Homicidio

Por el crimen del peluquero detuvieron al tercer sospechoso

Un joven de 24 años fue detenido este sábado en el barrio 1° de Julio. Lo vinculan con el crimen del peluquero Exequiel Britte ocurrido el 19 de marzo.

Sábado 11 de Junio de 2022

En el marco de la investigación del homicidio del peluquero Felipe Exequiel Britte, ocurrido el sábado 19 de marzo en el barrio Incone de Paraná, la Policía detuvo este sábado a la mañana a un tercer sospechoso del crimen, informaron a UNO fuentes vinculadas a la causa.

A las 9 de la mañana, en el marco de un procedimiento de la División Homicidios de la Policía, fue detenido Augusto Andrés Piacenza, alias Chino, de 24 años de edad. Este joven vive en el barrio 1° de Julio de Paraná y sobre él pesaba un oficio de detención emanado el viernes por el juez de Garantías N° 4 Mauricio Mayer, quien entiende en la causa.

Homicidio exequiel Britte .jpg
Exequiel Britte fue asesinado en el barrio Incone. El crimen fue el 19 de marzo.

Exequiel Britte fue asesinado en el barrio Incone. El crimen fue el 19 de marzo.

Se trata del tercer detenido por el crimen del peluquero. El primero fue Carlos Nahuel Toloy, de 19 años de edad. En abril se sumó un joven de 17 años

El sospechoso fue trasladado a la División Antecedentes Personales para luego ser alojado en Alcaidía de Tribunales, previo a ser examinado por el médico de policía en turno.

Asimismo, se realizó un allanamiento en la vivienda del muchacho, en el mismo bario 1° de Julio, en calle Gallioli, donde secuestraron elementos que tendrían interés para la investigación del crimen, como un par de zapatillas marca Nike, un teléfono celular y un pantalón negro.

En el caso también interviene el fiscal Laureano Dato, de la Unidad de Delitos Complejos.

Serían cuatro

El homicidio ocurrió pasadas las 22 del 19 de marzo y fue un vecino el que llamó al 911, porque escuchó los disparos. La Policía fue al lugar y encontró el cuerpo en el piso de una vivienda, boca abajo.

LEÉ MÁS: Crimen del peluquero: detuvieron a otro joven

Los investigadores recabaron varios testimonios de vecinos. Por lo que ellos vieron, tras las detonaciones hubo al menos cuatro personas que salieron corriendo de la vivienda. Uno se subió a una moto que estaba estacionada cerca de la puerta. Otros dos huyeron a pie por los pasillos del barrio y luego se subieron a otra moto que estaba escondida a unos 100 metros. Y una cuarta persona salió corriendo sin aparentemente subirse a ningún vehículo, y lo observaron como si llevara algo en una mano.

Por este motivo, son cuatro los sospechosos por el crimen, tres de los cuales ya fueron identificados y detenidos, y uno sobre el que aún no se hicieron públicas novedades..

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario