#LaSelfie
Domingo 20 de Enero de 2019

Federico Aguilar

Federico Aguilar nació el 6 de octubre de 1976 en Paraná. A los 6 años comenzó a jugar al fútbol en CPEF en el poli de avenida Ejército. Jugó al sóftbol y al básquet en Echagüe y al rugby en Estudiantes y Tilcara. Su papá vivía en un Rancho en Bajada y fue allí que nació su amor por el río.

—¿De qué equipo sos hincha?
—No me considero hincha porque para ser hincha necesitás muchas cosas que yo no tengo, pero las raíces están en Patronato. Mi abuelo formó parte del primer equipo de Patronato con el Padre Grella, así que Patronato.
—¿Un club?
—Antes el Poli de CPEF y ahora el Náutico Paraná.
—¿Un río?
—El Paraná, por el amor y el cariño.
—¿Una competencia?
—El Mundial de Vela en Dinamarca. Todos con Medallas colgadas al lado mío. Todos habían ido a los Juegos de Río y yo había ido, pero al carnaval. Me gastaban mis amigos porque en el mail estaban todos los olímpicos y yo.
—¿Un rival?
—Yo mismo, soy mi peor rival.
—¿Una maniobra?
—La que me permita ganar. No cambio la belleza o lo bien que salga por no ganar.
—¿En qué lugar te gustaría competir?
—Tiene que ver con la película que elijo, tiene que ver con un montón de cosas del deporte y porque conocí muchos lados con el deporte y Australia, no.
—¿Cuál fue el gol que más gritaste?
—El de Diego a los ingleses en 1986.
—¿A quién te gustaría meterle un caño?
—A uno de mis mejores amigos, Leandro Bosque. Lo disfruto mucho, es fana de Central y muy futbolero y el sabe que soy hincha, pero no como él y ama al fútbol, a Fontanarrosa. Es un bohemio del fútbol.
—¿Cuál fue el Mundial que más te gustó?
—El de 1986. Me tocó vivir una situación muy particular. Mi abuelo estaba sin casa y mis tíos también. Vivíamos todos en una casa de dos dormitorios, hacinados y nos "cagábamos a piñas" y el único momento de armonía que teníamos era ver el Mundial. Por eso no puedo tener nada contra Maradona es todo, nos sacaba una sonrisa una vez por semana. Éramos mi tío, mis abuelos, mi otro tío con su mujer y dos hijos y yo mi vieja. Al garage lo habíamos acomodado como living comedor y había un solo baño. El garage fue una fiesta y nunca viví un Mundial así. Incomparable, hermoso.
—¿Cuál son tus cinco deportistas argentinos?
—Diego Maradona y después vienen los mortales. Santiago Lange, Juan Manuel Fangio, Carlos Monzón y el Guille Vilas.
—¿Tres del mundo?
—Ayrton Senna, Pelé y Mike Tyson.
—¿Qué te hubiese gustado ser de no haber sido lo que sos?
—Estoy contento con lo que soy, pero me hubiese gustado ser cantante de una banda de reggae.
—¿Qué te gusta hacer en los momentos libres?
—Disfrutar de mi familia.
—¿Cuál fue tu primer sueldo y en qué lo gastaste?
—Siii, de cadete. A los 10 años. Con lo que te daban por un mandado te alcanzaba para una leche chocolatada y dos facturas. Fue en eso en lo que lo gasté
—¿A qué cosas le tenés miedo?
—No le tengo miedo a lo desconocido, vivo con prudencia, pero a lo que más le tengo miedo porque lo pasé y lo conozco, es a no tener para comer. Pánico le tengo y soy quien soy porque le tengo miedo a eso.
—¿Qué cosas te sacan?
—Que nos mientan, la soberbia, el destrato y el olvido.
—¿Qué cosas te hacen reír?
—Mis hijos y mis amigos y una buena película argentina.
—¿Cuál fue tu peor compra?
—Mi peor compra fueron cintos y billeteras para revender. Nos fuimos a Londres pensando que con las billeteras y los cintos de cuero de carpincho nos íbamos a hacer la América y nos los metimos en el or... Éramos como cinco y llevamos un bolso entero. Un horror, ja ja.
—¿Qué es lo que mejor te sale?
—Pasar del modo preocupación a ocupación. Me ocupo. No sé si me sale bien o mal, pero me ocupo.
—¿Una comida?
—Un asado del Chano María con mi familia y amigos.
—¿Un plato?
—Boga recién pescada al limón.
—¿Un postre?
—El Chajá.
—¿Una bebida?
—La cerveza.
—¿Qué músicas escuchás?
—Reggae y de todo. Menos pesado y electrónica.
—¿Una película o una serie?
—Punto Límite la película y Breaking Bad la serie.
—¿Un viaje?
—Maui, Hawaii. Lo más difícil es irse de ese lugar.
—¿Un lugar para vivir?
—Frente al agua: un río, un mar o un lago.
—¿Una ciudad?
—Paraná. Me gustaron un montón, pero nunca me fui de Paraná. La ciudad es simplemente un espacio y la gente. Es muy difícil salir a otra parte del mundo y encontrar vínculos como acá.
—¿Qué lugar te gustaría conocer?
—Australia.
—¿Un hombre?
—Mi viejo Raúl, ayer y hoy con lo bueno y con lo malo.
—¿Una mujer?
—Mi mujer?
—¿Cuál es contacto más groso que tenés en el celular?
—Santiago Lange.
—¿Cuántos grupos de whatsapp tenés en el celular y cuál es el mejor?
—Veinte más o menos. Y el mejor es uno que se llama kite foil La Setúbal.
—¿Si te obligaran a salir de uno de sus grupos de cuál saldrías y por qué?
—Directamente no hace falta que me vaya porque me echan. Son grupos en los que no comparto ni coincido. Nos une una actividad, pero no coincidimos en nada. Me voy.
—¿Si te dieran cinco nombres libres para armar un grupo de whatsapp a quién elegirías?
—Diego Maradona, el Coco Basile, el Bambino Veira, la Mona Giménez y Guillermo Coppola.
—¿Con quién te gustaría tener una selfie y en dónde?
—Hoy es imposible, pero me hubiese gustado tener una selfie con mi viejo y la Negra, Mercedes Sosa, en el escenario de Cosquín. Hoy no están ninguno de los dos.

Un campeón que se hizo desde bien abajo

Federico Aguilar nació el 6 de octubre de 1976 en Paraná. A los 6 años comenzó a jugar al fútbol en CPEF en el poli de avenida Ejército. Jugó al sóftbol y al básquet en Echagüe y al rugby en Estudiantes y Tilcara. Su papá vivía en un Rancho en Bajada y fue allí que nació su amor por el río. En sus primeras vacaciones comenzó a hacer surf, pero cuando empezaba a agarrarle el gustito se tenía que volver. Fue por eso que compró una tabla y se la trajo al Paraná. Comenzó a hacer kitesurf en el 2000 hasta convertirse en una de los grandes referentes del país. Recorrió todo el país compitiendo de manera excelente. Fue subcampeón en el Kite Foil de Punta del Este. Participó de grande competencias internacionales como en el primer Sudamericano de Brasil. Compitió en tres Mundiales: Bariloche, Italia y Dinamarca donde se codeó con todos los deportistas que estuvieron en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Ahora se prepara para disputar el campeonato del Litoral en Santa Fe el 26 y 27 de enero y luego la semana Internacional de Yachting en Mar del Plata. Terminó el 2018 como número 2 del país. Un crack.

TE PUEDE INTERESAR Kitesurf y SUP

Comentarios