Caso Marina Soledad Monje
Miércoles 05 de Diciembre de 2018

Hermetismo y un sospechoso que se dice inocente por el femicidio de Soledad Monje

Se hallaron pruebas que comprometen a un hombre, quien se declara inocente, pero la Fiscalía espera por las pericias de elementos secuestrados

"Jodían con un Falcon blanco que hace más de dos meses que no lo toco porque no tiene nafta", dijo Juan Ramón Vilche, el principal sospechoso del femicidio de Marina Soledad Monje, ocurrido el sábado a la noche en Chajarí.

En la investigación se secuestraron numerosos elementos en la hipótesis de su responsabilidad, que son motivo de pericias y análisis por parte del fiscal Gustavo Confalonieri. Se cree que el vehículo sí tuvo nafta y fue utilizado en la noche del sábado, cuando ocurrió el crimen, por eso se ordenó su secuestro. No obstante, el hombre aún no fue detenido.

A cinco días del asesinato, la Fiscalía mantiene un profundo hermetismo en cuanto a las pruebas colectadas en la investigación, mientras crece el reclamo por parte de familiares de la víctima y vecinos de la localidad del Departamento Federación, que ya se movilizaron en reclamo de Justicia.

Embed

En la pesquisa participa personal policial de la Jefatura local, junto a efectivos de Investigaciones y en particular de la División Homicidios. La mujer salió de su casa el sábado a la noche, con su hija de 3 años. Unas horas después la niña fue hallada deambulando en la calle. Monje fue encontrada sin vida en la banquina de un camino al norte de Chajarí, por Colonia Brambilla, el domingo a las 9, y su muerte databa de 10 horas antes.

Luego del allanamiento llevado a cabo el martes en el domicilio de Vilche, en el barrio Angelita Tagliapietra, ayer fue el día del análisis de los elementos incautados. En particular se requisó el Ford Falcon blanco que fue retirado con un vehículo remolcador. En el auto se levantaron rastros genéticos, tales como pelos y manchas que podrían ser de sangre.

Además de estos elementos que serán enviados al laboratorio de genética Forense del Superior Tribunal de Justicia, hay prendas de vestir y calzados que podrían tener rastros del crimen.

Otro punto clave de la investigación son los videos de las cámaras de vigilancia de viviendas que fueron halladas por policías. Las imágenes están siendo analizadas, y en las mismas se espera poder encontrar datos que desbaraten la coartada esgrimida públicamente por el propio Vilche. En particular acerca de sus movimientos el sábado a la noche. Además, se busca en las cámaras el momento en que la hija de la víctima fue abandonada en la calle, y por quién.

Asimismo, se aguarda por las pericias informáticas que se realizarán sobre los celulares secuestrados. Según informó el fiscal, un familiar de la víctima entregó el teléfono de Monje, y también tienen el que sería del sospechoso. De allí podrían surgir datos sobre posibles contactos que podría haber tenido la víctima con Vilche.

En diálogo con el sitio Tal Cual Chajarí, el sospechoso sostuvo su inocencia: "El domingo estuve detenido, les pregunté sobre qué me estaban acusando y me preguntaron por qué me había presentado tan fácil. Cuando uno no tiene nada que esconder se presenta", dijo.
Embed

"Yo declaré el domingo y ayer (por el martes) la Policía me fue a buscar a mi trabajo, me trajo para que me cambie y me llevaron ante el fiscal, quien me tuvo cinco minutos y me dijo 'si a usted se lo cita para venir ¿se compromete a venir? Le dije que por supuesto y luego me liberaron. Luego volví a casa y estaban allanándola, no me dejaron entrar hasta las 21.30 aproximadamente. Y de ahí se llevaron secuestrados teléfonos, cuchillos, ropa mía, zapatillas, el auto pero los secuestraron sin testigos", relató.

Comentarios