Policiales
Martes 06 de Febrero de 2018

Escondido en un camión fue encontrado uno de los fugados de la Jefatura de Gualeguaychú

El muchacho de 21 años que se escapó de la Alcaidía de Gualeguaychú junto a otro detenido, el 28 de enero, en la siesta de este martes fue localizado tratando de salir en un camión.

Personal de la División Investigaciones de Gualeguaychú detuvo en la tarde de este martes a Brian Nicolás Verdinelli, uno de los fugados de la Alcaidía de la Jefatura de Policía.

El procedimiento se realizó en la estación de servicios YPF del Acceso Sur de esta ciudad. Allí los policías de civil observaron a una persona esconderse dentro de un Camión Ford Cargo.

Luego de ser demorado, se estableció que era el muchacho de 21 años que se había escapado junto a otro detenido en la tarde del 28 de enero.

Comunicada la novedad a las autoridades judiciales, se dispuso su reingreso a la Alcaidía, donde permanecerá con custodia permanente.

UNO había publicado en su momento, que Luis Martínez y Brian Verdenelli se habían escapado al abrir el candado de la celda, luego, desde un pasillo, sacaron una chapa del techo y por allí habrían fugado por calle República Oriental.

A pocas cuadras del lugar, robaron una moto, que luego dejaron abandonada en la zona de calles 1° de Mayo y Salaberry, al norte de la ciudad.

Mientras eran intensamente buscados por personal policial que trabaja en las cercanías del hallazgo de la moto, se recibe también la colaboración de vecinos de la zona donde habitualmente se manejaban los prófugos cuando aún estaban en libertad.

Se desconoce si los prófugos Luis Martínez y Brian Verdinelli habrían fabricado algún elemento con el que abrieron el candado. Se investigará también si contaron con la ayuda de personal de la institución.

El guardia de las celdas se encontraba en su lugar, una especie de oficina en la que deben permanecer para dar cierta intimidad a los detenidos. Desde allí, no se habría escuchado ningún ruido extraño ni tampoco los otros detenidos habrían colaborado para dar alguna información.

Por disposición de las autoridades Departamentales y de la Jefatura Central se inició un sumario para deslindar responsabilidades. No es la primera vez que ocurre un hecho de este tipo en la provincia de Entre Ríos, ya que antecedentes de fuga de Jefaturas hay muchos. El más rutilante fue el que ocurrió el 7 de noviembre de 1991 a las 2.30 cuando el policía Carlos Balla, condenado por el homicidio del escribano Calero se fugó de la Jefatura Central de Policía.

Recapturado

Verdinelli habría intentado trasbordar algún camión para poder salir de la ciudad, pero no se percató de la presencia de los investigadores de civil.

Ahora el trabajo de la Policía, sigue en procura de poder localizar a Luis Martínez.

Comentarios