Secciones
Robo

"Es doloroso verlos dados vuelta y que nos roben para drogarse"

Un ladrón se cayó de un balcón en calle Sarmiento de Paraná. Vecinos tienen miedo por la cantidad de robos en la calle y en sus viviendas.

Martes 04 de Febrero de 2020

Para anoche y esta madrugada estaba anunciada tormenta en Paraná, pero a los vecinos del barrio Lourdes no les preocupan las inclemencias del tiempo, sino que es el momento que los ladrones de la zona aprovechan para subirse a los techos y meterse en las casas para robar. La situación de inseguridad que se vive en la zona de la capital provincial, entre las calles Laprida, Bulevar Sarmiento y 25 de Junio al final, tiene bajo mucho temor a la gente que vive allí. Destacan que la Policía circula en patrulleros, pero afirman que esto no alcanza y cuestionan la “puerta giratoria” de la Justicia.

Embed

Ayer sucedió uno más de los hechos que ocurren prácticamente a diario y que fue noticia porque un ladrón que trepaba a una casa se cayó del balcón y se fracturó. El hecho ocurrió en horas de la madrugada, en una vivienda de calle Sarmiento, entre Laprida y Cervantes. La familia que vive en la casa se despertó al escuchar los gritos desesperados del joven que estaba tirado en la vereda. Cuando llegó una ambulancia lo trasladó al hospital San Martín. Al parecer, el delincuente llevaba en la mochila dos celulares que había robado recientemente en la zona céntrica.

“Es una zona muy insegura, pese al patrullaje de la comisaría 17ª, se meten en las casas, roban celulares”, contó a UNO una vecina que se comunicó para expresar la preocupación de todo el barrio, que anteriormente se denominaba La Bolsa.

“Estamos permanentemente controlados en nuestras viviendas, hoy (por ayer) fue un ejemplo de lo que está pasando. En bulevar Sarmiento desvalijaron una casa hace tres semanas más o menos, a un canillita que entró al baño de su casa, dejó la plata en la mesa y se la robaron. Vivimos con miedo cuando tenemos que salir a tomar el colectivo a las cinco y media o seis de la madrugada para ir a trabajar por los arrebatos”, lamentó la mujer, y agregó que “cuando los hechos se judicializan, los ladrones entran por una puerta y salen por la otra”.

La vecina asegura que todos conocen a los autores de la mayoría de los hechos delictivos que suceden hace un tiempo, ya que los han visto crecer en esas calles, y conocen también a sus familias.

“Son chicos nacidos y criados en el barrio, es muy doloroso verlos dados vuelta y hacer cualquier cosa para comprar droga. Nos roban a los propios vecinos para comprar merca”, aseguró la mujer.

Además, recordó que la situación empeoró todavía más desde que falleció hace poco tiempo un choripanero que tenía su puesto en la esquina de 25 de Junio y Patagonia. El hombre era el único que los contenía un poco, y ahora se siente su ausencia.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario