Secciones
Concepción del Uruguay

Una mujer fue asesinada y el femicida se suicidó: se apuñaló e intentó quemar la casa

Los cuerpos fueron hallados ayer en una vivienda del barrio San Isidro de Concepción del Uruguay. Esperan los resultados de la autopsia

Miércoles 18 de Septiembre de 2019

Susana Pereyra, de 35 años, fue asesinada en una vivienda de Concepción del Uruguay por parte de Eduardo Romero, de 50, quien se suicidó. La víctima del femicidio es la quinta mujer asesinada en cuatro días en Argentina, en una ola de crímenes de género que conmueve al país, con una estadística escalofriante: matan a una mujer cada 27 horas.

En horas de la mañana de ayer, un vecino de calle Las Grisinas y Urquiza, en La Histórica, observó que salía humo de uno de los departamentos de planta baja que están cerca de esa esquina. Avisó del hecho al dueño, que se lo alquilaba a un músico. Al llegar, el hombre rompió la puerta de una patada y llamó a la Policía.

Cuando llegaron los uniformados con los bomberos, entraron y detectaron un principio de incendio, que fue controlado. Había un fuerte olor a gas, por lo que cerraron las dos garrafas abiertas. También había un bidón con combustible ya derretido. Se evidenciaba una escena preparada para una explosión.

Al entrar en el dormitorio, observaron dos cuerpos sin vida en la cama. Por esto se hicieron presentes las autoridades de la Jefatura Departamental de Policía y de la Fiscalía. También llegó al lugar el médico forense Adrián Siemens.

Los efectivos de Criminalística trabajaron hasta casi las 15 levantando indicios, mientras que anoche estaba finalizando la autopsia de los cuerpos.

Según se informó a UNO, la hipótesis principal del hecho es que la mujer fue asesinada y luego el hombre se suicidó. Restaba determinar la mecánica de la muerte de Susana Pereyra, lo que iba a conocerse fehacientemente en la autopsia, mientras que respecto a Romero se constató que presentaba heridas de arma blanca en el abdomen, y había un cuchillo a su lado. Por lo tanto, se cree que el hombre habría asfixiado a la mujer y luego se quitó la vida con el arma blanca. A su vez, probablemente ambos se habrían intoxicado con monóxido de carbono, pero esto se podrá afirmar o descartar tras la autopsia y los análisis de anatomía patológica.

La confusión que era al principio la escena del crimen pudo aclararse con un elemento que daba cuenta de las circunstancias que rodearon ambas muertes. Romero había dejado una carta en la cual informaba la decisión, así como el destino de elementos que había dejado en el exterior de la vivienda.

Además, los investigadores están tratando de determinar qué tipo de relación mantenían la víctima y el asesino, es decir si se frecuentaban o si tenían un vínculo afectivo. Susana tenía tres hijos menores que quedaron huérfanos.

En tanto, el incendio no llegó a propagarse, lo cual podría haber derivado en un estrago, ya que la vivienda tiene varios departamentos linderos en los que viven familias.

Por otra parte, fuentes policiales desmintieron una versión que ayer había circulado, acerca de la detención de un hombre en la hipótesis de un doble homicidio.

Este crimen de género es el sexto femicidio ocurrido este año en Entre Ríos, y en tres de los casos los asesinos se suicidaron inmediatamente después.

144 placa-.png

FEMICIDIOS
En tanto, en cuatro días en Argentina fueron cinco los femicidios: Navila Garay, de 15 años, en Chascomús; Vanesa Caro, de 38, en Lomas de Zamora; Cecilia Burgat, de 42, en Santa Fe; y Cielo López, de 18, en Neuquén. Según las cifras del Observatorio de las Violencias de Género “Ahora que sí nos ven”, son más de 224 los asesinatos de mujeres este año el país.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario