Estafa

Escribano indagado por supuesta estafa en venta de un campo

El escribano fue imputado en la Fiscalía junto a un agente de inmobiliaria, acusados de estafa a un matrimonio de Crespo. Aseguró que actuó legalmente.

Jueves 25 de Agosto de 2022

Tres hombres fueron indagados el martes en la Fiscalía de Paraná por la estafa sufrida por un matrimonio de la ciudad de Crespo que compró un campo, entregó mucho dinero y nunca pudo hacerse de la propiedad. Entre los acusados de supuesta maniobra delictiva están el escribano José Luis Zuffiaurre y el dueño de la inmobiliaria de San Benito, Juan Bertagnole. El notario dio las explicaciones de su intervención, mostró los documentos y aseguró que su rol en la transacción fue lícito.

Tal como informó UNO sobre el inicio de esta causa en 2021, todo comenzó cuando la familia de Crespo vio un anuncio sobre la venta de un campo ubicado en el Departamento La Paz. Contactó a quien creían que era el dueño y se reunieron en la escribanía junto al comisionista de la inmobiliaria de la localidad vecina. Señaron y, tras unos problemas económicos, recién pudieron hacer la compra en octubre de 2020: firmaron y pagaron una suma millonaria pero, cuando fueron al establecimiento, se encontraron con que el dueño era otro y que no estaba a la venta.

La imputación formulada por el fiscal Martín Wasinger apunta “Entre el mes de octubre del año 2018 y el mismo mes del año 2020, Miguel Iniguez ofreció para la venta a Edmundo David Schmidt y Beatriz Ida Waigant el 50% indiviso de un campo de 425 hectáreas ubicado en el kilómetro 520 de la ruta nacional 12, en el Paraje El Solar, plano de mensura Nº 29.646, junto a Juan Bertagnole oficiando como intermediarios, el cual pertenecía a Iván Salinas y oficiando como notario el escribano José Luis Zuffiaurre”.

Se aclara en la imputación que todo esto fue “a sabiendas todos de que el inmueble tenía propietarios con posesión actual desde el 2016 en que Salinas y Bertagnole fueran sobreseídos por la usurpación del mismo, luego de que llegaran a un acuerdo de desalojo con su dueño”.

Asimismo, se detalla que “la cesión onerosa de derechos posesorios se concretó el día 20 de noviembre de 2020 por la suma de 4.200.000 pesos, abonando además 250.000 pesos de comisión a Bertagnole y 10.000 pesos a Zuffiaure, montos por los cuales resultaron perjudicados Schmidt y Waigant”.

Para la Fiscalía el delito que se configura con este hecho es estelionato, es decir, la venta como libres, de bienes que están en un litigio, embargados o gravados; así como vender, gravar o arrendar como propios bienes ajenos.

En la causa los damnificados están como querellantes, mediante el abogado Horacio Barreto, quien evalúa solicitar que la imputación sea por el delito de Asociación ilícita, ya que considera que actuaron cuatro personas que se conocían y en connivencia para engañar al matrimonio.

En cuanto a los roles de cada uno, se apunta que Iniguez era el falso vendedor del campo, Bertagnole quien gestionó la operación inmobiliaria e Iván Salinas el falso poseedor del campo. A su vez, aparece otro personaje en esta historia, Ceferino Garbezza, un hombre que vive en un asentamiento popular de Paraná quien dijo que le ofrecieron dinero para firmar como falso dueño de la propiedad.

Zuffiaurre, asistido por su defensa técnica, declaró el martes en la entrevista con el fiscal y explicó cuál fue su actuación en la operación. Mostró la documentación y, básicamente, argumentó que él no sabía ni podía tener conocimiento sobre la situación del campo, ya que los escribanos intervienen dando fe de los papeles que se presentan, nunca realizan constataciones en las propiedades. En este sentido, delegó toda la responsabilidad en los otros imputados.

Por su parte, Bertagnole asistió a la indagatoria y se abstuvo de declarar. Es uno de los más complicados de todos, ya que dirigió la operación inmobiliaria y, como si esto fuera poco, tiene otra causa en trámite por un hecho similar.

Si bien la Investigación Penal Preparatoria lleva casi un año, todavía faltan medidas por tomar y no se descarta que se pueda arribar a una salida alternativa del conflicto, por acuerdo entre partes.

Cabe recordar que Zuffiaurre fue diputado provincial entre 1987 y 1991), vicepresidente de la Caja de Jubilaciones de Entre Ríos (1984- 1986) y secretario de Justicia de Entre Ríos (1986-1987).

La denuncia

El campo en cuestión tiene 425 hectáreas y está ubicado en el kilómetro 520 de la ruta 12, paraje El Solar (Departamento La Paz), por el camino rural de la escuela Antequeda. La oferta era por el 50% del campo en más de 4 millones de pesos y la otra mitad sería más adelante. Les informaron que era una posesión de más de 20 años de esa propiedad, “lista para escriturar vía juicio de usucapión”, de lo cual el escribano daría fe de la operación.

En otra reunión les requirieron una seña de 200.000 pesos que quedarían en caución en un sobre sellado y cerrado en una caja fuerte en la escribanía. Entregaron el dinero, pero la compra se demoró un tiempo por “gastos imprevistos” que tuvo la familia.

Finalmente, en octubre de 2020 se terminó de cerrar el trato, tal como se describió en la imputación.

El escribano les habría dicho que no les podía entregar el campo porque estaba arrendado hasta julio de 2021 y que de ninguna manera podían ir al lugar sin antes consultar con ellos, que había que esperar y que confiaran. Como gente de palabra, confiaron y no recibieron ninguna documentación del establecimiento que pensaban que adquirían.

“El dinero que juntamos fue producto de una vida de trabajo rural producto de nuestro esfuerzo diario”, dijeron las víctimas en su denuncia. “Se aprovecharon de personas mayores de edad que confiamos plenamente en el letrado”, agregaron.

A mediados de 2021 fueron hasta el campo y los atendió un hombre que les dijo que el campo estaba arrendado y que no estaba a la venta, y que su titular registral era un hombre de Rosario que se lo compró a una persona de Nogoyá.

Además, el cuidador del campo les contó que ya habían tenido problemas con otras personas que iban a verlo, nombrando al mismo escribano y al comisionista. En ese momento cayeron en la cuenta de que habían sido víctimas de una estafa.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario