violencia de género

Llamaron durante una semana al 144 para pedir ayuda y nadie los atendió

Violencia de género. Una mujer y su amigo intentaron comunicarse con la línea nacional para atender llamados de víctimas, ante una situación de violencia, y no tuvieron respuesta

Viernes 16 de Diciembre de 2016

"Si sos víctima o conocés a alguien que sufra violencia de género llamá al 144 las 24 horas". Este es el mensaje que se repite en los diarios, la televisión, las radios y medios sociales de todo el país. Un servicio necesario para una situación de emergencia en todo el país. Pero, a decir de la experiencia de una víctima de Paraná, el servicio no es tal. Una mujer y su amigo estuvieron llamando durante una semana a esa línea para pedir una respuesta: un contestador les decía siempre que estaban todos ocupados. Incluso en un llamado llegaron a esperar 40 minutos sin que nadie los atendiera. Finalmente, llegó la orden de restricción para el agresor y la situación se calmó. "Me dio mucha bronca, por eso decidí que había que hacerlo público", dijo a UNO Ariel Neumayer, el amigo de la víctima.
"Yo tengo una amiga que estaba teniendo un problema con su expareja, que la estaba amenazando todo el tiempo, se había separado pero la perseguía en la casa, en el trabajo, yo la acompañaba y la estaba esperando en la esquina", contó Ariel.
Un día, decidieron pedir ayuda: "Ella hizo tres denuncias y no se le dio bola. Al no tener respuesta, y a veces pasaba que lo tenía al ex dando vueltas en la cuadra de la casa, llamaba a la Policía y tardaban 40 minutos. Entonces le dije: 'vamos a llamar al 144'. Como ella está complicada con el trabajo llamé yo, pero nunca me atendieron. Tres días seguidos y nunca tuve respuesta. Después probó ella y lo mismo. En total habremos estado una semana llamando. Decía 'todas las personas están ocupadas' y seguía la musiquita".
El límite fue la vez que Ariel pensó dejar el celular en altavoz y aguardar a que alguien atiendiera. Se puso a hacer cosas en su casa y cuando se acordó fue a ver el teléfono y hacía 40 minutos que estaba llamando y nadie había contestado. "Entonces pensé que había que hacerlo público", dijo Ariel, y reflexionó: "Dentro de todo nosotros tuvimos un problema leve. Ella lo pudo resolver porque sus abogados lograron una restricción perimetral, y el flaco se calmó. Pero ¿qué pasa con una persona que está en la calle, con chicos? Imaginate una persona que necesite ayuda con urgencia". Y luego cuestionó: "No puede ser que se esté llenando la radio y la televisión con esa propaganda y el 144 no anda".
"Con un tema tan a la luz hoy en día, que siga tanta impunidad es lamentable. El 144 con semejante publicidad por todos lados, no tengas en una semana una persona que diga 'hola', en distintos horarios y días", concluyó.
Además, contó dos circunstancias que advierten que el Estado no está a la altura de las circunstancias. Una es la noche que llegaron a la casa de la mujer y se encontraron con el ex, que quería averiguar con quién estaba y qué hacía ella. Llamaron a la Policía, pero en la demora cuando llegaron el agresor ya no estaba. Los policías les dijeron, como para tranquilizarlos: "Ahora ya sabemos dónde es tu casa, la próxima venimos más rápido".
La otra se dio cuando el agresor fue citado a una audiencia, y recién en esa instancia se enteró de que tenía tres denuncias de parte de su expareja, y una orden judicial de prohibición de acercamiento. "Nunca lo notificaron", contó Ariel.

Un plan con atraso
La Línea 144 fue creada en 2013 y depende del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. Se anuncia como una vía para brindar asesoramiento y contención en casos de violencia machista.
En octubre, desde esa cartera se informó que "habitualmente, la Línea 144 recibe un promedio de 200 llamadas diarias", y que el miércoles 21 de ese mes, cuando en Argentina habían matado a 19 mujeres en 17 días, los llamados se habían duplicado.
Además, desde la Nación indicaron que "el equipo interdisciplinario de profesionales que realiza el seguimiento de los casos está compuesto por más de 100 psicólogos, abogados y trabajadores sociales. Todos los días conforman el servicio de asesoramiento y contención en las distintas etapas a quienes sufren la violencia de género en todas sus formas: física, psicológica, sexual, económica y patrimonial, doméstica, institucional, laboral, contra la libertad reproductiva, obstétrica y mediática. Se puede llamar gratis, las 24 horas y desde todo el país".
Es más: en agosto, el presidente, Mauricio Macri, y la directora del Consejo Nacional de las Mujeres y extitular de la ONG La Casa del Encuentro, Fabiana Tuñez, lanzaron el Plan Nacional para la Erradicación de la Violencia de Género para el período 2017-2019. El mismo establece que se expandirá esta línea con nuevo personal y más servicios, como la ampliación del sistema operativo para poder atender a mujeres con discapacidad o que no hablen castellano.
Al parecer, a cuatro meses de aquel anuncio, no se avanzó en este objetivo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario