Policiales
Jueves 23 de Noviembre de 2017

La justicia federal investigará el posible secuestro del empresario Benvenuto

Hoy se realizó la audiencia por la cual se reclamó a la Justicia Federal tomar la causa por la desaparición del empresario de Gualeguay. Se pidió que frente a los llamados que dan cuenta de la privación y pedido de rescate, se profundice la investigación.

La Cámara Federal de Apelaciones Federal de Paraná resolvió en la tarde de este jueves el planteo de la fiscalía de apelar la resolución del juez federal Leandro Ríos que había rechazado la iniciativa de investigar un posible secuestro extorsivo del empresario Omar Benvenuto. De esta manera revocó la decisión del magistrado de Paraná y ordena investigar a la Justicia Federal la desaparición del hombre de Gualeguay por entender que hay indicios de un secuestro extorsivo.

Los camaristas escucharon los fundamentos para que se revoque la resolución del juez federal y se disponga la investigación por parte de la Justicia Federal. El fiscal de Cámara Ricardo Alvarez planteó la apelación, defendiendo de esta manera el reclamo del fiscal federal de Victoria (con asiento en Paraná) Carlos García Escalante.

Alvarez al inicio de la audiencia solicitó por las características de la investigación como por la propia seguridad de Benvenuto, realizar el alegato a puertas cerradas. De esta manera, en el recinto de la Cámara solo quedaron los tres camaristas -Mateo Busaniche, Daniel Alonso y Cintia Gómez- y el fiscal general. De ese ámbito debieron salir los periodistas, los abogados querellantes que se encontraban y hasta Gonzalo, el hijo del empresario.

Previo a esto, el abogado Esteban Español explicó a UNO: "Hubo varios llamados reclamando una importante suma de dinero por el secuestro de Benvenuto y de allí es que acompañamos el pedido del fiscal federal que la causa se la investigue en la Justicia Federal".

Como se sabe, el empresario de Gualeguay desapareció el pasado 27 de octubre, y tras las comunicaciones telefónicas "es que estamos con una hipótesis de un secuestro extorsivo, no de los tradicionales, sino de los de vieja data, con largos tiempos de espera y negociaciones importantes".

Recordó que el último lunes hubo un nuevo llamado con "otras características y requerimientos respecto a los anteriores, por lo que la familia decidió salir a la prensa porque en ninguno de los casos se ha dado una prueba de vida".

"Siendo la señal más fuerte la del secuestro extorsivo, debe ser la Justicia Federal la que se haga cargo del caso", insistió el letrado. "Si buscamos el paradero de una persona después de 30 días, prácticamente estamos buscando un cadáver. Si investigamos un secuestro extorsivo, estamos buscando una persona viva, para recuperarla", recalcó.

"Para mi será mucho mejor que se investigue desde la esfera de la Justicia Federal porque cuentan con todos los medios nacionales y equipos especializados para tratar de llegar a aclarar este tema"; explicó Español.

UNO informó en su momento que el primer llamado telefónico ocurrió a principio de noviembre donde una persona con tonada colombiana les exigió a los familiares un millón de dólares.

Ahora con esta novedad, la causa deberá ser girada para que sea investigada por el fiscal de Victoria en Paraná Carlos García Escalante, para lo cual el juez federal Leandro Ríos deberá supervisar la marcha de la causa. De esta manera el expediente que se tramita en Gualeguay deberá ser remitido a la brevedad a la capital entrerriana.

Nada de nada

Hoy se cumplieron 26 días de la desaparición y nada se sabe hasta el momento del paradero del empresario de 67 años. Paralelamente la Policía de Entre Ríos envió a Paraguay a oficiales a fin de confirmar o descartar la hipótesis que pudiera estar con una expareja.


Comentarios