Mosquitos

Se lanza la campaña contra mosquitos y se intensifican las acciones contra el dengue

Para mosquitos comunes se usa la estrategia de uso de larvicidas; contra el aedes aegytpi, operativos de descacharrización y acciones de educación

Jueves 25 de Agosto de 2022

Con la llegada de las temperaturas primaverales, a poco del cambio de estación, se inicia esta semana la campaña contra mosquitos en Paraná. Será mediante la estrategia del uso de larvicida biológico, como método válido para el control de la población del insecto. Por otra parte, se intensificarán las acciones contra el dengue, que si bien no dejan de hacerse durante todo el año, se profundizan durante el período que se avecina, conforme la llegada de condiciones que permiten la reproducción de esa población.

Justamente, por la realidad meteorológica –y la falta de lluvias– por ahora, la presencia sea de mosquitos común como del vector transmisor del dengue no es importante. Solo se percibe la molesta aparición de jejenes en la capital provincial.

En cuanto al dengue, mañana se conmemora el día para tomar conciencia sobre la enfermedad.

Si bien en el último ciclo hubo bajo nivel de contagios, la epidemia desatada en todo el país en 2019 hizo que se mantuvieran los controles durante todo el año.

Al respecto, la subsecretaria de Salud de la Municipalidad de Paraná, Silvina Saavedra, indicó que a partir de esta semana “se intensificará la tarea de control con larvicidas en barrios donde se había detectado transmisión comunitaria autóctona”, según la densidad de mosquitos que se había relevado oportunamente.

En ese sentido, juega un rol clave la descacharrización domiciliaria. “El aedes aegypti se reproduce en criaderos como plantas en agua, baldes o recipientes con agua acumulada durante varios días”.

Es por ello que para mañana por la tarde se solicitó a los habitantes de la comisión vecinal José Gervasio Artigas –jurisdicción ubicada entre calles Provincias Unidas, Intendente, Bernardo O’Higgins y Artigas–, que saquen de sus domicilios recipientes, cacharros, neumáticos, latas y todo aquello en desuso.

“Hoy estuvimos haciendo la promoción en el barrio, para que mañana por la tarde lo dispongan en la vía pública, y el viernes temprano va a pasar el camión a retirar todo”, señaló.

Además, en el contexto de la fecha por el Día contra el Dengue, en la plaza Combatientes de Malvinas de la vecinal Artigas, se hará una capacitación a los vecinos, justamente para concientizar sobre la eliminación de los criaderos domiciliarios, y también se aprovechará para abordar la separación domiciliaria de residuos.

Esta tarea, según el calendario armado, seguirá la semana próxima en áreas como calles 25 de Junio al final, México, Catamarca y Urquiza, donde también hubo en ciclos atrás, una importante detección de aedes aegypti.

“Es importante la prevención, más allá de que por ahora no han habido lluvias importantes. Sin lluvias es difícil que se reproduzca el vector transmisor del dengue”, señaló Saavedra.

En cuanto al mosquito común se lanza esta semana la campaña anual, con el uso de larvicidas. Según apuntó la funcionaria, se hace la colocación de larvicidas –producto biológico– en zonas costeras o áreas urbanas con cunetas; a diferencia del aedes aegypti el mosquito común se reproduce en cualquier espejo de agua. El larvicida logra eliminar la larva, a fin de que no pueda llegar a mosquito adulto.

Todavía no se avanzará en fumigaciones áreas, “ya que es un insecticida que no tiene poder residual y elimina lo que está en el aire, pese a que contiene el larvicida que da unos días más de duración contra las larvas.

Saavedra admitió: “En nuestra zona, siempre habrá mosquitos” aunque las condiciones climáticas como la falta de lluvias también disminuye la reproducción de la población.

“Lo que hay hoy no son mosquitos, sino jejenes, que no transmiten enfermedades, proliferan en la zona costera del río, y no los matan los larvicidas. Pican, y contra ello hay que aplicarse repelente en crema”, indicó.

El descarte de neumáticos es un tema pendiente

La falta de gestión de los neumáticos fuera de uso constituye un problema de salud, por su riesgo como criadero del mosquito del dengue, pero también por su impacto ambiental.

En el país se estima que cada año se descartan unas 130.000 toneladas; organizaciones ambientales reclaman por una Ley de Neumáticos aprobada por unanimidad en el Senado en 2021, pero frenada en la Comisión de Industria de Diputados.

En el Concejo Deliberante de Paraná se presentó semanas atrás un segundo proyecto sobre el tema, ya que una iniciativa similar perdió estado parlamentario al no ser tratado dentro del período de dos años.

mosquitos campaña fumigación dengue.jpg
Para mosquitos comunes se usa la estrategia de uso de larvicidas; contra el aedes aegytpi, operativos de descacharrización y acciones de educación

Para mosquitos comunes se usa la estrategia de uso de larvicidas; contra el aedes aegytpi, operativos de descacharrización y acciones de educación

La iniciativa apunta a crear el programa de reciclado, reutilización, reprocesamiento y otras formas de valorización y reducción del volumen de los neumáticos fuera de uso (NFU), es decir aquellos utilizados por el parque automotor, motocicletas, maquinarias, aeronaves y otros equipos de transporte; y autoriza al Departamento Ejecutivo Municipal “a tercerizar la gestión mencionada en la presente, debiendo para ello realizarse un llamado a licitación pública”, plantea la propuesta autoría de la edila Luisina Minni (Frente Creer).

Fija también la disponibilidad de un Centro de almacenamiento transitorio (CAT), en uno o más inmuebles, para el traslado de los neumáticos a la empresa concesionaria y sus centros de reciclado, que estuvieren debidamente habilitados.

Y establece obligaciones y responsabilidades tanto al generador del NFU como al distribuidor. Y también propone la prohibición de almacenar neumáticos fuera de uso cerca de depósitos naturales o artificiales de agua; su acumulación a cielo abierto; disponerlos en escombreras o enterrarlos; abandonarlos en espacios públicos; quemarlos o disponerlos junto a otros residuos sólidos o peligrosos.

La iniciativa legislativa buscar alinear la normativa local a la Resolución Nº 523/13, publicada por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Nación.

“Es necesario abordar el manejo de estos residuos, que por sus características y propiedades físicas y químicas complejas tienen una biodegradación de un plazo prolongado en años y de riesgos ciertos y serios para la salud pública, y además en estado natural constituyen lugares de albergue de roedores y vectores como el mosquito, que transmiten enfermedades que atañen a la salud de nuestros ciudadanos. También, al ser catalogados como residuos de generación universal con características de peligrosidad, riesgo o potencial efecto nocivo para el ambiente, es que se requiere que la ciudad tenga una gestión ambientalmente adecuada y diferenciada de otros recursos”, plantea en sus fundamentos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario