Secciones
Coronavirus

Le rechazaron la prisión domiciliaria al genocida Mazzaferri

El expolicía, condenado por delitos de lesa humanidad en Entre Ríos, pretendía dejar la prisión por riesgo de coronavirus.

Martes 21 de Abril de 2020

El expolicía federal José Darío Mazzaferri, condenado en 2017 a 20 años de cárcel por crímenes de lesa humanidad cometidos en Entre Ríos, no podrá abandonar la prisión como pretendía. Según su defensa, la Justicia debía concederle el beneficio por el supuesto riesgo de contraer coronavirus. Sin embargo, el pedido de arresto domiciliario del genocida de 67 años fue rechazado por Lilia Carnero, jueza de Ejecución del Tribunal Oral Federal de Paraná.

Como informó UNO días pasados, cientos de represores condenados por delitos de lesa humanidad en Argentina han aprovechado el contexto de la emergencia sanitaria para pedir irse a sus casas, y en Entre Ríos, el primero fue Mazzaferri, quien cumple la pena en el penal de Ezeiza.

El exoficial de la Policía Federal Argentina fue condenado por secuestros y torturas perpetrados durante la última dictadura cívico militar en Concepción del Uruguay, en los acontecimientos que se recuerdan como La Noche del Mimeógrafo. Sus víctimas eran, en su mayoría, estudiantes de escuelas secundarias de la ciudad que protestaban contra Jorge Rafael Videla y su ministro de Economía, José Alfredo Martínez de Hoz, con volantes que copiaban con un mimeógrafo. Con la excusa de buscar ese aparto de impresión, Mazzaferri y su patota secuestraban a los jóvenes en sus casas o en la vía pública, para luego someterlos a todo tipo de torturas en la delegación local de la Policía Federal.

El beneficio planteado por el represor también fue rechazado por el fiscal general, José Ignacio Candioti, y por la parte querellante, representada por el coordinador del Registro Único de la Verdad de Entre Ríos, Marcelo Boeykens.

Las razones del rechazo

En su fallo emitido este martes, al que tuvo acceso UNO, la jueza Carnero analizó la presentación que realizó el abogado defensor Guillermo Morales, quien se basó en las consecuencias de la pandemia de Covid 19 y en que deben evitarse situaciones de abandono, maltrato, negligencia y desamparo que causen daño a los mayores de 60 años. Para esto citó los alcances de la Convención Interamericana de Protección de los Derechos de las Personas Mayores.

“Cabe señalar que en la emergencia ninguna de esas acciones repudiables tiene asidero en este legajo de ejecución. Nótese que los derechos fundamentales del condenado Mazzaferri se encuentran resguardados, tan es así que fue autorizado a concurrir al casamiento de su hija, como así también a realizar todos los exámenes médicos adecuados a sus patologías”, sostuvo la jueza.

Mazzaferri estuvo cuatro años prófugo, escapando de la Justicia y de las fuerzas de seguridad que tenían a su cargo la captura. Fue detenido el 11 de diciembre de 2013, y cuando fue condenado se fijó el vencimiento de la pena el 6 de diciembre de 2033. Es previsible que obtenga la libertad condicional recién el 8 de abril de 2027.

Mazzaferri

“Por cierto que haberse mantenido prófugo de esta causa hace que se conserve vigente el pronóstico de que Mazzaferri pueda eludir el cumplimiento de la pena impuesta, que por cierto es un quantum severo. Esta actitud de rebeldía hizo que se desdoblara el juicio, juzgando a sus consortes procesales en el año 2011, necesitando luego constituir un Tribunal Ad hoc, con el dispendio de bienes y estructuras judiciales que ello implica”, escribió Carnero.

Finalmente sostuvo: “Como se ha evaluado en anteriores pronunciamientos, las dolencias de Mazzaferri se encuentran perfectamente atendidas por el Servicio Penitenciario Federal. Es de público conocimiento las medidas sanitarias adoptadas por el Servicio Penitenciario Federal para evitar la propagación de virus en sus instalaciones, por lo cual el peligro que existe tras las rejas es igual al peligro de contagio en la comunidad libre”

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario