Todos los caminos conducen a Adolfo Argentino Golz

Semblantes y recuerdos de quienes conocieron al hombre que podía convertir las anécdotas en cuentos y los abrazos en recuerdos: Adolfo Argentino Golz
8 de agosto 2020 · 08:48hs

Por Carlos Saboldelli

Recorrer la historia, la humanidad y personalidad de Adolfo Argentino Golz puede llegar a ser una labor interminable y bella. A lo largo de sus 90 años resultó el testigo de casi todos los hechos y sucesos del Siglo XX transformándose en un testigo nato de ello. Nada mejor para la pasión endovenosa de Golz: el periodismo. Indudablemente curioso por naturaleza, su anecdotario era interminable. Desde haber conocido a Hitler hasta su expedición a la Antártida, o sus diálogos personalizados con el Presidente Juan Domingo Perón pasando por el atleta Raúl Ibarra, la presencia de Fangio o las entrevistas a Jorge Luis Borges, su entrañable amistad con José María Díaz y tantas y tantas más.

Transmisiones piratas de fútbol: advierten por riesgos de hackeo.

¿Cuáles son los riesgos de ver partidos de fútbol por transmisiones piratas online?

El Banco Entre Ríos anunció una alianza con diez Complejos Termales de la provincia, a través del cual se ofrecen beneficios exclusivos para visitar las termas.

Beneficios en termas con tarjetas de crédito de Banco Entre Ríos

Su habilidad para manejar la empatía resulta al menos admirable, porque su capacidad de personalizar cada conversación y además alimentarla en base a comentarios, recortes de diarios, anécdotas y hasta chistes deberá dejar de ser coloquial para transformarse en proverbial Aun así, es este un intento por conformar esa base de afectos y por ello, una aleatoria convocatoria a quienes hubieron conocido a don Adolfo Argentino Golz. Seguramente será un pecado de brevedad. Pero si será representativo de la amplísima gama de valores y amistades de Don Adolfo Argentino. Como dice el título un artesano de las empatías capaz de convertir las anécdotas en cuentos, los abrazos en recuerdos y las ausencias en homenajes. Como este, breve e inconcluso, que es apenas uno de los tantos merecidos por el inolvidable maestro.

Golz

Épico

Por Ricardo Jaimovich / humorista

A veces recordamos a las personas por diferentes motivos. Yo no sé exactamente como recordarlo a Adolfo Argentino Golz. Quizás lo quiero recordar como mi padre, que no lo escuché demasiado cuando me daba consejos. O quizás lo veo como un caballero de palabras algo perdidas, algo inciertas, antiguas y a su vez, novedosas. Como sus libros. Viajero. Y él. Aventurero, te tomaba del brazo, te charlaba y pensaba. En la calle de Paraná, casi siempre. Lo veo como esas personas que no tienen tiempo pero si lugar. Uno definido. El de la esquina. Cualquiera de nuestra ciudad. El del encuentro. No te dejaba palabra para que escuches. Su rostro cándido y con pergaminos encima, era un escrito en sí mismo. Quizás hay palabras que se personifican. Para mí es épico. El que va y transmite cultura, el que escribe en su máquina de sueños inciertos, el del humor cotidiano, el de sus camisas legendarias, el de su andar contundente lidiando batallas ancestrales. No lo sé exactamente. Creo que algunas baldosas están escritas por él. Estos seguro que ahora las pueden leer entre calle Italia y Bavio. O quizás en alguna mirada perdida, como si no te estuviera viendo tan profundo como vos crees. Quizás te esté leyendo en estos momentos. Esto quizás, sea solo una crónica de un pedazo de nave que sigue viajando en el universo de las palabras, para nunca más aburrirte. Hasta siempre Maestro.

Sus cosas

Por Luis Bourband/ artista

Extrañaremos su voz del “¡Pasá! ¡Está abierto!” de su casa de calle Italia. El franquear su garage, el viejo Renault utilizado para ordenar sus artículos y suplementos, sobre su capó. Su recibidor abarrotado de trofeos, distinciones y recuerdos, su sillón con el escudo de Boca, su música clásica y su permanente mención de su ídolo: el comisario Montalbano, su serie favorita, después de haber abandonado al detective Poirot. El listado de amigos que lo saludaban para su cumpleaños prolijamente dispuesto al lado del teléfono junto a la lapicera, por si llamaba alguien más. Su llamado para avisar que jugaba Racing y el mío para felicitar si ganaba Boca o consolarlo si perdía. El cuento o el chiste que, inevitablemente, remataba al final de cada llamada o visita. Su pasión por los dulces. El recipiente que le preparaba María con un trozo de torta de alguna celebración y que él devolvía con alguna sorpresa, nunca vacío. Era el primero que saludaba en los cumpleaños, bien temprano. Y alertaba por los demás cumpleaños. Su itinerario por diferentes domicilios amigos, dejando diarios, revistas, suplementos, que recibía y compartía. Sus anotaciones de puño y letra con mención del número de página de un artículo, en mi caso, de arte. Su andar cansino y su cuerpo de los últimos tiempos, cada vez más inclinado. Se dice que la familia no se elige, pero como hijos únicos ambos, Adolfo decidió un día que seríamos hermanos. Y así fue.

adolfo argentino golz.jpg

Incansable

Por Claudio Cañete/ periodista

Cuando pienso en Adolfo, pienso en una palabra que de cierta manera explica todas sus cualidades de gran y buena persona. Esa palabra es: incansable. Incansable como amigo fiel y maestro generoso de cuanta persona recurriera a su vasta sabiduría, producto de su experiencia. Una referencia para la consulta, por ser testigo y cronista de su tiempo. La verdad… en estos días hablar de él en tiempo pasado cuesta mucho, casi es inadmisible. Lo tengo presente con la alegría de todas sus enseñanzas... Una de sus frases (y gran verdad) lo mantendrá vigente: “Un periodista no tiene fecha de vencimiento”.

Un lunes 11 de junio por la noche de 2018, en la Sociedad Italiana de Paraná brindó una disertación titulada “Aquel periodismo de ayer”, donde dejó testimonio claro y lúcido de que fue testigo y protagonista del periodismo local y su evolución en el Siglo XX; dio una clase. Ante quienes fuimos los asistentes a esa reunión proyectó portadas de diarios, revistas, libros y documentos que nos hicieron viajar en el tiempo y redescubrirnos. Eso hacía, compartía todo lo que había transitado, muchas veces recibiendo a los jóvenes periodistas y estudiantes en su propia casa para ayudarlos en sus primeros pasos, brindando un enfoque distinto. Siempre regalando un toque de humor e ironía en algunos comentarios cuando quería invitar a su interlocutor a que ponga la mirada más atenta sobre cosas que no estaban bien o que pasaban injustamente desapercibidas. Siempre incansable cruzando todos los días las calles de Paraná. Su presencia está en el desafío de tomar la posta de lo que tanto predicó: compartir la pasión que los oficios terrestres nos han dado en un camino, un camino que solo se hace con el tiempo y esto tan de Adolfo… de no parar nunca.

Como buen escritor, Golz es un ferviente lector. (Foto UNO/Mateo Oviedo)
Como buen escritor, Golz es un ferviente lector. (Foto UNO/Mateo Oviedo)
Como buen escritor, Golz es un ferviente lector. (Foto UNO/Mateo Oviedo)

La partida

Por Rubén Clavenzani/artista

Por las mañanas, solía salir temprano de su casa libro o, casa diario o, casa revista o, casa disco o, casa hemeroteca o, casa de la ayuda al estudiante, al investigador... o, mejor; todas esas casas juntas y otras más. Con gorra acorde a las temperaturas extremas o, si el clima acompañaba; exhibiendo su calva y lunar identitario, como lo definió al que lucía en la frontera de su pómulo izquierdo. Emprendía recorridas hacia puntos fijos y otros. Llevaba un portafolios “galera” de donde sacaba, casi como un pase de magia, el artículo subrayado de El Diario u otro al Receptor previsto, como así también, al eventual a quien sorprendía regalando el texto justo de su autoría, de Juan L., de José María Díaz, de Marcelino Román, de María Esther de Miguel, o una receta de cocina.

Saludador serial a mano alzada, o con besos y abrazos según la distancia, es que si no poseía escrito alguno; iba el cuento breve fino, o algo grueso que te alegraba la jornada. No concebía discurso, o esa suerte de alocuciones que ficcionaba, sin humor; sin embargo, sus carcajadas extremas las traducía en su mirada brillosa, en un secuenciado subir y bajar de hombros, y en la mueca que dibujaba un ligero zig zag en sus labios. Así expresaba la risa, sin estridencias, como sus enojos; sin gritos ni exabruptos, un abrir intenso de ojos, firulete de cejas y asunto terminado. Respeto, perseverancia, observación, honestidad; son algunos términos que identifican al periodista y escritor que pudo perpetuar parte de su vasta experiencia de vida en formas gráficas, radiales, televisivas y, pese a algunas resistencias, mediante las que el éter ofrece a través de sus nuevos vehículos.

Ver comentarios

Lo último

Urdinarrain, entre los ocho pueblos argentinos que compiten por ser el mejor del mundo

Urdinarrain, entre los ocho pueblos argentinos que compiten por ser el mejor del mundo

Ciudad de Buenos Aires: orden en las calles, tecnología y 80 detenidos por día

Ciudad de Buenos Aires: orden en las calles, tecnología y 80 detenidos por día

Dante Molina: Los entrenadores se entusiasman con venir a Patronato

Dante Molina: "Los entrenadores se entusiasman con venir a Patronato"

Ultimo Momento
Urdinarrain, entre los ocho pueblos argentinos que compiten por ser el mejor del mundo

Urdinarrain, entre los ocho pueblos argentinos que compiten por ser el mejor del mundo

Ciudad de Buenos Aires: orden en las calles, tecnología y 80 detenidos por día

Ciudad de Buenos Aires: orden en las calles, tecnología y 80 detenidos por día

Dante Molina: Los entrenadores se entusiasman con venir a Patronato

Dante Molina: "Los entrenadores se entusiasman con venir a Patronato"

Boca venció a Trinidense en Asunción gracias a un golazo de Cavani

Boca venció a Trinidense en Asunción gracias a un golazo de Cavani

Preocupa el robo de tapas de cloacas en Paraná

Preocupa el robo de tapas de cloacas en Paraná

Policiales
Preocupa el robo de tapas de cloacas en Paraná

Preocupa el robo de tapas de cloacas en Paraná

Le dejó cocaína tras una visita a la cárcel de Concordia

Le dejó cocaína tras una visita a la cárcel de Concordia

Abuso sexual infantil: allanaron en Entre Ríos y otras provincias

Abuso sexual infantil: allanaron en Entre Ríos y otras provincias

Viralizó un audio de WhatsApp falso y la Justicia la hizo desmentirlo

Viralizó un audio de WhatsApp falso y la Justicia la hizo desmentirlo

Paraná: aceptó 10 años de cárcel el joven que mató a un trabajador

Paraná: aceptó 10 años de cárcel el joven que mató a un trabajador

Ovación
Boca venció a Trinidense en Asunción gracias a un golazo de Cavani

Boca venció a Trinidense en Asunción gracias a un golazo de Cavani

Talleres, el primer argentino clasificado a octavos de la Libertadores

Talleres, el primer argentino clasificado a octavos de la Libertadores

Agónica remontada del Real Madrid para clasificar a la final

Agónica remontada del Real Madrid para clasificar a la final

Colón le ganó a Los Andes y sigue en la Copa Argentina

Colón le ganó a Los Andes y sigue en la Copa Argentina

En Concordia este fin de semana habrá rugido motor

En Concordia este fin de semana habrá rugido motor

La provincia
Rogelio Frigerio lanzó el Programa Entre Ríos te Cuida

Rogelio Frigerio lanzó el Programa Entre Ríos te Cuida

El gobierno entrerriano no descontará el día de paro general

El gobierno entrerriano no descontará el día de paro general

Viviendas: monitorean el avance de obras en Santa Elena y La Paz

Viviendas: monitorean el avance de obras en Santa Elena y La Paz

UCR le pide a la senadora Olalla que no acompañe algunos puntos de la Ley Bases

UCR le pide a la senadora Olalla que no acompañe algunos puntos de la Ley Bases

Dañaron una isla de Victoria y deberán plantar árboles

Dañaron una isla de Victoria y deberán plantar árboles

Dejanos tu comentario