Secciones
Avícola

Tras igualar en consumo a la carne vacuna el sector avícola apunta a exportar

Cayó la demanda de pollo argentino en el exterior y esto hizo crecer la oferta del sector avícola en el mercado interno. Bajaron los precios y la rentabilidad

Jueves 26 de Noviembre de 2020

Tras igualar en nivel de consumo a la carne vacuna, el sector avícola apunta a exportar . Según un informe de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes (Ciccra), en la Argentina el consumo de carne aviar alcanzó en los últimos meses los 50 kilos per cápita por año, y por primera vez se equiparó con el de la carne vacuna, que registró un importante retroceso: cayó anualmente un 2,6%, lo que equivale a 1,3 kilos por habitante. Las cifras son más drásticas todavía si se compara la demanda de carne vacuna con los dos últimos años, en que el retroceso llega al 13%, es decir, a 7,5 kilos menos por habitante por año.

Los expertos analizan que este fenómeno, que fue progresivo, ocurrió en medio de una pérdida de poder adquisitivo de la población, que se volcó a otras carnes alternativas. Y pese a haber aumentado sus precios, el valor del pollo fue el más conveniente para la economía hogareña.

Exequiel Albarenque, director general de Producción Animal, dependiente de la Secretaría de Agricultura y Ganadería de la provincia, señaló a UNO: “Los indicadores muestran que en este año y durante la pandemia, la producción avícola ha aumentado, tanto en lo que respecta al consumo interno como a la exportación. Ha igualado los 50 kilos per cápita por año, cuando antes estaba en 44 o 46. Nosotros lo atribuimos a los niveles de precios en relación a las otras carnes, tanto a la vacuna como a la porcina: hoy un kilo de pulpa está a 450 o 500 pesos, y un kilo de pechuga está a la mitad, a 250 pesos. Así que para nosotros es un indicador”.

A su vez, aseguró que, con respecto a 2019, a nivel nacional la faena este año se incrementó en un 6%, la exportación aumentó un 9%, y el consumo creció un 5%. “Esos son los números categóricos del sector, aunque en algún frigorífico puntualmente puede haber caído algún embarque por ejemplo. Hoy nuestra faena está arriba de 1 millón de pollos diarios; en 2019 se faenaron 386 millones de pollos”, indicó el funcionario.

Producción provincial

En Entre Ríos se produce el 51% de la carne aviar del país y del total de las exportaciones, el 70% sale de la provincia. Considerada una actividad esencial, la producción, faena y comercialización del pollo no se interrumpió durante la cuarentena, e incluso se dinamizó en el mercado interno, a la par de su caída de la demanda en el exterior, generada por la pandemia del Covid-19

Consultado sobre el impulso que tomó el consumo de pollo en el país, Raúl Marsó, referente del sector avícola entrerriano y el titular de la empresa Las Camelias, situada en el Departamento Colón, comentó a UNO: “Estamos pasando por ese momento en el que por un lado nos sentimos orgullosos de ser un sector que viene creciendo y que de alguna forma se emparejó el consumo de pollo con el de la carne vacuna. Yo vengo de una generación en la cual consumir pollo no era un lujo, pero se comía solamente los domingos, y hoy se alcanzaron los 50 kilos per cápita por año, igualando a la carne vacuna. Pero el tema es que en gran parte esto se debe a los precios más bajos que tenemos en el sector avícola”.

pollería 1.jpg
Tras igualar en consumo a la carne vacuna el sector avícola apunta a exportar 

Tras igualar en consumo a la carne vacuna el sector avícola apunta a exportar

pollería 2.jpg

“Manejamos las estadística de los frigoríficos habilitados por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), y si bien la producción se ha ido manteniendo en los últimos tiempos, hay que aclarar que la exportación ha sido menor y entonces hay más volumen que está quedando y se está volcando al mercado interno”, aseguró.

En este marco, explicó: “Todos los años la industria viene creciendo en un 2% o un 3%, y en este sector las decisiones que se toman hoy se ponen de manifiesto a fines del año siguiente. Como al Covid no lo esperaba nadie, es muy probable que mucha gente haya pensado en reinvertir para hacer crecer su producción, y hoy se genera una mayor oferta, que hace que los precios sean más bajos. Lo sentimos cuando vemos el precio del kilo de pollo y lo comparamos con otros productos y no solamente con el precio de la carne vacuna”.

Según mencionó, cuando se aumentó el precio en el pollo se debió a que “en los últimos tres meses hubo un aumento importante de la soja y el maíz, que son los principales insumos del sector avícola”, y aseguró: “El margen de rentabilidad se viene acortando. Entonces, creo que esto muestra a las claras que el negocio avícola es muy transparente, que se maneja con cuestiones del mercado, y hoy la oferta es más grande que la demanda y eso incide en el precio, de la misma forma baja cuando sobra y sube cuando hace falta”.

Respecto de la tendencia actual, Marsó remarcó: “Confío en que la carne de pollo va a seguir manteniendo este nivel de consumo, por la calidad que tiene, por lo sana que es, porque no tiene restricciones de tipo religioso, porque es la carne que cada vez más está mejorando la genética y tenemos óptimos resultados, se están haciendo inversiones Todo esto hace suponer que este vector de crecimiento va a seguir. Aunque Brasil es una gran amenaza para nuestra industria y tenemos que estar muy atentos”.

“Estamos esperando que se corrija el tema de las exportaciones, porque en el negocio avícola no se puede guardar el stock y venderlo después, como ocurre en otros rubros, donde pueden hacerlo y no tener ningún tipo de problema con la calidad, sino que acá hay que vender, porque hay que comprar y hay que seguir con la cadena. Estamos exportando menos que lo que habíamos llegado a exportar antes de la pandemia y creo que ahora hay recuperación, muy tímida, y está costando mucho hacer negocios con alguna fluidez. Así que realmente todos estamos esperando que se reorganice el mundo, porque la avicultura argentina no tiene futuro si no hay exportación, porque la cantidad que se pueda consumir en el mercado interno es limitada”, concluyó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario