Femicidio
Jueves 26 de Abril de 2018

Absolvieron al acusado del primer caso de grooming seguido de femicidio de una chica de 19 años y hubo incidentes

El caso ocurrió en 2016, en Corrientes. Hoy absolvieron al único imputado acusado de captar y matar a Tamara Salazar.

Raúl Escalante fue declarado inocente de culpa y cargo en el juicio por el asesinato de la joven de 19 años Tamara Salazar, ocurrido en enero de 2016, en Corrientes.


Luego de la decisión del tribunal hubo incidentes en la puerta del Juzgado correntino.


Embed


La querella había solicitado prisión perpetua para Raúl Escalante por el femicidio de Tamara Salazar, ocurrido en enero de 2016, en un contexto de grooming. Sin embargo el Tribunal Oral Penal N° 1, integrado por Cinthia Godoy Prats, Ana Figueredo y Raúl Guerín, consideró que no había pruebas suficiente por lo cual absolvieron al imputado.


Familiares de la víctima y allegados, disconformes por el fallo, provocaron disturbios y daños en el edificio Patono y en la zona del cruce de las calles Plácido Martínez y San Juan, indicó El Litoral.


El primer caso de grooming seguido de muerte


El caso de Tamara Salazar ocurrió en enero de 2016 cuando salió de su casa en el barrio San Marcos.


En esa oportunidad la joven se dirigió a la avenida Maipú, lugar donde se subió a un auto y al otro día su cuerpo sin vida fue encontrado por Ruta 5 cerca de Lomas de González.


“Se llega a la conclusión de que es un caso de grooming, luego de muchas pruebas y un trabajo de investigación exhaustivo por parte de la fiscal Sonia Meza acompañando de parte de la querella que asegura haber acreditado que Luis Escalante hab{ia contactado a Tamara pidiendo amistad en una red social muy conocida y luego de distintos procedimientos engañosos fue ganándose la voluntad y confianza de la menor logrando que acceda a los pedidos que le hacía para luego abusarla y matarla”, había relatado el abogado Hermindo González.


“La conquista” por facebook llevó un poco más de un mes y los días previos a lo que fue la captación y subirla al vehículo, las comunicaciones también eran a través de insistentes llamadas por teléfonos (alrededor de 150) y mensajes de textos hasta los minutos previos que la hizo subir a su vehículo por avenida Maipú.


“Básicamente estamos ante un homicidio agravado por ser en contexto de violencia de género que es lo que tipifica el Art 80 inc 11 del Código Penal y la metodología implementada para la comisión del delito fue a través de la figura del grooming”, había sostenido González antes del juicio.


Comentarios