Entre Ríos

El corazón para el buen funcionamiento de las patrullas

En los talleres de la Policía se realizan los vitales trabajos de mantenimiento, reparación y control de la mayoría de los vehículos que posee la fuerza

Jueves 31 de Marzo de 2022

Dentro de la Policía de Entre Ríos, hay un área para muchos desconocida, pero que es casi el corazón para el funcionamiento del parque automotor de la fuerza de seguridad. Si este sector no llegara a existir ocasionaría innumerables inconvenientes para el mantenimiento de los móviles y patrullas, y acarrearía un impresionante gasto tercerizando servicios con un costo millonario en repuestos, materiales y mano de obra.

La División Taller Mecánico de la Dirección de Logística funciona en la parte sur de Paraná, en calle Newbery, en el mismo predio donde también se encuentra ubicada la Verificación Técnica Vehicular. En las amplias instalaciones se acondicionaron espacios destinados a la atención de distintos servicios para los automóviles y camionetas de la Policía.

taller mecánico policía3.jpg

El taller funciona para brindar la atención en el mantenimiento total de los rodados, reparaciones, la parte de electricidad, gomería, aire acondicionado, calefacción, chapa y pintura y hasta la rectificación de motores. Además, también se acondicionó una tapicería y un taller interno de gráfica para el ploteo de las unidades de seguridad de toda la provincia.

La Dirección de Logística de la Policía de Entre Ríos tiene a su cargo el control del Taller, y en ese sentido, el responsable de los fondos de la fuerza, Fernando Ramos, mantiene una política de Estado impuesta por el jefe de Policía, Gustavo Maslein, el gobernador, Gustavo Bordet, y la ministra de Gobierno, Rosario Romero, de exigir el máximo control y eficiencia de las partidas presupuestarias que permitan optimizar los recursos y destinarlos íntegramente al funcionamiento operativo de la Policía con todos sus servicios.

taller mecánico policía2.jpg

Hacia afuera la Policía cuenta con una visibilización constante del personal de las áreas operativas, investigativas, de inteligencia o de criminalística, pero dentro de las estructuras hay sectores que son prácticamente desconocidos para el resto de la sociedad. Uno de ellos, es el Taller y los distintos satélites que lo conforman, nada más y nada menos para que estén operativos los cerca de 400 móviles que son asistidos regularmente.

Si esto no ocurriera, estaría en peligro la prestación de los recorridos diarios de las patrullas, los trabajos investigativos y de prevención de delitos.

El jefe de la División Taller Mecánico, comisario inspector Carlos Walter, no ocultó el buen momento que se vive en los Talleres. “Desde la Jefatura Central, nuestro jefe de Policía, la plana mayor y nuestro director de Logística están muy atentos para que esta parte de la Policía funcione muy bien”, detalló, para indicar que “el trabajo diario es intenso, pero con una dotación de unos 40 hombres y mujeres todas las dependencias funcionan a buen ritmo. Trabajo no nos falta”, expresó Walter a la hora de iniciar el detalle de las prestaciones diarias que se realizan.

taller mecánico policía 7.jpg

A ese lugar deben llegar todos los móviles nuevos y en uso, a los que se les deben realizar los services rutinarios y obligatorios. Desde el cambio de aceite, control de la parte eléctrica, cubiertas, trenes delanteros y todo lo que se imagina para el ajuste de las patrullas.

Walter valoró la gestión de la Jefatura que “permanentemente está dotando de los elementos básicos y necesarios para emprender las tareas, y con procesos licitatorios para la compra de insumos, repuestos, cubiertas y todo lo necesario para el mantenimiento de un vehículo, es que de esa forma, con el control del Estado hay transparencia en los actos, lo que llevar a ahorrar mucho dinero”.

taller mecánico policía 6.jpg

Las 24 horas

Cada 10.000 kilómetros a los móviles se le deben realizar el cambio de aceite y filtros, como a cualquier vehículo, también se les debe controlar el resto de los sistemas de seguridad del rodado.

Los autos y camionetas de la Policía tienen la característica de que paran muy poco por día. Se los mantiene las 24 horas funcionando previniendo o reprimiendo el delito. Las calles de Paraná y otras ciudades cuentan con zonas muy complejas para la transitabilidad, por lo que es habitual que la amortiguación, trenes delanteros y carrocerías comiencen a sentir el ritmo diario.

En los Talleres tienen prioridad por el servicio que prestan todos los móviles del 911, de la Dirección de Operaciones y luego el resto de las direcciones.

Un promedio de 60 vehículos asisten por mes y al año superan los 400 rodados controlados.

Además, se les deben sumar las roturas o daños en incidentes viales o imprevistos, que siempre están a la orden del día. Justamente, en estas horas están terminando de rectificar una camioneta que era del 911, y faltando los detalles menores se dispuso que dicho móvil cumpla funciones en otra repartición.

taller mecánico policía 5.jpg

Con esmero, profesionalidad y responsabilidad los mecánicos realizan las tareas diarias complejas, porque la gran mayoría del parque automotor ya cuenta con computadoras y controles eléctricos.

Para ello, los integrantes de Talleres de la Policía debieron capacitarse en inyección eléctrica y realizar los cursos necesarios para poder verificar el funcionamiento con los modernos softwares y computadoras.

