociabilización, ya que es el primer paso, escalón y contacto que tiene con otros chicos. Si bien las condiciones pedagógicas del jardín de infantes son desestructuradas, como si todo es a base del juego, existe una estructura en sí en la que los niños van a un lugar fuera de su casa, cumplen un horario y están con un otro que no es su mamá".


La especialista indicó que en este ámbito los chicos aprenden a esperar y a establecer tiempos, como por ejemplo para comer o jugar. "Esto es muy importante porque es nuestra inclusión en lo que es sistematizado, ya que la vida es sistematizada y el ser humano tienen que tratar de sistematizarse, dentro de sus características propias, ya que hay personas que son más libres o más desestructuradas".


En tanto, Marta Muchiutti, directora de Educación Inicial del CGE, indicó que en su función de atender una demanda de la población de más educación, la escuela tiene la particularidad de generar un encuentro entre grupos de pares: "Hablamos de un grupo de niños de la misma edad que aún siendo iguales son diferentes. En su ingreso al sistema educativo a partir del jardín de infantes es que se aprende a convivir. La socialización para nosotros no es de cualquier modo, sino por el conocimiento y hace que el paso de los chicos por el jardín sea único e irrepetible y estamos poniendo mucho esfuerzo en que sea de excelencia", sostuvo, y agregó: "Seguimos insistiendo en que la educación inicial es una unidad pedagógica organizativa institucional que va desde que los niños están en condiciones de acceder a instituciones escolares, obligatorias y también en los tramos no obligatorios".


En referencia a la formación de los docentes, expresó: "Hay una exigencia del título habilitante, que es otorgado por los institutos de formación docente, que son libres, gratuitos y abiertos. Los institutos han modificado sus currículas para hacer más extensa la duración en horas y en profundización de contenidos".


"La Provincia cuenta con un currículum aprobado, con un diseño curricular que establece cuáles son las pautas de trabajo. En este último tiempo hemos tenido actividades en conjunto con docentes de toda la provincia para actualizar y poner al día cuáles son las situaciones más complejas que hoy tocan a cualquier docente en cualquiera de los niveles. En ese sentido creo que hay que ponerle ahí una mirada muy especial a lo que significan los equipos. Al momento de trabajar, los maestros no están solos, sino en una institución, acompañados por las familias, por otros colegas", remarcó.


Comentarios