Secciones
Delitos económicos

Abuela estafada con la extensión de las tarjetas de crédito

La víctima es oriunda de Villa Constitución y varias personas del país estafaron a la abuela. Tres de las acusadas son de Paraná y se les allanó sus viviendas

Sábado 11 de Septiembre de 2021

Las estafas y delitos económicos están a la orden del día, y una alta proporción de las víctimas son adultos mayores. Una nueva modalidad se descubrió en las últimas horas, de la cual fue víctima una abuela de 82 años, quien sufrió la extensión fraudulenta de su tarjeta de crédito, y que llevó a la compra ilegal de todo tipo de electrodomésticos. En la maniobra fueron detectadas personas de Paraná, San Juan y Santa Fe.

En la noche del viernes finalizaron dos allanamientos en Paraná, en Paraná V y en el Barrio Pasteleros, donde la Justicia de Santa Fe requería el secuestro de elementos de interés para la causa judicial.

Personal de la División Delitos Económicos, finalmente localizó varias tarjetas de créditos que habían sido extendidas, sin saber por la legítima dueña en Villa Constitución.

Todo se inició con la denuncia de la nieta de la víctima. La joven de 22 años detectó en los resúmenes de cuentas de la tarjeta de crédito llamativas compras de su abuela en productos que ella no tenía, incluso con tarjetas que tampoco usaba.

Fue así que se descubrieron operaciones de compras en diferentes partes del país con extensiones de su tarjeta. Algunas de estas compras fueron realizadas en diferentes tiendas de ropa como así también en sitios de internet de locales de electrodomésticos.

En la investigación se detectaron dos tarjetas que se encontraban funcionando en Paraná. A raíz de la pesquisa se estableció que se habían realizado de forma fraudulenta extensiones de tarjetas de créditos desde la cuenta de la víctima y estaban a cargo de una mujer de 24 años.

La acusada hizo uso de datos confidenciales de la víctima, introduciéndolos en la aplicación de tarjeta con la utilización de equipos informáticos para crear una extensión con la cual se realizaron diferentes operaciones de compras comerciales sin el consentimiento de la víctima.

La maniobra consistía en conseguir datos personales de diferentes personas para realizar extensiones de tarjetas de crédito, la cual se realizaba de forma virtual con datos confidenciales de la víctima obtenidos de forma fraudulenta. Posteriormente llegaba la tarjeta al titular de la extensión y realizaban compras en sitios de internet, las cuales llegaban al domicilio de esta última.

En la causa quedaron supeditadas tres mujeres mayores de edad oriundas de la ciudad de Paraná. Y de los procedimientos realizados se secuestró: tarjetas de crédito Naranja a nombre de acusada, y documentación que le comprenden a estas tarjetas con los datos personales de la víctima, tres equipos de telefonía celular, Chips de telefonía y documentación de interés para la causa.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario