Secciones
Gualeguaychú

La temeridad del médico forense que conducía ebrio, chocó y ya quedó libre

Marcelo Benetti, funcionario judicial de Gualeguaychú, causó un accidente en la ruta provincial 20, donde un joven resultó fracturado

Lunes 29 de Abril de 2019

Un video comenzó a circular desde la noche del domingo por las redes sociales: desde un vehículo, una persona iba filmando con su celular el recorrido zigzagueante de la camioneta que circulaba adelante suyo, por la ruta provincial N° 20. "¡Ay, ay, Carlos, se le va de frente!", grita la mujer al conductor que iba a su lado, al final de la grabación. En el instante posterior (que no quedó registrado) la camioneta VW Amarok invadió el carril contrario y embistió al auto Renault Megane que circulaba de frente. Las consecuencias fueron varios jóvenes lesionados, uno de ellos fracturado, aunque todos coincidieron en que "la sacaron barata".
Lo que se presumía al observar la forma de circular de la camioneta y luego por la conducta del hombre y el olor etílico que emanaba, se confirmó en el análisis de alcoholemia: una altísima graduación alcohólica (extraoficialmente se hablaba de 2,2 gramos por litro de sangre).
El siniestro vial ocurrió en el kilómetro 25 de la ruta 20, en inmediaciones de Santa Bárbara. El conductor de la camioneta fue identificado como el funcionario judicial Marcelo Benetti, médico forense de Gualeguaychú. El hombre fue asistido y quedó en calidad de detenido, pero ayer a la 14 (17 horas después del hecho) la Fiscalía dispuso que quedara en libertad, aunque imputado por el delito de Lesiones culposas agravadas.
En el auto iban cinco jóvenes de Urdinarrain que habían viajado a Gualeguay para ver el partido de fútbol del Club Deportivo, y regresaban a sus casas: Pedro Mornacco, (hijo del intendente de la localidad), Juan Pablo Martínez, Felisa Charadía, Yanina Miró y Andrés Riolfo. Este último era el conductor y quien se llevó la peor parte: una fractura en su pierna, tras quedar atrapado en el habitáculo.
Según contó una de las damnificadas, algunos viajeros habrían llamado a la Policía para dar aviso del peligro ocasionado por el conductor de la camioneta, aunque no está claro dónde se recibieron los llamados y qué medidas se adoptaron.
El director de Prevención y Seguridad Vial de la Policía de Entre Ríos, Néstor Blanco, explicó a UNO que ante una situación de este tipo, se debe alertar al 101 o al 911 (en el caso de Paraná), y el llamado impacta en la Comisaría o Departamental más cercana, desde donde los uniformados debe salir a constatar el hecho denunciado o dar aviso al puesto caminero más próximo al lugar indicado.
Desde hace más de un año rige en la provincia el programa Alcoholemia Cero que estipula multas, quita de licencia y vehículo en todos los casos donde el alcohol en sangre sea superior a cero gramos.
Entre las multas que la Policía provincial aplica a los conductores por diversas infracciones, la de conducir alcoholizado es la más severa, aunque varía de acuerdo a la graduación alcohólica del conductor.
De este modo, la sanción mínima que se impone es el pago de dinero equivalente a 200 litros de nafta (si da entre 0 y 0,2 gramos), y la máxima es de 1.000 litros de nafta y entre seis meses y un año de inhabilitación para conducir, para lo cual se implementa la retención del carné.

La puede contar
Una de las ocupantes del auto que fue embestido por la camioneta contó el momento del choque. Felisa, en diálogo con el periodista Javier Vilaboa en radio Aire Libre de Urdinarrain, dijo: "Yo venía en la parte de atrás, en el medio, así que vi todo, no me gusta dormir cuando es de noche porque quiero ver, me gusta estar atenta. Y vimos que de frente venía un auto con la luz alta, mi compañero que manejaba le empezó a hacer señas, de golpe esas luces se hicieron una sola luz que nos apuntó a nosotros y no tuvimos tiempo a esquivarlo, a doblar, nada, porque venía muy rápido. Golpeó en el lazo izquierdo más que en el frente a nuestro auto, porque si no hubiese sido peor. La rueda de nuestro auto se giró hacia la derecha, gracias a eso no hicimos trompo y pudimos bajar al zanjón del lado derecho de la ruta y eso nos ayudó a que hayamos salido bien del auto".
La joven volvió sobre el instante previo al impacto: "La luz se venía cada vez más cerca y ya no veíamos nada, la teníamos encima. No pudimos cubrirnos ni nada porque fue cuestión de segundos. No pudimos ver ese movimiento (por el zigzag) porque cuando agarramos la curva en seguida nos chocamos con la camioneta".
"Cuando empezamos a patinar, me tapé la cara y dije 'que sea lo que Dios quiera'. Cuando el vehículo se frenó, empezamos a gritar '¿están todos bien?'. Empezamos a decir que sí y hasta que el conductor no nos contestó que estaba bien no nos bajamos del auto, y cuando nos contestó salimos bien. Ahí pedíamos a la gente que paraba en la ruta que llamen a una ambulancia, a los bomberos, era bastante desesperante porque estaba el conductor atrapado, era imposible que salga, hacía frío, estábamos mojados", relató Felisa.
Sobre el video que circuló ayer, Felisa contó que "la chica que filmó dijo que en seguida se asustó mucho y no pudo seguir filmando".
Acerca del conductor de la camioneta, la joven refirió: "En un momento se acercó al auto, yo estaba en la ruta tratando de comunicarme con mi familia, por lo que puede ver estaba medio complicado al caminar. Yo no quise saber anda, solo por mis compañeros. Los que estuvieron cerca de él, decían que tenía olor a alcohol, que se burlaba un poco de la situación, que se hacía la víctima".
Por otro lado, Felisa expresó su gratitud hacia quienes los ayudaron: "Quiero agradecerle a toda la gente que frenó en seguida y se quedaron con nosotros a ayudarnos, también a los policías, que nos apoyaron, las ambulancias y los Bomberos... solo tengo palabras de agradecimiento, en todo momento nos dieron fuerzas, apoyo, pudieron sacar a Andrés del auto super rápido (para lo cual tuvieron que cortar las dos puertas laterales), nos contuvieron, no me puedo quejar".
Asimismo, Felisa afirmó: "Fue un milagro. No era el momento. Volvimos a nacer. Ahora estamos más tranquilos, no nos gustaría que esto quede en nada, que se actúe como corresponde, los jueces también. No sé si le van a hacer pagar una multa, quitar el carné, ojalá que sea para bien porque hoy nos salvamos nosotros, pero otra vez le puede tocar a una familia entera y sería una desgracia. Uno se pasa la vida haciendo las cosas bien y en cuestión de segundos te pueden arruinar la vida".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario