Caso Gisela López
Jueves 26 de Abril de 2018

Con otro juicio buscarán condenar a los absueltos por el femicidio de Gisela

La Cámara de Casación Penal anuló la sentencia que declaró inocentes a Mario y Elvio Saucedo y Matías Vega por "incoherente y arbitraria"

Dos años y tres días después del femicidio de Gisela López, en la causa que investiga la responsabilidad de los tres acusados, todavía no está todo dicho. El año pasado, tras el juicio en que se acusó y pidió prisión perpetua para Mario y Elvio Saucedo y Matías Vega, el Tribunal dictó un fallo contundente de absolución lisa y llana con duras críticas a la Fiscalía por "las escasas y débiles pruebas arrimadas al juicio". Los representantes de la acusación pública presentaron un recurso ante la Cámara de Casación Penal para revisar la sentencia y ayer se conoció la resolución de esta instancia judicial superior: la anulación de aquella absolución por ser incoherente y arbitraria, por "prescindir de prueba, como en valorarla fragmentariamente y en introducir en su análisis elementos que no formaron parte del acuerdo probatorio". Por esto, con un fallo dividido, ordenaron hacer un nuevo juicio contra los acusados.

TE PUEDEN INTERESAR MÁS NOTAS SOBRE EL CASO GISELA LÓPEZ
Era la decisión que esperaba la familia de Gisela, que está convencida de la participación de los imputados en el femicidio, así como de otros que no están mencionados.
En la noche del 22 de abril de 2016, la víctima regresaba de la escuela a su casa, caminando por la avenida Presidente Perón de Santa Elena, hacia el barrio 120 Viviendas. En la zona conocida como El Bajo, fue raptada, violada y asesinada. Su cuerpo fue hallado 18 días después, a pocos metros de ese lugar. Esto es lo único sobre lo que nunca hubo discusión, pero sobre lo demás, dos Tribunales entendieron cosas distintas. ¿Dónde fue abusada y asesinada? ¿Quién es o quiénes son los criminales?
El año pasado, los jueces del Tribunal de Juicio Ricardo Bonazzola, José María Chémez y Cristina Van Denbrouke consideraron que el lugar donde fue hallado el cuerpo es el mismo en que se produjo el ataque sexual y homicida. Y afirmaron que no hubo ninguna prueba objetiva ni testimonial que derribara el estado de inocencia de los Saucedo y Vega.
Las juezas de la Cámara de Casación Marcela Davite y Marcela Badano afirmaron que aquel Tribunal "para determinar el lugar del hecho, utilizó exclusivamente la prueba científica, a pesar de que un número importante de testigos justamente lo que afirmaron es que el hecho ocurrió en otro lugar. Pero además, cuando ponderó esa prueba científica, la fraccionó y solo tomó en consideración la información que servía a la hipótesis conforme a la cual el hecho ocurrió íntegramente en el lugar del hallazgo del cuerpo, sin explicar los motivos por los que omitió ponderar aquellos datos, también científicos, que indican como posible la hipótesis contraria".
Principalmente (dentro de una resolución de más de 40 páginas) ambas vocales sostienen, de acuerdo a lo declarado por el médico forense Walter Aguirre acerca del modo de ahorcamiento que le causó la muerte a Gisela, que fue una compresión manual además del cordón que tenía atado al cuello y a un alambrado. "Solo puede inferirse que se montó una escena", aseveran en el fallo, en coincidencia con lo planteado por la Fiscalía.
A su vez, analizaron otra prueba: una bota de la víctima hallada en el lugar donde estaba el cuerpo, que no había sido vista en los rastrillajes y que estaba limpia, sin vestigios de tierra, por lo que entienden que "los captores dispusieron del cadáver con suficiente tiempo como para elegir un lugar donde ocultarlo y luego la bota fue colocada en ese lugar, como un señuelo para que se encontrase".
Quien no estuvo de acuerdo fue el vocal Hugo Perotti: "Se podrá estar de acuerdo, o no, con el resultado que adoptó el Tribunal de Juicio. Pero no podemos afirmar que el mismo incurrió en 'arbitrariedad' al momento de fundar el fallo, habiendo dado las razones o motivos en las que sustentó su decisión desincriminatoria. Por el contrario, considero que la postura de la Fiscalía al elaborar su impugnación, no trasunta más que una disconformidad con las conclusiones arribadas por el Tribunal, por supuesto que plausible, pero no receptable, constituyendo el reclamo una discrepancia con lo resuelto". Por esto, su voto en minoría fue en rechazo del recurso, para confirmar la sentencia.
Ahora, habrá que esperar que se fije una fecha para el nuevo juicio, que deberá tener un Tribunal distinto. Se debatirán las mismas pruebas, aunque no se descarta la aparición de nuevos testigos.

"Las esperanzas siempre las tuvimos", dijo Gabriela López

Luego de conocerse el fallo de la Cámara de Casación Penal, los familiares de Gisela López que viajaron a Paraná se abrazaron y lloraron. "Las esperanzas siempre las tuvimos, es difícil porque uno trata de hacer lo mejor posible y estar tranquilo, pero a veces hay la bronca, y el deseo de que se haga justicia es lo que queremos. Siento alegría porque esperábamos esto, que sigan imputados los que estuvieron desde un principio, los que la fiscal trajo a juicio", dijo ayer Gabriela, la madre de la víctima.
"El fiscal (Santiago Alfieri) me dio la mano y me dijo que iba a hacer todo lo posible para buscar al asesino de mi hija. Ahora esperemos que encuentre las pruebas que necesita para que tenga una condena como se merecen", agregó
"Hasta el día de hoy se escuchan rumores de que hay más implicados, lo único que le pido al pueblo de Santa Elena es que si han visto algo que lo digan, que no se callen, que Gisela necesita descansar en paz y que dejemos de ocultar cosas porque si no ayudamos a la Justicia pasa lo que pasa", reclamó Gabriela.
Sobre su convicción de la participación de los tres imputados en la causa, la mamá de Gisela dijo: "Ellos no están afuera, me parece que sí hay que poner a más personas, hay que buscar a otros que no estuvieron (juzgados), el fiscal lo sabe porque rumor que llegaba a casa se lo consultaba a él, y ahora más tenemos que ayudarlo para que se sepa la verdad".
La procuradora general adjunta, Cecilia Goyeneche, manifestó su satisfacción: "Era lo que esperábamos, queda un largo camino, porque hay que hacer un nuevo debate y esperamos tener una sentencia justa. Nos pone contentos, porque sabemos que estas personas son las autoras de este crimen tan espantoso".

Comentarios