Fútbol femenino
Sábado 21 de Julio de 2018

Arenas FC hace historia con su juego preferido

Participa del Torneo de fútbol infantil denominado Hermandad-Amistad que organiza el Club Universitario. Las Gurisas se transformaron en el primer equipo femenino en competir ante un elenco masculino.

Sus sueños no giran alrededor de un resultado. La meta es simplemente divertirse. Ese objetivo lo están logrando las niñas que integran la categoría escuelita de Arenas Fútbol Club. El equipo femenino protagoniza un hecho inédito en la capital entrerriana: Participan del campeonato provincial de fútbol masculino infantil "Amistad-Hermandad" que organiza el Club Universitario.
Las peques coinciden en indicar que la pelota es su juguete preferido. "Jugar al fútbol es lo más lindo que hay", mencionan al unísono las arenitas, en su visita a la redacción de Diario UNO de Entre Ríos. "Me sentí bien jugando un partido ante chicos. Me divertí mucho", confesó a Ovación Paula, una de las gurisas que sonríe cuando comparte el espacio con sus amigas haciendo lo que más le gusta. "Es genial jugar con amigas y en equipo porque nos divertimos y disfrutamos. La seño Caro siempre nos enseña que hay que vivirlo y seguir adelante", agregó Aylén.
Carolina Benke es la entrenadora de las niñas de Arenas. La profe, como la llaman las pequeñas futbolistas, contó como surgió la posibilidad de participar con un equipo femenino de un torneo dedicado al fútbol infantil masculino. "Lo hablábamos con Marita (Correa, dirigente del club Universitario). Ella nos dice "vamos a lograr que participen. Hablo con los otro profes y delegados de otros clubes para que juegue". Nos han recibido con los brazos abiertos y decidimos a que crezcamos y triunfemos de alguna forma. Con el hecho de participar, de estar ahí dentro es increíble. Por ahora no buscamos resultados, sino abrir el panorama para el fútbol femenino y sobre todo en el trabajo que estamos haciendo en infantiles, juveniles y escuelita".
Luego añadió. "Sinceramente no soy consciente que en otro lugar haya pasado una situación similar. Lo que buscamos con Arenas es esto, hacer historia de alguna forma, pero también sembrar con este proyecto lo que hoy se ve y lo que hemos logrado. Es increíble como los padres se están dando cuenta que sus niñas quieren jugar al fútbol. Que más lindo ver a ellas sonriendo cada vez que van a entrenar, cada vez que juegan, que participan en un encuentro. Lo que estamos viviendo en el torneo del club Universitario, es impresionante. Abrir esas puertas, esas cabecitas, nos llena de orgullo a todas".
Arenas le está abriendo puertas al fútbol femenino en la región. Ese encuentro la institución lo está ganando. "Igual todavía tenemos mucho que pelear. Somos la primera institución exclusiva de fútbol femenino. Logramos esta meta, pero ahora queremos más. Ellas son el puntapié inicial, son la base de todo esto", subrayó.
Las peques cuentan con el respaldo de toda su familia. Coparon las instalaciones del Club Universitario durante los tres días de competencias. También acompañaron a las niñas a la redacción de Diario UNO. "Tenemos mucho aguante. Nos apoyan en todo", resaltó Aylén. "La profe nos dijo que cada vez que nosotras tocábamos la pelota casi se ponía a llorar porque lograba su sueño de ser maestra y quería que nosotras logremos esto", acotó.
En sus primeras presentaciones no celebraron ninguna victoria. Asimismo disfrutaron de cada partido. "Perdemos o ganamos lo disfrutamos igual. Mientras sea jugar en equipo y divertirnos, es buenísimo", describió Aylén. "Yo anoté el primer gol", anunció Naiquén, levantando su mano derecha. "Sentí mucha felicidad. Parecía Messi (risas). Fui pasando a todos los jugadores", aseveró, con la inocencia de una niña que afronta al fútbol como su juego predilecto.
Por última, Carolina recuerda cual es el lema que tiene Arenas. "Tenemos varios, pero el principal que hemos abarcado desde un inicio es "ninguna de nosotras es tan buena como todas juntas". El sueño de Arenas se construye en base al sueño de todas. Era un sueño personal, pero dije "soy jugadora, pero en algún momento voy a dejar de jugar" y que mejor que dejarle un legado, una idea, un sueño que lo sigan construyendo y puedan cumplirlo. La base es el grupo humano, el trabajo que hacemos todos los días y sobre todo el sueño y los anhelos que tienen ellas para con el fútbol. Eso es lo más importante que rescatamos", finalizó.

Comentarios