Homicidio
Lunes 11 de Junio de 2018

Se entregó "el Negro" Siboldi, liberaron a su hijo y hoy se presenta otro por una balacera

Un "peso pesado" de la zona oeste de Paraná será imputado por intento de homicidio, por haber herido de gravedad a un joven de 21 años

En horas de la mañana de ayer, Oscar Aníbal Siboldi, más conocido como Negro, se presentó en los Tribunales de Paraná junto a su abogado defensor, Alberto Roger Salvatelli, para ponerse a disposición de la fiscal Patricia Yedro, quien investiga el intento de asesinato de un joven el sábado a la madrugada en Paraná. El domingo habían detenido a un hijo suyo, Alexis, pero al parecer era inocente y a quien interesaba detener era Axel Siboldi. Este muchacho se entregará a la Justicia hoy a la mañana junto al mismo letrado.
Esta mañana serán citados a declaración como imputados, donde les endilgarán el hecho acontecido el sábado a la 1, en calles Ituzaingó y Colombia, en el límite de los barrios la Floresta y Humito, de la capital provincial.
El hecho tiene dos episodios. El primero, cuando pasan en una moto dos jóvenes, en teoría un hijo de Siboldi y un muchacho de apellido González, y son atacados a balazos por parte de un grupo de jóvenes. González sufrió una herida en una pierna, por la cual ya está fuera de peligro.
Poco después llegó al lugar Oscar Siboldi, acompañado por un hijo y otro hombre aún no identificado, y se encontró con quienes serían soldaditos de un vendedor de droga de la zona. Preguntó quién había sido el que le disparó a su hijo y el otro joven. Cuando lo identificó, sacó un arma de grueso calibre y le efectuó un disparo en el pecho a Brian Francisco Farías, de 21 años. Luego se le acercó otro hombre, Carlos Sánchez, de 45 años, quien le habría hablado con cierto sarcasmo. Esta actitud no le habría gustado al Negro, quien le disparó en una pierna. La herida fue grave pero no reviste riesgo para su vida.
En tanto, Farías se encuentra internado en la Unidad de Terapia Intensiva del hospital San Martín, en grave estado.
La División Homicidios, a cargo de la investigación del hecho, bajo directivas de la fiscal Patricia Yedro, habló con testigos que señalaron al autor de la agresión y a uno de sus hijos. De este modo, se ordenó la detención de los dos identificados. Primero, detuvieron a Alexis Siboldi, de 23 años, y ayer a la mañana se entregó su padre Oscar. Al parecer, según informaron fuentes judiciales, habría un cambio en alguna declaración que desvincularon a Alexis del hecho e implicaron a Axel, otro de los hijos del principal acusado.
Hoy serán imputados por le delito de Homicidio en grado de tentativa. Luego se definirá la situación de ambos, si van a la cárcel con prisión preventiva, por cuántos días, o qué otra medida cautelar se les impondrá para preservar la investigación.

Pasado y presente
No será la primera vez que Oscar Siboldi pise la cárcel, y desde hace mucho tiempo se lo vincula al ambiente del hampa. Tal como informó UNO en un informe en septiembre del año pasado, hay quienes recuerdan que en los años 90 trabajaba de mozo en la barra de Quequén, el prostíbulo de avenida Almafuerte que luego fue clausurado. También se lo mencionó con el dueño del bar El Sitio, que funcionaba en calle Galán y Los Jacarandaes, donde el hombre que regenteaba el lugar fue condenado por explotación sexual de dos menores de 13 y 14 años.
A Siboldi también se lo ubicaba como ladero de Daniel Tavi Celis, el narcotraficante preso y recientemente imputado junto al intendente Sergio Varisco. Hace un tiempo, al hombre del barrio Paraná XVI que dice ser carpintero, oficio que aprendió en la Unidad Penal N° 1, se lo señala como un "peso pesado" en la zona oeste de la ciudad, y que ha crecido notablemente desde la caída de otros peces gordos del narcotráfico paranaense.
Se han observado sus movimientos sospechosos tanto en la zona de Bajada Grande, como en la zona ribereña del Volcadero.
Desde hace un tiempo, parecía haber una especie de acuerdo tácito entre los dueños del narco local, de no dirimir todas las diferencias a los tiros, debido a que la violencia hace tener a la Justicia muy cerca. Sin embargo, cuando los problemas entre ellos se tensan, las balas pasan a ser el medio para resolverlos. Todos tienen sus soldaditos, quienes son los que generalmente disparan o ponen el cuerpo a las balas.
Este fin de semana, al parecer según los testimonios de la causa que se investiga en la Fiscalía, el mismo Siboldi fue en persona a saldar cuentas por el ataque sufrido por uno de sus hijos momentos antes. Pero no fue un hecho aislado, ya que hace varias semanas que la violencia viene creciendo en distintas zonas de Paraná.

Comentarios