Juicio
Lunes 04 de Diciembre de 2017

Saber cómo estaba la luz del semáforo será la clave en el juicio por un choque fatal

El imputado dijo que iba con onda verde, un testigo afirmó lo contrario y policías sostuvieron que estaba intermitente

En la peor época de muertes de motociclistas en Paraná, se produjo una tragedia vial que sigue sin una resolución en la Justicia. Terminaba mayo de 2013 cuando una camioneta embistió una moto en el cruce de avenida Circunvalación y calle Francia. Jonathan López falleció un día después por las heridas sufridas en la cabeza por no haber llevado el casco colocado. Pero la responsabilidad central del siniestro no quedó clara, por lo que el conductor de la camioneta fue imputado y desde hoy será juzgado en Tribunales.
La muerte del adolescente de 16 años era la número 90 hasta el momento en ese año, que iba a terminar con un total de 199 fallecimientos, uno cada 44 horas. Al año siguiente se iban a implementar los controles de tránsito por parte de la Policía lo que hizo bajar la cifra.
El hecho se produjo alrededor de las 18.40 del martes 28 de mayo, en la mencionada intersección. Una camioneta Toyota Hilux 3.0 colisionó con la moto Corven Energy de 110 cc. El vehículo de mayor porte era conducido por Alberto Wagner, de 49 años, quien iba acompañado de su pareja, ambos domiciliados en la ciudad de Crespo; mientras que la moto era guiada por el menor de 16 años, domiciliado en República Dominicana del barrio Tiro Federal de la capital provincial.
El motociclista no llevaba el casco reglamentario, por lo cual se vio severamente afectado tras golpear con su cabeza contra el asfalto. Tras la llegada de la ambulancia al lugar del accidente, el chico fue trasladado de urgencia al hospital San Martín, donde lo internaron en la Unidad de Terapia Intensiva. Alrededor de las 22 del día siguiente, al no soportar las heridas padecidas, falleció.
Las pericias accidentológicas del siniestro vial arrojaron que ambos vehículos circulaban a una velocidad importante y que el impacto se produjo entre la parte frontal de la camioneta y el lateral izquierdo de la moto. Sin embargo, lo fundamental para establecer las responsabilidades en el hecho iba a ser el semáforo ubicado en la intersección de ambas arterias. Y sobre esto hay versiones encontradas.
El conductor de la camioneta sostuvo que circulaba en la onda verde de la Circunvalación. Un amigo de la víctima aseguró que la luz verde la tenía el motociclista. Los policías que llegaron al lugar del hecho, dijeron que el semáforo estaba con la luz amarilla intermitente. En tanto que varios vecinos manifestaron que el semáforo no funcionaba desde hacía un tiempo, lo que había motivado reclamos por el peligro que esto representaba.
Desde hoy a la mañana, ante el Tribunal presidido por Pablo Vírgala, comenzarán las declaraciones testimoniales para intentar determinar si Wagner tuvo responsabilidad en el hecho. Está procesado por el delito de Homicidio culposo, que tiene una pena de entre dos y cinco años de prisión.

Comentarios