Secciones
Caso Alfonzo

Gustavo Alfonzo, la punta del ovillo de la Trata de Personas en Concordia

El publicista y periodista fue condenado a 10 años, pero la investigación continuará en el juzgado Federal de Concepción. Buscarán determinar la existencia de más víctimas y responsables. Por ahora seguirá con domiciliaria

Viernes 03 de Marzo de 2017

Gustavo Alfonzo ya es historia. Ayer fue condenado a una década de encierro por haber explotado sexualmente a una menor de edad en fiestas que organizaba en distintos lugares de la ciudad de Concordia. Ahora la Justicia Federal tratará de ubicar a otros hombres que se beneficiaron ya sea como partícipes o clientes de esta red de prostitución VIP que funcionó hasta 2014 y que hasta ahora están impunes.

Quedó claro en el juicio que la organización que encabezaba el periodista y publicista se sostenía de la captación de menores en estado de vulnerabilidad y de la organización de eventos en los que clientes pagaban buenas sumas de dinero para violar a las adolescentes, muchas de ellas menores de edad.

Tal cual lo pidió el fiscal José Candioti, el Tribunal Oral Federal ordenó remitir copias de la sentencia al Juzgado Federal de Concepción del Uruguay para que se siga investigando, ya que durante el debate surgieron nombres y apellidos de personas que deberán aclarar su situación ante la Justicia. Así como es evidente que hay más víctimas, es sabido que a una red de Trata no la puede manejar una sola persona. Por eso el planteo del fiscal en los alegatos tomó fuerza.

En la parte resolutiva de la sentencia los camaristas Roberto López Arango, Lilia Carnero y Noemí Berros adelantaron que al procesado le comprobaron que cometió los delitos de Trata de Personas con fines de explotación sexual en su modalidad de captación, acogimiento y traslado; agravado por el abuso de una situación de vulnerabilidad, por haberse consumado el acto sexual y por ser la víctima una menor de edad. Si bien la pena aplicada por los jueces fue dos años menor a la solicitada por el fiscal Candioti, este se mostró conforme con el fallo, al igual que el querellante Daniel Cedro, quien había peticionado una pena de 13 años de cárcel.

Alfonzo continuará detenido en su casa en Concordia porque padece diabetes, aunque se dispuso que se le realice un examen médico para determinar la gravedad de la enfermedad, ya que la fiscalía solicitó el cese del beneficio.



***
Fiscal conforme



Candioti sostuvo que a Alfonzo se lo condenó por tres acciones distintas: "la captación de una menor de edad, mediante engaño y falsas promesas de un trabajo, una modalidad bastante recurrente en este delito; el traslado a las fiestas, una de las cuales se realizó en la casa de Roberto Pietroboni y la otra en una quinta de Puerto Yerúa y el acogimiento en el departamento en calle Monseñor Rösch 2523. Desde este punto de vista esto es muy importante, porque se tuvieron en cuenta tres acciones que agravaron la conducta". Además, el fiscal explicó que se dio por acreditado el aprovechamiento de la situación de vulnerabilidad de la víctima menor de edad, de su situación socioeconómica y de la minoridad.


Otro que tendrá que ir buscando un abogado es el exdelegado del Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia y actual funcionario municipal Fernando Rouger, a quien se lo nombró en el juicio.



***
La caída



Hasta fines de 2014, Alfonzo gozaba de una impunidad que le permitió captar menores para que sean supuestamente promotoras y ganarse unos pesos para no pasar tantas necesidades, ya que la mayoría estaba en estado de vulnerabilidad. Esa era la puerta de entrada para caer en la droga y prostitución.


A fines de 2014 todo salió a la luz gracias a una madre desesperada por encontrar a su hija de 16 años. Tras investigar ella misma, una comisión policial la acompañó hasta el departamento de Alfonzo en calle Monseñor Rösch, en Concordia, donde hallaron a la menor, quien contó luego que era obligada a ejercer la prostitución.


UNO informó durante el juicio que la víctima en la causa contó en su declaración en la Cámara Gesell, realizada en la Universidad Católica, que fue engañada por parte de Alfonzo con la promesa de trabajo y que una noche debió por esa razón ir a un departamento y la obligó a quedarse ahí, donde la explotaba sexualmente con hombres, y la llevaba, junto a otras chicas, a fiestas privadas en quintas. Entre otras cosas, mencionó el "Grupo de las 10", que era una decena de chicas sometidas a los clientes del acusado. La nueva investigación que se abre tratará de determinar quiénes son estas menores que también eran explotadas.



***
Las confusas últimas palabras del condenado


Antes de dar a conocer el veredicto, el Tribunal escuchó durante 21 minutos a Gustavo Alfonzo, quien utilizó la última oportunidad de hablar antes del cierre del debate. Luego, el tribunal se retiró a deliberar. El periodista fue bastante confuso. Primero pidió disculpas pero no dijo porqué. Luego lo nombró al intendente de Concordia Enrique Cresto para vincularlo a la causa ya que lo sindicó como uno de los partícipes de una de las fiestas y luego lo desvinculó diciendo que él no podía asegurar tal cosa porque no había estado. También solicitó una oportunidad para ajustarse a derecho y prometió que volverá a estar al aire. Aseguró que lo único que quiere es estar con su madre que tiene 78 años y ver a sus hijos.


Sostuvo que del análisis de la causa que hizo detectó que se dijeron 174 mentiras. Se quejó del actual sistema penitenciario y contó que lo quisieron violar. Por último cuestionó a los medios de comunicación provincial y atacó a los periodistas que, según él, percibieron dinero para ensuciarlo. Justo Alfonzo, un operador mediático que utilizó medios reprochables para hacer dinero.


Una vez culminada la audiencia, Alfonzo volvió hablar: "Estoy ajustado a Derecho. Vamos a ir a Casación. Voy a la domiciliaria para continuar con el trámite. Pedirle disculpa a la familia. Vuelvo a decir lo mismo. Ella es una víctima de la situación social. No voy aceptar jamás lo que ha dicho la madre porque ha fabulado y ha mentido. Vamos a ir hasta las últimas consecuencias para que se haga justicia como corresponde".



***
Conformes


La directora General de Asistencia Integral a la Víctima del Delito, Marcia López, y una las abogada del organismo, Nadia Planiscek, estuvieron en la audiencia. López contó a UNO que el organismo está acompañando a la familia de la joven desde un primer momento. Además, se mostró conforme con el fallo dictado por el tribunal.


En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario