Secciones
Mujeres

Más mujeres se forman para integrar las fuerzas de seguridad

La policía entrerriana ha sido pionera en su incorporación. El viernes egresaron 53 nuevos efectivos de la Escuela de Policía: 19 son mujeres.

Sábado 28 de Noviembre de 2020

El viernes egresaron de la Escuela Superior de Oficiales Salvador Maciá, en Paraná, 53 nuevos efectivos a la fuerza de seguridad de Entre Ríos, de los cuales 19 son mujeres, y cada vez son más las jóvenes que se suman a las filas de la policía provincial.

En los últimos años la cantidad de inscritas fue creciendo, aunque con algunos altibajos: en cuando a las mujeres que quedaron seleccionadas para poder seguir la carrera de oficiales, de tres años de duración, en 2015 hubo 23, en 2016 fueron 41, en 2017 eran 30, en 2018 la cantidad se redujo a 28, el año pasado fueron 30 y este año 40.

Algo similar ocurrió en los cursos de agentes que ha habido en el último lustro, que por lo general se desarrollan en Rosario del Tala: en 2015 se sumaron 53 agentes femeninas; en 2016 fueron 90, en 2017 se redujo a 50, pero al año siguiente fueron 98; en tanto, en 2019, la cantidad ascendió a 112.

El comisario general Claudio González, director de Institutos Policiales, señaló a UNO que con los cambios sociales de los últimos años las mujeres han ido cobrando relevancia en la fuerza y tras la formación se fueron incorporando a cargos que tradicionalmente eran ocupados por hombres. Tal es el caso de la comisario inspector Alejandra Berón, quien lleva 24 años como integrante de la fuerza, en 2017 asumió como subjefe de la Jefatura Departamental Paraná de la Policía de Entre Ríos (PER) y hoy está a cargo de la Subdirección de Institutos Policiales; y de la comisario inspector Miriam Cabello del Campo, licenciada en Seguridad, quien hace 26 años que forma parte de la PER, pertenece a la primera promoción de mujeres de la Escuela Salvador Maciá, y es la primera mujer que ocupa un cargo como es jefa departamental de Policía, actualmente en San Salvador.

cabello del campo.jpg
Miriam Cabello del Campo asumió en febrero como jefa departamental de San Salvador. Un ejemplo del avance de las mujeres en la Policía.

Miriam Cabello del Campo asumió en febrero como jefa departamental de San Salvador. Un ejemplo del avance de las mujeres en la Policía.

LEER MÁS: Por primera vez una oficial mujer es jefa departamental de Policía

El comisario general González recordó que en el año 1994 se abrió el ingreso de la mujer a los cursos regulares de la escuela de Policía Salvador Maciá para egresar con el grado de Oficiales Ayudantes, al cabo de su preparación de tres años en forma de internado, a la par de sus compañeros varones. Los cursos son mixtos, y afirmó que “con iguales exigencias de instrucción y capacitación”.

La PER “se convirtió de este modo en la fuerza que más tempranamente toma a la mujer en sus filas y las capacita para tareas de conducción”, indicaron desde la institución. “Se ha incrementado la cantidad de mujeres en la Policía de l Provincia, inclusive son 19 mujeres las egresadas el viernes, de un total de 53 personas que forman parte de la promoción”, agregó.

Un aspecto que observó González es que “por lo general en los períodos de adaptación, que es cuando recién ingresan y dan los primeros pasos en la Escuela de Policía y tienen que tener las estadías dentro del Instituto, las mujeres son las que menos se van”. Al respecto, señaló: “Es más probable que se vaya un chico y no una chica, es como que ellas tienen más fortaleza”.

Samira Cura tiene 21 años y es una de las egresadas del 2020. Oriunda de Nogoyá, contó a UNO con entusiasmo que ya la informaron del destino que tendrá junto a una de sus compañeras a partir del 1° de diciembre para comenzar a transitar su vida profesional: “Este martes nos notificaron y nos toca la ciudad de Colón. Así que estamos viendo para alquilar algo juntas y acompañarnos en este nuevo”, comentó.

Sobre su decisión de ser policía, sostuvo: “A partir de 1994 comenzó el ingreso femenino a la institución, y me impulsó la idea de defender el cuerpo femenino en el tema de seguridad, que antes no era incluido, y justamente ahora tenemos la capacidad de ver a la persona por su capacidad y no por el género”.

“Durante los tres años nos preparamos para elegir la carrera, que es un estilo de vida, el vivir en una formación constante y hemos recibido las fuerzas y el impulso para seguir, porque muchas veces uno ha tenido recaídas y dudas en la carrera, pero en la Escuela nos alentaron a seguir y hoy llegamos al final”, destacó con orgullo.

La comisario inspector Miriam Cabello del Campo también compartió su experiencia, hoy como jefa departamental: “No soy la más antigua en jerarquía, sino que lo es la comisario Alejandra Berón, pero sí en cuanto a permanencia dentro de la fuerza”, aclaró, y rememoró: “No pensaba ser Policía, sino que mi anhelo era ingresar al Ejército. Es una idea que mantuve desde que era niña, cuando vivía en Sauce de Luna y en el 82, cuando fue la guerra de Malvinas, en el pueblito lo único que había era el tren, y si bien no se detenía en el lugar, aminoraba la marcha. Mi mamá nos llevaba a ver los soldados, y con mi hermano les llevábamos todos los días un paquete de galletitas Criollitas y una tableta de chocolate Águila. Desde entonces dejé el sueño que teníamos la mayoría de las niñas, que era ser pediatra o maestra jardinera, y decidí que quería ser soldado”.

En aquel entonces las mujeres que aspiraban a formar parte del Ejército tenían que tener una profesión, y decidida a lograrlo, Cabello del Campo se inscribió en la carrera de Analista de Sistemas. “Llevé la carrera al día y terminé tres de los cuatro años. Las clases en la facultad empezaban en abril, yo estudiaba en Paraná, mi familia entonces vivía en Concordia, y pasaba bastantes necesidades, como cualquier estudiante. Como en febrero se abría un curso de agente de Policía decidí hacerlo para tener una salida laboral y poder costear mis estudios y así poder terminar la facultad”, indicó.

No obstante, al ingresar a la Escuela de Policía, le gustó. “A las dos semanas abrió la inscripción para la primera promoción de oficiales y me quedé”, dijo, y subrayó cuál es el momento de su carrera que más arraigado tiene en sus recuerdos: “Soy una de las pocas mujeres con formación en Entre Ríos en las fuerzas especiales, que son los que van directamente al enfrentamiento armado. Trabajar en la compañía de operaciones especiales fue el mejor destino, el salir y poder arriesgar la vida en una misión es lo que más atesoré en su momento”, aseveró.

Sobre la integración de las mujeres a la fuerza de seguridad, valoró los cambios que ha habido a lo largo de los años, y analizó: “En todos los ámbitos de la vida las mujeres debemos lidiar con situaciones de discriminación y acoso. Nosotras entramos en la primera promoción y los cadetes superiores hablaban con nuestros compañeros para decirles que no tenían que obedecer a una mujer, pero hoy es otra la concepción que hay”.

Por último, concluyó: “Aunque en la cúpula de la PER todos siguen siendo varones, creo que las mujeres vamos avanzando, paso a paso, pero firmes”.

Inscripciones abiertas

Desde la Dirección Institutos Policiales de la PER recordaron que se encuentran abiertas las preinscripciones a la carrera de Oficiales de la Escuela Salvador Maciá, hasta el 31 de enero de 2021. Los postulantes deberán preinscribirse a través de la plataforma virtual www.policiadeentrerios.gob.ar/preinscripcion.

Para mayor información, se puede consultar en las páginas web www.radioazul.com.ar o www.policiaddeentrerios.gob.ar. También en el Facebook o el Instagram de la División Escuela de Oficiales: Salvador Maciá:

Entre otros requisitos de ingreso se solicita ser argentino nativo, haber aprobado el ciclo secundario completo y tener entre 18 y 27 años.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario