Secciones
Multisectorial

A 20 años de la Multisectorial que hizo temblar al gobierno

En esta segunda nota sobre las dos décadas de la gran crisis, un repaso histórico y un análisis sobre la Multisectorial popular de la que habló el país

Miércoles 26 de Mayo de 2021

Multisectorial es un término de la política utilizado para referir la unidad de distintos sectores tras un fin en común, desde una convocatoria para una interna partidaria hasta el reclamo por o contra los planes de gobierno en el país. En Entre Ríos, tuvo su máxima expresión hace 20 años, cuando la provincia y el país ardían ante la crisis, la miseria y las políticas calamitosas del gobierno de Fernando De La Rúa y el ajuste financiero del gobernador Sergio Montiel. Con el antecedente de la Multisectorial de Derechos Humanos, inicialmente organizaciones gremiales y de desocupados, y luego otros sectores como jubilados, productores agropecuarios y pequeños empresarios, fueron conformando un órgano coordinador de acciones y reclamos hasta ser un poder casi paralelo al institucional.

A dos décadas de aquella gran crisis, en medio de otra cuyo fondo aún es desconocido pero con consecuencias similares, UNO continúa con esta segunda entrega, una serie de notas para recordar y reflexionar sobre aquel momento histórico.

En este caso, un repaso por el archivo periodístico da cuenta del proceso de la conformación de la Multisectorial y los alcances de sus medidas de protestas y posicionamientos.

A inicios de 2001 ya se palpitaba un año caliente, con las medidas de ajuste anunciadas por el ministro de Economía Ricardo López Murphy, contra las cuales se organizaban las primeras reuniones y protestas en Paraná: el 19 de marzo, en una reunión en la sede de la Asociación de Trabajadores del Estado, este y otros gremios como UTA, camioneros, empleados de la DGI, trabajadores no docentes de las universidades nacionales, Sadop, trabajadores rurales, docentes de la enseñanza técnica, sindicato argentino de televisión, trabajadores de prensa, trabajadores del Pami, UTI, UOMA, molineros argentinos, municipales de Crespo y las delegaciones de UATRE, dragado y balizamiento, trabajadores de la industria lechera, entre otros, convocaban a un paro. Al día siguiente, desocupados de la Corriente Clasista y Combativa cortaban calle España reclamando un subsidio de 360 pesos y denunciando que no llegaba la ayuda alimentaria a los barrios de Paraná.

Multisectorial 20 años.jpg
La Multisectorial tuvo una gran amplitud y puso en jaque al gobierno de Montiel en plena crisis del 2001 y 2002.

La Multisectorial tuvo una gran amplitud y puso en jaque al gobierno de Montiel en plena crisis del 2001 y 2002.

A mediados de año, tras anunciarse el séptimo ajuste en los primeros seis meses de 2001 del gobierno de la Alianza, los gremios volvían a rechazar la política de De la Rúa y advertían que colocaban al país “al borde de un estallido social. En Paraná, una voz sindical comenzaba a hacerse más fuerte: “El campo popular debe buscar una unidad ante esta ofensiva. El discurso del presidente es escalofriante cuando admite la dependencia económica del país”, señalaba a UNO Edgardo Massarotti, secretario general de ATE. El 17 de julio la Multisectorial convocaba a un paro y movilización, reclamando la renuncia del flamante ministro de Economía de la Nación, Domingo Cavallo.

Las protestas se iban extendiendo en toda la provincia, con un ícono de la lucha social de aquellos días como fue la carpa de productores ubicada en el acceso a Chajarí. El 27 de julio una reunión conformó la multisectorial de esa región, con la Federación del Transporte de Automotores de Carga de Entre Ríos, municipales, Agmer, el Sindicato de Empleados de la Fruta, la Unión de Obreros de la Construcción (Uocra), el Centro de Empleados de Comercio (CEC) y el Centro de Actividades Económicas de Chajarí (Caech), entre otras entidades. Héctor Toller, titular de la Asociación del Citrus de Federación, dijo a UNO tras aquella reunión: “Coincidimos acerca de la gran crisis que soportan la citricultura, el arroz y la madera; los tres pilares que sostienen la economía en la zona”.

