Gustavo Bordet
Domingo 10 de Junio de 2018

Empieza el tironeo con los gobernadores por el ajuste

Tras acordar con el FMI, el gobierno nacional sondea a los mandatarios peronistas para que avalen el fuerte recorte en el presupuesto de 2019

El lanzamiento de un plan con medidas relacionadas al narcotráfico reunirá hoy a varios gobernadores en Buenos Aires. La oportunidad será seguramente motivo de sondeos acerca de su respaldo al recientemente anunciado acuerdo con el Fondo Monetario Internacional por 50.000 millones de dólares.

Sin tener mayores certezas sobre el contenido del acuerdo, los mandatarios provinciales peronistas le dieron el aval al gobierno nacional tras el pedido de la Casa Rosada, argumentando que su decisión es brindarle "herramientas" para cumplir la reducción del déficit. En el primer plano de esta postura se ubican Juan Schiaretti (Córdoba), Juan Manuel Urtubey (Salta), Domingo Peppo (Chaco), Sergio Uñac (San Juan), Gustavo Bordet (Entre Ríos) y Rosana Bertone (Tierra del Fuego). Los otros se dividen en críticos o cultores del perfil bajo a la hora de los apoyos.

Lo que une a todos es que no conocen mayormente el alcance del ajuste. Del acuerdo solo vieron los títulos, y eso es motivo de preocupación. "Como ocurrió con el Fondo del Conurbano, en estos temas sabemos que tenemos que negociar juntos porque individualmente perdemos", indicó el allegado a un mandatario del PJ al diario Clarín. No importa si la fuente es real o una licencia periodística, lo cierto es que se asegura que refleja el pensamiento de los gobernadores, a tal punto que se habla del resurgimiento de la Liga de Gobernadores.

Con este horizonte, algunos medios periodísticos porteños hablaron ayer de una "charla de ablande" que tendrían Macri (recién llegado de Canadá) y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, con los mandatarios provinciales.

El recorte quedará patentizado en el proyecto de presupuesto de 2019, que se discutiría en setiembre. Se espera que en el PJ se produzca un alineamiento más duradero de las posiciones de los gobernadores y de los legisladores nacionales de los bloques que comandan Pablo Kosiner y Miguel Ángel Pichetto, en Diputados y en el Senado. Esos legisladores serán clave para definir en el Presupuesto dónde serán los recortes.

En los últimos 10 días Frigerio se vio con ocho gobernadores. El ministro repite, casi en soledad, una tesis voluntarista: que el pacto con el FMI supone un colchón financiero para encarar un plan de desarrollo. "Hay que usar el acuerdo con el Fondo para apuntalar el crecimiento y discutir una agenda del desarrollo", dijo el ministro a los gobernadores con los que habló.

Los mandatarios dan por hecho que habrá un fuerte recorte en los fondos para obras públicas, y temen que se profundice el tijeretazo que se aplica mes a mes gradualmente en partidas para acción social.

"En esto tenemos que tener la responsabilidad, por un lado para dar garantías de que el gobierno pueda cumplir con un cometido de financiamiento; y por otro lado que no se perjudiquen los sectores más vulnerables de la población, como ocurrió otras veces con el Fondo Monetario", dijo Bordet el viernes. "Si la reducción del déficit fiscal se va a hacer recortando salarios o recortando jubilaciones, nosotros para nada estamos de acuerdo. No es ese el lugar donde hay que generar la reducción del déficit fiscal", consideró.

Otros gobernadores, como el cordobés Schiaretti, plantean que fueron invitados de piedra. "Yo no fui consultado ni para acudir al FMI, ni en la negociación con el organismo; esto es una responsabilidad exclusiva del Gobierno, del cual yo no formo parte. Por lo tanto, las consecuencias de este accionar son responsabilidad también exclusiva de la administración nacional", dijo el mandatario, pese a que es del club de los aliados a los que Macri gusta llamar "racionales". Los otros son los que están a favor de las "locuras".

Es obvio que nadie quiere estar en la foto de las noticias malas, del ajuste, del recorte. Pero el gobierno nacional les advierte que el que no esté en la discusión, dando un aval al procedimiento, puede resultar más perjudicado.

Comentarios