Agrotóxicos
Martes 14 de Mayo de 2019

Todo listo para un juicio inédito por el uso de agroquímicos en Córdoba

Designaron a los jueces de la Cámara 12ª del Crimen para que hagan el debate por la contaminación en barrio Ituzaingó. Ya hay condenados en el caso

Córdoba.- La "causa madre" por fumigaciones con agroquímicos en barrio Ituzaingó Anexo, de la ciudad de Córdoba, y en la comuna de Los Cedros recibió la asignación de los jueces que harán el juicio, probablemente a comienzos de 2020.
Luego de varios años en la Cámara 7ª del Crimen, donde no fue posible integrar un tribunal, fueron designados los vocales de la Cámara 12ª del Crimen para que realicen el debate.
Ellos son los miembros habituales de ese Juzgado: Ana María Lucero Offredi (presidenta), Gabriela María Bella y Gustavo Reinaldi.
La causa que instruyó el hoy retirado fiscal Carlos Matheu fue elevada en 2014 y a partir de ese momento inició una larga peregrinación judicial, que incluyó recursos de oposición hasta el Tribunal Superior de Justicia (TSJ). A pesar de la designación de la Cámara 7ª, por excusaciones, jubilaciones o enfermedades, nunca fue posible que se integrara el tribunal.
El expediente analiza dos hechos de fumigaciones prohibidas en zonas urbanas, en el barrio Ituzaingó Anexo de la capital cordobesa y cerca de allí, en la comuna de Los Cedros, al sur de la ciudad de Córdoba, informó La Voz.
En 2012, la Cámara 1ª del Crimen condenó a los acusados de la otra causa de barrio Ituzaingó Anexo que también instruyó Carlos Matheu, sentando un precedente único en América Latina. Los principales condenados, el productor Francisco Parra y el aviador que fumigó, Edgardo Pancello, llegaron hasta la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que confirmó la condena a tres años de prisión condicional.
La condena recayó porque mediante el uso de agroquímicos envenenaron de "modo peligroso" suelos, salud y el ambiente en general en la zona de barrio Ituzaingó Anexo. La Corte consideró que la queja era "inadmisible" porque el delito no constituye un "agravio federal" y desestimó así el último recurso de la defensa.
Segundo juicio en 2020
Ahora, debe analizarse el expediente "madre" de esta causa, que incluye también fumigaciones no autorizadas en la comuna de Los Cedros. Debido al intenso programa de audiencias que tiene este tribunal, se presume que el debate recién se iniciará a comienzos de 2020.
La causa tiene seis imputados como presuntos coautores del delito de contaminación ambiental dolosa, tipificado por el artículo 55 de la ley de Residuos Peligrosos 24051. Los hechos se registraron entre 2003 y 2004.
Los imputados son el productor agropecuario Francisco Rafael Parra y el piloto aeroaplicador Edgardo Pancello. Ambos fueron condenados el 21 de agosto de 2012 por la Cámara 1ª del Crimen en una causa por fumigaciones.
También estarán en el banquillo de los acusados el empleado y aviador Gustavo Alejandro Peralta Amaya, los hermanos empresarios Javier Eduardo y Fernando Ramón Amuchástegui (directivos de Tecnocampo SA) y la ingeniera agrónoma de esa firma, Alejandra del Carmen Mendizábal Pizarro.




Monsanto, condenada

Un jurado de California otorgó el lunes más de 2.000 millones de dólares a una pareja que demandó a Monsanto (hoy propiedad de la alemana Bayer) porque el herbicida Roundup con base de glifosato les causó su cáncer, en el tercer fallo consecutivo de un jurado estadounidense contra la compañía. El jurado superior de San Francisco en Oakland dijo que la compañía era responsable de que los demandantes Alva y Alberta Pilliod contrajeran un linfoma no Hodgkin, indicó una portavoz de la pareja. El fallo le otorgó 18 millones de dólaresen daños compensatorios y 1.000 millones de dólares en daños punitivos a Alva Pilliod y 37 millones de dólares en daños compensatorios y 1.000 millones en daños punitivos a su esposa, Alberta Pilliod. El veredicto fue la tercera derrota judicial para Bayer en los casos en los que responsabilizan al herbicida Roundup de causar cáncer.
Monsanto fue condenado en los Estados Unidos en 2018 y 2019 por no tomar las medidas necesarias para advertir sobre los riesgos potenciales del Roundup, su herbicida que contiene glifosato, que dos jurados de California dictaminaron que causó cáncer a dos usuarios. Bayer, que compró Monsanto en 2018 por 63.000 millones de dólares, enfrenta más de 13.400 juicios en los Estados Unidos por el supuesto riesgo de cáncer del herbicida.
Bayer niega las acusaciones y dice que décadas de estudios realizados por la compañía y científicos independientes han demostrado que el glifosato y el Roundup son seguros para el uso humano. Además, sostiene que varios reguladores de todo el mundo han encontraron que el glifosato no es carcinógeno para los humanos.
El jurado sostuvo que Roundup había sido diseñado de manera defectuosa, que Monsanto no advirtió sobre el riesgo de cáncer del herbicida.

Comentarios