Secciones
Policiales

Confirmarían con un ADN la identidad del cuerpo del hombre disuelto en cal

La causa que investiga el asesinato de Carlos Mataloni marcha a paso firme con la hipótesis que tiene como única imputada a su pareja.

Martes 18 de Junio de 2019

La causa que investiga el asesinato de Carlos Mataloni ocurrido en Concordia, marcha a paso firme con la hipótesis que tiene como única imputada a su pareja, Claudia Vanesa Machado, de 38 años. Por un lado, se avanza con las medidas de prueba que comprometen cada vez más la situación de la mujer, quien había ocultado el cuerpo del hombre de 68 años e intentó disolverlo con cal. Por otro lado, se busca establecer con pericias científicas de manera fehaciente que los restos humanos hallados en el fondo de la vivienda de Yuquerí Chico, Estancia Grande, frente a Calabacillas, son de Mataloni.

Fuentes judiciales informaron a UNO que la acusada fue imputada por la fiscal Julia Rivoira por el delito de Homicidio calificado por el vínculo, que implica la pena única de prisión perpetua. Luego pidió al Juzgado de Garantías que se le imponga la medida cautelar de prisión preventiva, lo cual fue otorgado. De este modo, Machado quedó alojada en la Unidad Penal 6 de Paraná por el término de 45 días.

En tanto, si bien todo indica que Mataloni fue asesinado y luego su cuerpo disuelto con cal en una pieza de la finca, hasta ahora no se halló ningún indicio que permitiera confirmarlo por algún medio de prueba: los restos hallados eran casi todos huesos, el rostro era lógicamente irreconocible, no se pudieron obtener huellas dactilares de lo poco de piel que quedaba en sus manos y tampoco se pudo chequear su identidad a través de la dentadura, ya que no hay registro en ningún lado de la misma que permita realizar un cotejo.

Por esto, se indicó a UNO que se avanzará con la remisión de una muestra de la víctima y de una familiar directa al laboratorio para que se realice un análisis de ADN y así poder confirmar oficialmente lo que ya se sabe por todos los indicios.

Cabe recordar que la historia del macabro hallazgo comenzó a partir de la denuncia de los hijos de Mataloni porque no lo veían hacía tiempo. Los efectivos policiales, entre ellos peritos de Criminalística, junto a la fiscal Rivoira, allanaron la vivienda. Los uniformados ingresaron a una pieza ubicada en el fondo, donde había una lona plástica negra. Cuando la levantaron, encontraron el esqueleto.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario