Ovacion
Lunes 04 de Agosto de 2014

Lucía Fresco, la entrerriana estrella del voley

La oriunda de Chajarí, de 1,93 m, viene de ser la máxima anotadora de Las Panteras en los Grand Prix de Puerto Rico y Bélgica, sumando 75 puntos en seis encuentros.

Para Lucía Fresco, la opuesta de 1.93 metros que tienen Las Panteras, el Grand Prix 2014 marcó el regreso a las canchas después de casi un año de inactividad por una operación en el hombro derecho, que conllevó una larga recuperación.

 

La Rusa sumó 75 puntos en los seis encuentros que jugó y es la máxima anotadora del seleccionado argentino, aunque aún no se siente al cien por ciento.

 

"Tenía muchos nervios e incertidumbre, miedo de entrar a la cancha y que no me saliera nada, por suerte no fue así", contó Fresco.

 

"Igualmente, todavía me siento insegura. Yo había terminado en un muy buen nivel cuando me lesioné y volver fue difícil. Me falta soltar bien el brazo, soy muy exigente conmigo", agregó la entrerriana número 5 de la Selección, que hoy emprendió el regreso al país después de los cuadrangulares del Grand Prix en Puerto Rico y Bélgica.

 

Las Panteras perdieron cinco partidos en lo que va del torneo (con Puerto Rico, dos veces con Holanda, con Canadá y Bélgica) y ganaron solamente uno, a Cuba.

 

"Como equipo nos falta encontrar una unión más visible, como la que había el año pasado, estamos en esa búsqueda. Tuvimos algunos problemas de lesiones. Yo volviendo después de un año, Mimi (Emilce) Sosa y Sol Píccolo que no están, (Yamila) Nizetich que recién pudo jugar en Bélgica... Son cosas que influyen aunque hay buenos reemplazos", analizó la rubia de 23 años.

 

Para Fresco, no queda otra que "levantar la cabeza y ser optimistas de cara a los partidos en la Argentina", que ya se vienen. Es que entre viernes y sábado, Las Panteras serán locales del Grand Prix por primera vez en su historia, en Lomas de Zamora, por la tercera fecha.

 

Los rivales serán Perú, Canadá y Cuba, en ese orden (todos desde las 20.30, con televisación de TyC Sports).

 

"No estamos acostumbradas a jugar con gente a favor, pero debemos trasladar esa euforia a algo positivo. Es espectacular que haya gente que nos apoye. Vivimos jugando con gente en contra. Yo habré ido siete veces a Perú, con 7 mil personas que te gritan de todo, porque encima nos odian... Va a ser bueno que se dé vuelta un poco", consideró Fresco.

 

Cuando Lucía tuvo que parar por su lesión en el hombro, tenía un contrato firmado con el club Potsdam de Alemania, donde iba a jugar por tercer año consecutivo tras ser máxima anotadora de la liga en la segunda temporada.

 

Pese al largo parate, después del Mundial de Italia, la oriunda de Chajarí jugará por primera vez en la Serie A1 italiana, en Urbino. Será la única `Pantera` en ese campeonato de máximo nivel de clubes.

 

"Paso de no jugar sin escalas a la A1", explicó Fresco en diálogo con Télam, "pero uno tiene que salir de la zona de confort, del club o liga donde te sentís cómodo, para crecer en esto".

 

Para la Rusa, de familia altísima pero "cero deportista" (papá médico y dos hermanos varones que le escaparon al básquet), el otro gran objetivo del 2014 es jugar el Mundial, del 23 de septiembre al 12 de octubre, algo que el seleccionado femenino de vóleibol no hace desde el 2002.

 

"El Mundial un sueño. Perdí tantas clasificaciones a los Mundiales, desde menores que las vengo jugando... y es terrible volver a casa sabiendo que no vas a estar. El año pasado conseguimos la plaza y ahora es tiempo de vivir ese sueño".

 

"Van a ser rivales de otro nivel y será difícil como este Grand Prix o seguramente más todavía. Pero es a lo que aspira cualquier atleta, el Mundial y los Juegos Olímpicos", expresó Fresco.

(Agencia Télam).- 

Comentarios