Allanamientos
Viernes 05 de Octubre de 2018

Se robaron una embarcación entre sus propios familiares

La Justicia de Paraná ordenó el secuestro de una lancha que se la ubicó en una casa. Todo se inició con la división de bienes y reclamos cruzados entre el padre y sus hijos.

Por un problema familiar y de reclamos cruzados, es que la justicia de Paraná tuvo que intervenir en el pleito que terminó con el secuestro de una lancha que había sido denunciada como robada.

La causa iniciada por un joven y el padre derivó en un procedimiento en la vivienda de otro familiar. Por ello personal de la División Delitos Complejos dependiente de la Dirección de Inteligencia Criminal avanzó con el mandamiento judicial emitido por el Juzgado de Garantías a cargo de Mauricio Mayer.

Desde la Policía se informó a UNO que el dueño inicial de la lancha es un hombre de 60 años, muy popular en el mundo de las bailantas, quién tuvo algunos inconvenientes familiares.

Tras las denuncias, se dispuso el allanamiento y requisa domiciliaria de un inmueble sito en calle Intendente Brugo de esta ciudad, ocupado por un visitador médico, de 35 años de edad.

En la propiedad se logró secuestrar una lancha completa, compuesta de casco marca SEA MAX, modelo OPEN FISHING 460, motor marca POWER TEC, de 40 HP, con su correspondiente llave, comandos, batería, tanque de combustible y tráiler, por pesar sobre del mismo un pedido de secuestro a requerimiento de la Unidad Fiscal de Respuestas Rápidas a cargo de Erik Zencluzen.

Del operativo, también debió participar para garantizar la seguridad el Grupo de Infantería Adiestrada (GIA)

Comentarios