Narcotráfico
Martes 14 de Noviembre de 2017

Procesaron a una banda que traficaba éxtasis en Entre Ríos y Santa Fe

Efectuaron una docena de envíos postales recibidos desde Alemania y Holanda, con más de 1.500 pastillas de la droga sintética

Un grupo de estudiantes universitarios, algunos de ellos rugbiers de la ciudad de Santa Fe, quedaron comprometidos en una causa penal, y con prisión preventiva, acusados de traficar éxtasis desde Europa hacia domicilios de la vecina capital y de la ciudad entrerriana de Villaguay.
Se trató de una investigación llevada adelante por la Policía Federal, bajo instrucciones de Diego Alejandro Amarante, a cargo del Juzgado Nacional en lo Penal Económico N° 5.
En la resolución, el magistrado afirmó: "Se ha podido acreditar una asociación o grupo de personas que tendría por objeto cometer indeterminados hechos de contrabando de importación de drogas de diseño (MDMA - éxtasis en pastillas y polvo granulado oculta del control aduanero en envíos postales internacionales), con la finalidad de comerciar dicha sustancia dentro del territorio de la República Argentina. Esta banda habría operado cuanto menos entre el 10 de marzo hasta el 12 de setiembre de 2017, lapso en el cual se encuentra acreditada la existencia de múltiples envíos postales internacionales".
Se trata de seis jóvenes, de los cuales vivían cinco en Santa Fe y uno en Villaguay, que estudiaba allí la carrera de Kinesiología en la Universidad Nacional de Entre Ríos. Varios de ellos ejercieron sus descargos, en particular el muchacho que vivía en la localidad entrerriana, quien declaró bajo la modalidad del arrepentido. Dijo que le habían ofrecido recibir un paquete, pero que se negó, y sin embargo recibía en el correo postal las encomiendas a su nombre. "Realmente todo esto me pone en una difícil situación ya que yo estoy intentando terminar la carrera y trabajar en el hospital en Santa Fe, y todo esto me imposibilita al futuro", lamentó el estudiante.
De todos modos, por las numerosas pruebas en la causa, desde el registro de envíos detectados por la Aduana, hasta las escuchas telefónicas, el juez consideró que todos estaban implicados en el negocio narco.
En este sentido, Amarante valoró que todos los envíos constatados (una docena) presentan características similares: "la ruta de tráfico (el origen de los envíos era: Alemania u Holanda -Países Bajos-, siendo su destino Santa Fe, Santo Tomé o Villaguay); la sustancia incautada en las remesas prevenidas –siempre se secuestró el mismo tipo de sustancia estupefaciente (MDMA- éxtasis); el tipo de envío postal (en todos los casos se trató de envíos internacionales); el hallazgo de sustancia estupefaciente oculta dentro de los envíos prevenidos (a excepción de uno)".
A mediados de octubre se llevaron adelante una serie de allanamientos en ambas provincias, en los que se secuestraron distintos elementos claves para valorarlos como pruebas en el procesamiento: más de 1.500 pastillas de éxtasis, casi 200 gramos en polvo de dicha sustancia, 30 teléfonos celulares, 19 elementos tecnológicos (computadoras, tablets y pendrives), y más de 150.000 pesos en efectivo.
(Colaboración: Juan Trento, periodista de UNO Santa Fe).

Comentarios