Pocos días después, el mismo camino iban a seguir en Concepción del Uruguay en lo que llamaron un “cabildo abierto”. “La situación que se vive es desesperante”, aseguraba un dirigente de gremial y se anunciaba un corte de la ruta nacional 14. El 9 de agosto, Nogoyá, Uruguay y Chajarí fueron los centros de las protestas que se extendían en la provincia. A mediados de ese mes, una huelga de 72 horas paralizaba el país y en Paraná la Multisectorial aportaba al programa de reclamos su rechazo a los recortes salariales, al pago del aguinaldo en cuotas y a la por entonces “posible aplicación de bonos”.

La ciudad de La Paz también tenía su propia Multisectorial, donde diferentes entidades marcaban sus necesidades a la Municipalidad y al Consejo Deliberante, en una localidad que iba a quedar quebrada pocos meses después.

A inicios de octubre, tomaba más forma la organización en Paraná, donde se difundió un documento conjunto con críticas al gobierno de Montiel: “No se puede hablar de educación ni pensar en el aprendizaje y en la enseñanza con un sujeto que sufre todas estas problemáticas en esta angustiante situación social”, decía la titular de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), Beatriz Montaldo. También tomaba forma el programa político de la multisectorial, con proyectos de declaración de la emergencia social, una ley “que priorice los salarios y jubilaciones, el empleo, el aporte a la obra social” y una declaración de emergencia sanitaria ante las penurias que se vivían en los hospitales.

Concordia entraba en escena a inicios de noviembre de 2001, con una masiva movilización por la ruta 14, a lo largo de 10 kilómetros, integrada inclusive por Hernán Orduna, el intendente de la localidad que por aquel entonces ya era emblema de la pobreza en el país. Las distintas organizaciones gremiales y politicas qe se reunieron también llamaron multisectorial a ese espacio. Aunque otros que denunciaban que estaban allí muchos de los responsables de la situación social que se vivía, como ATE y Agmer de Concordia, se apartaron del mismo.

En el norte entrerriano también se conformaba la Multisectorial de Federal, que a lo largo de aquel penúltimo mes de 2001 cortó dos veces la ruta nacional 127. En particular, las medidas fueron impulsadas al principio por trabajadores de referentes católicos de escuelas públicas de gestión privada, como una del Colegio Divina Providencia ubicada en El Cimarrón y Gabriel Dri, cura párroco de Federal. A ellos se fueron plegando representantes de sindicatos y otras fuerzas vivas de la zona.

El 23 de noviembre la crisis no daba tregua, y Chajarí iba a ser sede de una reunión donde se conformó la “Multuisectorial de Entre Ríos”. Desde la carpa a la vera de la ruta 14, se emitió un documento de 20 puntos que exigía la redefinición del modelo económico vigente en la Argentina. Entre otros, estuvieron las multisectoriales de Chajarí, Federación, Concordia, Paraná, Hasenkamp, Federal, Conscripto Bernardi y Gualeguaychú.

Con este nivel de organización se llegó a la pueblada nacional que derrocó al gobierno de De la Rúa el 20 de diciembre, e hirió de gravedad a Montiel. En Paraná la represión policial dejó tres asesinatos: Romina Iturain, Eloísa Paniagua y José Daniel Rodríguez. Estos nombres fueron la bandera principal de la Multisectorial en reclamo de justicia que llegó apenas con un cabo condenado por uno de los crímenes, y la impunidad para los autores de otros dos, así como para los responsables políticos.

A lo largo de 2002, la Multisectorial fue un órgano de poder paralelo y tuvo contra las cuerdas al gobierno provincial. Tenía un programa político propio y hasta llegó a tener instancias de negociación con el gobierno nacional, que ya estaba a cargo de Eduardo Duhalde. Por ejemplo, en noviembre una comisión de referentes fue recibida por el ministro del Interior, Jorge Matzkin. Y fue la impulsora del juicio político a Montiel, que iba a fracasar tras un papelón legislativo. Las movilizaciones multitudinarias, tensionadas siempre por la amenaza de represión, eran noticia en el país y contaban con la participación de dirigentes nacionales: “Vengo profundamente orgullosa de estar con el pueblo de Entre Ríos, que es un ejemplo nacional de resistencia, que es un ejemplo nacional de organización”, decía la primera oradora del acto del 30 de agosto, Marta Maffei, titular de la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera).

En diciembre de 2002, en el primer aniversario de la pueblada, la represión y las muertes, la Multisectorial de Entre Ríos se movilizó en Paraná con los rostros de Romina, Eloísa y José Daniel como emblemas del reclamo por Justicia, además de la exigencia del juicio político a Montiel y las demás peticiones sobre salarios, salud, educación y el flagelo de los bonos federales que menguaban los ingresos.

Al año siguiente, el calendario electoral iba a ir dividiendo a los sectores que integraban aquella organización y, tras la asunción de Néstor Kirchner como presidente y luego de Jorge Busti como gobernador, la historia sería otra, y el poder de la Multisectorial disminuyó.

“Visos de poder político”

Un militante gremial que protagonizó aquellas jornadas, incluso desde años antes, es el actual secretario de Organización de ATE, Víctor Sartori, quien recuerda el antecedente que gestó aquella Multisectorial de 2001: “Esto nace en la década del 90, en la época de Mario Moine, que se llamaba Asamblea Multisectorial en Sefensa de Entre Ríos y su pueblo. Cuando vino el plan de ajuste de Cavallo, con el pacto fiscal de los gobernadores y el gobierno nacional, además de las privatizaciones (se privatizó Edersa, el Banco de Entre Ríos, también hubo despidos). El 21 de enero de 1993 fue una de las manifestaciones históricas a nivel provincial que se hizo frente a Casa de Gobierno, inmensa, después eso quedó latente, y tuvo que resurgir con todo en la época del 2.000”.

Esta nueva instancia de organización “involucró a sectores como transportistas, Federación Agraria, productores de Chajarí, hubo una comisión que viajó a Buenos Aires a pedirle al gobierno nacional fondos para Entre Ríos”, señala Sartori, y agrega: “También hubo en otros lados del país, con las empresas recuperadas por las fábricas que quedaron abandonadas con los obreros a su suerte, en la provincia de Santa Fe llegaron a poner un intendente como en Casilda. Acá no se alcanzó a eso pero se promovió el juicio político a Montiel que terminó fracasando”.

El dirigente de los estatales subraya que la Multisecotrial “inclusive planteaba una serie de puntos que era un programa de gobierno, para la producción, el régimen fiscal, el federalismo, la distribución de la riqueza”. Recuerda que en ese momento “crujía el gobierno de provincial, el atraso de sueldos que se pagaban en federales, que estaban por debajo del 50% respecto al peso, sobre todo en ciudades como Paraná que había mucha circulación”, y apuntó las consecuencias de la represión de diciembre: “El estallido del 2001 nos costó tres muertes, entre ellas de José Daniel Rodríguez que apareció debajo de unas cubiertas en el Parque Nuevo, que nunca se esclareció, para nosotros fue un ataque mafioso de la Policía, una día desapareció y una semana después apareció muerto tapado con cubiertas. En el descontrol de las fuerzas policiales el gobierno provincial les había soltado la mano para que pasaran esas cosas. Las muertes de Eloísa y de Romina fue eso, lo de José Daniel fue otra cosa, fue un secuestro seguido de muerte”.

Consultado acerca de lo que perdura hoy de aquella experiencia, Sartori sostiene: “Lo que ha quedado en la memoria colectiva es la importancia de las multisectoriales como elemento aglutianador de las fuerzas populares para pelear contra el ajuste. Acá en particular fue más avanzada porque esbozó una posibilidad, en el camino de una pueblada, con visos de poder político. ¿Qué quedó de eso? Dio también fuerza a otros movimientos multisectoriales también, como el que el año pasado entregó al gobierno provincial propuestas que tienen que ver con la producción, con la economía, con cuestiones fiscales, cómo enfrentar la crisis. Hay otros también como la multisectorial en defensa de la Caja de Jubilaciones”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario