Secciones
Caso Gonzalo Calleja

Prorrogaron la preventiva en la cárcel para Ezequiel Morato

Ezequiel Morato, el único detenido por el asesinato del contador Gonzalo Calleja ocurrido en Paraná, seguirá bajo prisión preventiva en la cárcel por 45 días.

Miércoles 03 de Noviembre de 2021

El juez de Garantías, Juan Carlín, dispuso este miércoles que Ezequiel Morato, el único detenido por el asesinato del contador Gonzalo Calleja, pase 45 días bajo arresto preventivo en la unidad penal de Paraná. El 17 de diciembre vence la medida de coerción que podría ser prorrogada en caso que el legajo no sea elevado a juicio por fiscalía. La audiencia se celebró en el salón 1 de los Tribunales de Paraná.

UNO retransmitió en VIVO

Embed

El Ministerio Público Fiscal representando por el fiscal Santiago Alfieri solicitó una prórroga de 180 días de arresto preventivo. En tanto que la querella a cargo de Iván Vernengo y Damián Petenatti acompañaron el pedido de encierro.

Por su parte, los defensores Eduardo Gerard y Marcelo Franco pidieron que la medida de coerción se cumpla en la casa de la madre de Morato, con dispositivo eléctrico de control.

Alfieri aseguró que la investigación no está terminada porque hay más participantes en el hecho. .

A su vez, Petenatti acompañó el planteo de fiscalía. Sostuvo que se está investigando un homicidio calificado. Además habló que existe miedo de los testigos y que hay peligro de fuga.

LEER MÁS: Causa Calleja: audiencia de prórroga de prisión del imputado Ezequiel Morato

El juez Carlín sostuvo en su resolución que "las pruebas claramente vinculan a Morato con el hecho investigado", y añadió: "hay claros hechos que prueban un riesgo procesal de entorpecimiento de la causa". El magistrado relató que esconder el auto y hacer desparecer el celular de él y de Calleja entre otras pruebas es un claro indicio de intentar entorpecer la investigación.

Juez de Garantias Juan Carlin - Caso Calleja.jpeg

En ese orden para Carlín hay riesgo de fuga: "hay vinculaciones demostradas por Morato con determinadas personas que manejan dinero y a las cuales se le ha encontrado estupefacientes", y agregó: "también surgiría de las pericias telefónica los contactos que tiene (Morato) y las diversas transacciones en la que él mismo ha participado, generalmente por dólares o por sumas cuantiosas de dinero. Es decir lo que se está demostrando el acceso que tiene el señor Morato a contactos que le pueden proveer de bastante dinero".

El juez de Garantías rechazó la prisión domiciliaria porque consideró que "a esta altura del proceso no puedo hacer lugar a la libertad ni siquiera con restricciones. He sostenido en cada audiencia de medida de coerción dictada y debidamente cumplimentada que corresponde su mantenimiento o morigeración. Y si no se cumple, su agravamiento, pero en este caso ya estamos aplicando la medida más gravosa. En cuanto a lo planteado por la defensa de la prisión domiciliaria, entiendo que justamente que hay dos o tres casos concretamente donde la prisión domiciliaria con tobillera electrónica fue violentada. Y han sido en casos donde las personas expresan o tienen vínculos o dinero y organización concreta para evadirse de la justicia y Morato los tienen".

El homicidio

Gonzalo Calleja fue asesinado el 14 de julio cerca de las 16 en el barrio 1° de Julio de Paraná. Ese día según confesó Morato se reunieron para realizar una transacción de dólares por pesos. Al parecer, no se pusieron de acuerdo en el precio y allí se produjo el homicidio por ahorcamiento.

El cuerpo fue hallado el 15 de julio en el descampado, a unos 8 kilómetros de donde estaba su auto Ford Fiesta, en cuya guantera se hallaron más de 9.500 dólares.

De inmediato la Policía detuvo a un joven, que luego probó que no estaba en la ciudad. Después cayeron tres personas más junto a Morato. Fiscalía armó una historia sobre un supuesta privación de la libertad que se desmoronó a los pocos días.

Ahora solo Morato esta ligado a la causa. Y si bien el joven manifestó que participó otra persona en el crimen, no precisó su nombre.

Durante la investigación se allanaron casas en Paraná y Colonia Avellaneda y, en una de esas viviendas, perteneciente a los suegros de un amigo de Morato, se secuestraron 2.600 dólares y 100.000 pesos escondidos en diferentes lugares, además de un kilo de cocaína, dos revólveres calibre 38 y otro 22 y municiones.

Después de unos días, también los investigadores lograron hallar el Fiat Uno azul de Morato, en el que el fiscal supone que el acusado junto a otras personas trasladaron a Calleja hasta el lugar donde dejaron el cuerpo.

Calleja dejó de comunicarse con su familia la tarde del miércoles 14 de julio, cuando fue capturado por las personas que finalmente lo mataron, según el expediente fiscal.

La principal pista de la investigación es que el contador fue asesinado en una situación vinculada a la compra y venta de dólares, actividad que desarrollaba en paralelo a su empleo en una empresa constructora.

Cerca de las 16 de ese miércoles, Morato junto otras personas no individualizadas lo mataron y le robaron 15.000 dólares, su reloj inteligente, celular, billetera y mochila.

Luego, llevaron el cuerpo y lo arrojaron entre la maleza de un campo de trigo ubicado en las calles Báez y Montiel.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario