Violencia de género
Lunes 01 de Octubre de 2018

Ultimátum para un hombre que incumplió la probation y volvió a golpear a su pareja

Acordó una pena de prisión condicional, cumplir con un tratamiento psicológico y hacer un taller sobre masculinidades violentas

La complejidad del abordaje judicial de los casos de violencia de género quedó plasmada en una causa que ayer tuvo su instancia de la presentación de un acuerdo de juicio abreviado. Un hombre de 39 años pactó con la Fiscalía cumplir dos años y medio de prisión condicional más reglas de conducta, por hechos delictivos que tuvieron como víctima a su pareja. La golpeó, la amenazó y hasta la mantuvo cautiva, en tres episodios. Entre el primero y el segundo tenía una probation que no cumplió.
El fiscal de la Unidad de Violencia de Género y Abuso Sexual, Leandro Dato, y el defensor Maximiliano Casey, presentaron ayer el acuerdo ante el juez de Garantías Mauricio Mayer. PSG reconoció ser autor de los delitos de Privación ilegítima de la libertad agravada, Lesiones leves doblemente agravadas calificadas, Daño y Amenazas, en contra de quien era su pareja y madre de su pequeña hija.
En la audiencia celebrada ayer al mediodía en los Tribunales de Paraná, se planteó, en primer lugar, la revocación de la suspensión de juicio a prueba con la que fue beneficiado el imputado el año pasado.
Resulta que el 6 de abril de 2017 sucedió el primer hecho violento, cuando el hombre golpeó a su pareja, cuando la mujer cursaba el último período de su embarazo. Tras la denuncia, lo imputaron por Lesiones leves calificadas y la causa derivó en una probation que el sujeto nunca cumplió. Es decir, nunca asistió a realizar las tareas comunitarias no remuneradas en una institución, y que debía cumplir durante un año.
Pero además, el 3 y el 24 de mayo de este año reincidió en otros dos violentos hechos contra la víctima. Primero, cuando iban en un auto, la acusó de tener otra pareja y la golpeó pese a que la mujer tenía el bebé en brazos, que cayó al piso del vehículo y resultó lesionada. Luego, el hombre condujo a alta velocidad hasta el Paraje La Virgen, donde mantuvo a su pareja y su hija cautivas hasta antes del amanecer.
Tres semanas después, volvió a acusarla de contactar a otros hombres por internet, por lo que le torció el brazo y partió la computadora de la mujer, alzó a la niña y se la llevó: "No la vas a ver más", la amenazó.
El abreviado consistió en la pena de dos años y seis meses de ejecución condicional, más el cumplimiento de normas de conducta, como por ejemplo continuar un tratamiento psicológico y psiquiátrico por su problemática violenta y realizar un taller en la órbita de la Subsecretaría de la Mujer de la Municipalidad donde se trate la cuestión de las masculinidades violentas.
El juez Mayer dará a conocer la resolución sobre este caso el jueves 4, cuando anunciará si homologa o no el acuerdo.
El imputado llegó ayer a Tribunales acompañado por la víctima, y la mujer esperó afuera del salón de audiencias. Las partes recordaron que en una entrevista que el imputado mantuvo con una operadora de la Subsecretaría de la Mujer de la Municipalidad durante la Investigación Penal Preparatoria, la mujer acompañó al hombre que la había golpeado en los tres episodios.
Dato manifestó que "es la ultimísima oportunidad que tiene el imputado", y remarcó que el hombre manifestó su voluntad de continuar un tratamiento psicológico y psiquiátrico.
Antes de finalizar la audiencia, Mayer hizo pasar a la víctima, le explicó el acuerdo y le preguntó si daba su consentimiento, a lo que respondió que sí.

Comentarios