Policiales
Martes 15 de Mayo de 2018

Los menores intoxicados habrían mezclado psicotrópicos con vino

Un grave cuadro de vulnerabilidad y adicción es atendido en el hospital San Martín. Los cuatro adolescentes ingirieron medicamentos con vino. El cóctel provocó que uno de los afectados se encuentre en muy grave estado. No hay mayores responsables y una falta de contención del Estado.

El hospital San Martín que trabaja a cama caliente, recibió en la noche del lunes a cuatro adolescentes muy descompensados por la ingesta de psicotrópicos entreverado con vino. Por el cóctel explosivo, uno de ellos se encuentra en grave estado.

UNO informó esta mañana del sucedo acontecido en las últimas horas y que provocó la asistencia del noscomio de Paraná.

Leer más: Paraná: Adolescentes fueron internados por ingerir drogas que encontraron en la basura


Con el correr de las horas se fue corroborando la información, como así tambien algunos datos que son importante dar a conocer para que los organismos pertinentes del Estado intervengan de inmediato.

Desde el hospital San Martín se informó a UNO que ingresaron de calle Hernandarias al final: un joven de 15 años, otro de la misma edad (gemelo del primero); un adolescente de 17 hermano de los dos anteriores, y una menor de 15, novia del pibe de 17.

El informe inicial reveló que habían consumido entre los cuatro varias blister de Clonazepán, Rivotril y Dipiroma que encontraron en un contenedor de basura de la zona.

Esta información dada desde el hospital, también fue corroborada a UNO por la policía de Paraná.

Se remarcó que cuatro adolescentes de entre 15 y 17 años ingresaron desmayados a la guardia del Hospital San Martín de Paraná, luego de ingerir medicamentos encontrados en la basura en calle Hernandarias al final.


Parte médico

El jefe de la Guardia, Luis Ríos informó a UNO que tres de los menores se encuentran respondiendo al tratamiento, en tanto que uno debió ser entubado y con asistencia respiratoria para una mejor atención. "Este paciente se encuentra en cuidados críticos en la Guardia por la gran cantidad de medicamentos ingeridos, incluso barbitúricos, que son hipnóticos".

Sobre el estado de los dos menores y la adolescente, destacó: "Están evolucionando bien al tratamiento y a los efectos, por lo que se está trabajando para que el organismo elimine los medicamentos que consumieron".

Adicciones

Lo que sí llamó la atención, fueron algunos datos aportados por las autoridades. Se informó que hasta el mediodía de este martes, no se había presentado ningún familiar de los tres hermanos, y solo una tía de la piba.

Se iban a notificar de estas situaciones de vulnerabilidad al Copnaf, como a otros organismos del Estado para que tomaran intervención.

de allí es que se debía asistir con todos los medios a los menores que -según datos aportados por vecinos- de noche saldrían a revolver la basura de los contenedores en una zona compuesta por varias familias de escasos recursos, llenas de necesidades y en las cuáles el consumo de estupefacientes es muy alto.

Por el aporte de los médicos, se pudo comprobar que al ingresar tenían un fuerte olor a vino, por lo que se dio la pauta que ingirieron los psicotrópicos mezclados con alcohol, lo que llevó a descomponerlos y descompensarlos seriamente.

Para las autoridades del San Martín, es la primera vez que ingresan al mismo tiempo cuatro personas muy afectadas por un cuadro de intoxicación. A menudo existe la intervención con hombres o mujeres que toman medicamentos o estupefacientes voluntariamente, algunos por adicciones y otros por cuadros de intentos de suicidios.

Limitada investigación

Por otra parte, UNO consultó a la Fiscalía en turno. Se adelantó desde la Procuración que la justicia tiene una limitación objetiva ante este tipo de cuadros. "No hay delito alguno", explicó uno de los fiscales, quien aclaró: "El cuadro en sí es grave, por el nivel de consumo y adicción que sí deben recibir una rápida intervención de los organismos competentes".

"No habrá una causa penal, porque hubo un acto voluntario de consumir esta combinación de medicamentos y alcohol", reseñó.

Ahora habrá que aguardar el estado de salud de uno de los menores que se encuentra muy delicado.

La vulnerabilidad, la pobreza, el mundo de las drogas, la ausencia de algunos sectores del Estado y la falta de responsabilidad social son el caldo de cultivo ideal para que estos menores como otros, queden atrapados y sin salida.

Desde la Policía se indicó que son cada vez más seguidas las localizaciones en las calles de menores, adolescentes y jóvenes muy afectados por la ingesta de estupefacientes u otros productos, y donde varios para poder consumir, delinquen y caen presos.

Comentarios