Para complementar los controles se brindan servicios de ajustes de aires acondicionados y calefacción.

La gomería es otro sector que trabaja a full, y no es para menos, ya que el monitoreo de cada móvil es sobre las cuatro cubiertas. Se hizo saber que el cambio de una cremallera tiene el costo aproximado de 350.000 pesos, y el sistema de embrague supera los 150.000 pesos. Un tren delantero, a la hora de cambiar los repuestos, se debe hablar de 150.000 pesos. “Afortunadamente con orden, coordinación y mucho control de gastos, la gran totalidad de los móviles son controlados, y si se deben realizar cambios que son muy costosos, tenemos la ventaja de la mano de obra muy calificada”, reseñó Walter.

Valoró el trabajo de los operarios del taller, ya que “hay sectores que trabajan las 24 horas, como es el de la grúa, que deben socorrer vehículos”.

taller mecánico policía 4.jpg

Otro sector que está con alta demanda, es el de chapa y pintura. La calle tiene un alto porcentaje de incidentes viales, y cada tanto los móviles policiales también intervienen en los sucesos. “Todos los móviles están asegurados a través del Instituto del Seguro, y desde el choque más pequeño al más importante tienen la cobertura en las instancias necesarias. Mientras tanto, los operarios de chapa y pintura avanzan con los trabajos para poner en condiciones al móvil afectado”, hizo notar el comisario inspector.

La renovación del parque automotor

De los 400 vehículos que son controlados permanentemente en la División Talleres de la Policía se cuentan con años de uso. Hace poco por el trabajo conjunto de Talleres y Bomberos Zapadores se pudo remodelar y dejar en condiciones óptimas una autobomba.

Si bien no es de las más nuevas, al ejecutarse los trabajos de renovación y pintura quedó operativa para enfrentar todo tipo de contingencias ligadas con el trabajo de los bomberos.

Con respecto a vehículos siniestrados que pueden quedar muy destruidos, muchas veces se opta por sacarlos de circulación, ya que por los costos es más complejo reconstruirlo que adquirir uno nuevo.

Los autos y camionetas antiguas que dejan de prestar servicios y no pueden ser utilizados, se los lleva al depósito policial de La Picada, en el Departamento Paraná.

Algunos modelos 2008 son los más antiguos. La gran mayoría son automóviles y camionetas que tienen entre tres y siete años.

Una radiografía

Cada vehículo que ingresa a los Talleres de la Policía tiene que emprender un protocolo interno. No solo que queda registrado el ingreso en las cámaras de seguridad, sino que administrativamente hay un proceso donde se vuelca el tiempo que estuvo parado, qué tipo de trabajos y reparaciones le ejecutaron, el chofer que lo llevó y qué persona lo retiró. De esa manera, se evitan posibles inconvenientes. “Es la mejor manera de que nadie tenga dudas. Si alguien reclama se miran las cámaras, los registros, como otros controles internos, y allí se establece con total certeza si el rodado estuvo o no, y qué tipo de servicios se ejecutaron”, contó Walter.

taller mecánico policía.jpg

Llamó la atención el orden y la división de las tareas operativas de las administrativas. En las oficinas también hay un recorrido cronológico vinculado con el trabajo sobre cada vehículo.

Además, están todas las carpetas oficiales de esa patrulla con el historial de trabajos, servicios, y documentación adicional que respalda la titularidad del móvil policial. “Contamos con una especie de gestoría y de oficina donde se realiza la radiografía íntegra de cada rodado policial que pasa por los talleres”, valoró el responsable.

En ese sector, también se concentra la información de los choferes oficiales y autorizados que tienen además las licencias de conducir y los legajos de las patrullas. “Por este control interno se logró evitar todo tipo de problemas, y esto permite ajustar al máximo los controles”, observó Walter.

También del Taller depende el sector de tapicería, necesario para mantener el buen estado de los asientos y cubrevolantes de todos los móviles policiales.

El trabajo en el Taller en las últimas semanas fue más intenso. “El gobierno entrerriano y la Policía adquirieron 20 nuevas unidades, las que debieron ser ploteadas, acondicionadas y preparadas para salir a la calle en estas instalaciones”, describió el integrante de la Dirección de Logística de la Policía de Entre Ríos. Hablando de plotear los móviles, en los Talleres también hay un sector de gráfica y diseño que permite realizar todas las calcomanías con los diferentes logos de cada área de la Policía.

“Es obvio que para mantener todos estos sectores en los talleres deben estar de modo permanente, los insumos, el material, repuestos, pinturas y otros elementos básicos para el funcionamiento. Esto no se lograría si no existiera el trabajo coordinado en Logística, que abastece sin ningún tipo de inconvenientes”, resaltó.

“Deberá saber la población que por el trabajo de estas 40 personas, el Estado se ahorra millones de pesos de mano de obra, y con la adquisición de los insumos necesarios se mantienen activas áreas esenciales para el funcionamiento de las patrullas policiales. Si esto no existiera, habría que enfrentar gastos muy importantes en la tercerización de los trabajos”, reflexionó finalmente Walter.

taller mecánico 1.jpg

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario