Secciones
Covid-19

Estafas por Facebook y con el ardid de "la segunda dosis"

Hay cuatro denuncias por día por estafas a quienes navegan en el Marketplace de Facebook y caen con falsas transferencias. Crece el cuento de la segunda dosis.

Miércoles 28 de Abril de 2021

Las estafas telefónicas no paran, esta vez en la red social Facebook. Se convirtieron en una industria delictiva con bandas organizadas y con ramificaciones entre distintas provincias. Los ardides cambian, pero el objetivo es el mismo: obtener transferencias bancarias o robar los datos de home bankig para sacar créditos y vaciar las cuentas. En las últimas semanas se ha multiplicado la modalidad del cuento del tío que tiene como víctimas a quienes venden elementos por el Marketplace de Facebook. Rondan las cuatro denuncias diarias en Paraná y alrededores, lo cual preocupa a la Policía y se advierte a todas las personas que ofrecen productos a la venta en esa plataforma. También hubo llamados para engañar con "la segunda dosis".

El jefe de la División Delitos Económicos de la Policía, Javier González, dijo a UNO: “Todos los días estamos recepcionando una o dos denuncias y a nivel departamental en las comisarías también, entre cuatro o cinco denuncias diarias en total”. Explicó de qué se trata: “Por Marketplace la gente publica cosas para vender y comprar, se ha incrementado mucho por la pandemia, la gente lo utiliza para tener un dinero, para vender una moto, una bicicleta, una guitarra. Los llaman desde otras provincias y les dicen que no pueden ir a buscar el producto y pagar. Les piden el CBU para transferirles el dinero, les mandan por WhatsApp una foto de un ticket falso de la transferencia del dinero, que dice que fue por 80.000 o 100.000 pesos, y les dicen que se han equivocado, que les transfirieron de más, entonces les piden que se dirijan al cajero para que les devuelvan la diferencia. El damnificado, sin chequear que no le había llegado nada, cae en el ardid del cajero”.

Respecto del origen de las llamadas de los delincuentes, González indicó que “la mayoría son de otras provincias, y la provincia donde más se ve es Córdoba. Hay muchos de la unidad penal de Río Cuarto, hemos tenido esa información por investigaciones donde se activan las líneas telefónicas desde ese lugar”.

El ardid de la segunda dosis

En los últimos días en Paraná se han viralizado audios a través de grupos familiares, de amigos o vecinales de WhatsApp, en los que se advierte que “están llamando a la gente con los datos personales, te dicen tu nombre, tu número de documento, que te hiciste la primera dosis en tal lado, y ahora te corresponde la segunda. Y te van conversando para entrar en confianza hasta que te dan un código con el cual tienen que ir a la red Link para ingresar un comprobante. De esa manera después tienen acceso a la cuenta bancaria”.

Al respecto, el jefe de Delitos Económicos dijo: “Hemos escuchado que han llamado al 911, no he tenido ninguna denuncia judicializada formalmente, por lo menos en la División nuestra, y en las comisarías tampoco. Sí hemos tenido el alerta en el 911 donde refieren que se han comunicado para pedirles los datos de la tarjeta diciéndoles que para poder acceder a colocarse la vacuna tienen que hacer un depósito lo más pronto posible. Entonces la gente ha alertado”.

A su vez, refirió: “Hemos tenido el llamado de atención de personas que han sido vacunadas anteriormente y se observa que los estafadores están manejando esa información, esa base de datos para convencer a la persona que, ya sabiendo que le va a tocar la segunda dosis, haga el pago para tener la segunda”.

“El objetivo es que se dirijan a un cajero automático, obviamente fuera del horario bancario porque van a ir dictándoles los pasos por teléfono a la víctima para hacer la transferencia”, detalló.

Intento de estafa

En la ciudad de Federal se registró otro intento de estafa telefónica. Desde la Jefatura Departamental local informaron a UNO que se recibió en la División Investigaciones una denuncia de una mujer donde dijo que su hijo de 23 años había recibido una llamada en horas de la noche del martes de un hombre manifestando ser del Banco Provincia y que le iba a comprar una moto. El desconocido le indicó que para depositar el dinero tendría que seguir los pasos en el Banco de Entre Ríos, con el claro objetivo de sustraerle sus datos personales.

El joven no siguió las indicaciones del estafador, pero por las dudas la mujer fue a la entidad bancaria, donde se constató que no se registraron movimientos en la cuenta, pero ante la sospecha de la posible estafa o defraudación dieron de baja la tarjeta de débito.

Por esto, desde la Policía local alertaron para “tomar todas las medidas preventivas ante este tipo de comunicaciones” e insistieron en “no informar claves de acceso de cajeros y home banking”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario