Secciones
Inflación

Lácteos: en la primera semana del año subieron hasta un 7%

Durante esta semana, comerciantes locales recibieron las nuevas listas de precios de lácteos con aumentos, que varían según las marcas.

Sábado 08 de Enero de 2022

Contener los precios y frenar la inflación fue durante el 2021 uno de los grandes desafíos del gobierno nacional, que implementó distintas medidas, como los acuerdos con hipermercados y grandes grupos económicos que, sin embargo, no alcanzaron a los comercios más chicos ni a todo el territorio nacional. Y si bien seguramente esta cuestión será también un desvelo a lo largo del 2022, en la primera semana del año los lácteos ya registran incrementos, que van de un 4% a un 7% en promedio, según las marcas y los proveedores.

Así lo confirmó a UNO César Fontana, propietario del supermercado Fontana, ubicado en avenida Churruarín en Paraná, quien contó a UNO que hasta ahora es el único sector que este mes retocó sus valores, que llegaron con actualizaciones de parte de los proveedores.

En esto coincidió Mario Sarli, comerciante y miembro de Centro de Almaceneros de la capital entrerriana, quien comentó: “Los lácteos, y sobre todo los quesos, es lo que más subió. En promedio los aumentos van hasta un 7%”.

Los lácteos subieron al comenzar el año..jpg
Los lácteos subieron al comenzar el año.

Los lácteos subieron al comenzar el año.

Cabe recordar que la canasta de productos lácteos sufrió pasado aumentos que acumularon casi un 65% hasta noviembre, según datos oficiales del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC). Acerca de la variación actual, Sarli opinó: “Creo que este incremento tiene que ver con lo que está pasando con el clima”.

“Por el calor y la sequía, la leche y demás lácteos pueden aumentar mucho en verano. Los soles han quemado mucho las praderas y se produce menos leche”, analizó, en torno a una merma que suele darse en la actividad tambera durante la temporada estival, debido a las altas temperaturas, y que en muchos casos termina repercutiendo en una baja de stock y la suba de los precios.

Si bien por ahora los comerciantes locales no advierten faltantes en este tipo de productos, sí lo han notado en otros artículos. Sobre este punto, Sarli mencionó: “En el rubro de las bebidas hay cosas que no se consiguen. Hay gaseosas de primera marca que tienen la mitad de sus productos. Estoy en un grupo de WhatApp en el que participamos almaceneros de todo el país y la faltante de bebidas se está dando en todos lados. Desconocemos el motivo”.

Asimismo, contó: “Hay una bodega que tiene gran cantidad de vinos de gama media y no están entregando porque tiene faltantes. El año pasado se decía que con el tema del vino faltaban botellas de vidrio, pero los proveedores descreen que sea por esto, y atribuyen que haya menos stock a que no se fabrica tanto, debido a los costos de producción”.

Acerca de si la situación sanitaria actual, con un fuerte aumento de contagios de Covid, podría afectar el abastecimiento, observó: “Creo que las nuevas olas de Covid van a afectar la producción. Las zonas donde están las principales industrias son Buenos Aires y Córdoba. Si hay aislados, las máquinas no se manejan solas y va a impactar en esta cuestión”.

Consultado sobre el tema, César Fontana advirtió: “Tenemos temor a que haya desabastecimiento ante esta ola de contagios, porque ya dos o tres distribuidoras que me dijeron que no me podían traer el pedido porque tienen menos personal porque varios de los trabajadores tienen Covid. Y un transporte que le trabaja a un hipermercado nos comentó que están demorando la salida de los camiones porque están con mucha gente contagiada”.

Subas en 2021

Según el INDEC, a nivel general la inflación tanto en septiembre como en octubre fue del 3,5%; y tras alcanzar acuerdos para congelar los precios, en noviembre registró una variación del 2,5%, aunque hubo productos cuyas subas superaron ese promedio. . En tanto, se ubicó en el 45,4% en el período comprendido entre enero y noviembre de 2021, y hasta entonces fue del 51,2% en el interanual. Aún resta saber cuál fue la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) en diciembre, una mes en el que los valores en el rubro alimenticio, sobre todo, suelen aumentar debido a un incremento en la demanda por las fiestas de Navidad y Año Nuevo.

El asado fue el producto que más aumentó el mes pasado, trepando un 16%, pero también hubo variaciones de precios en panificados, que subieron un 3,7%, y en bebidas no alcohólicas, cuyos valores subieron un 3,9%. Se trató de artículos puntuales, y al respecto Mario Sarli señaló que “en diciembre no hubo tantos aumentos, sino que se dieron antes”, y refirió: “Los meses en que más incrementos hubo fueron septiembre, octubre y noviembre”.

“Hubo aumentos fuertes en noviembre y en los meses anteriores”, reiteró Sarli, y agregó: “En cambio, en diciembre no hubo muchos movimientos de precios, solo en algunas cosas, como por ejemplo el pan, que subió a principio de mes. Creo que en diciembre no deben haber subido las cosas porque no hubo muchas ventas”.

En este marco, contó que la tendencia es que haya un mayor consumo en el rubro carnicería el 24 de diciembre, y se incremente aún más el 31. “El 24 los ingresos se distribuyen entre la mesa navideña y los regalos. Y el 31 la gente gasta más en comida, pero este año estuvo floja esa fecha, y creo que fue por el tema económico”, aseguró.

lacteos.jpg

Al respecto, César Fontana rescató que para las Fiestas, sin embargo, hubo más ventas con respecto al 2020, cuando había más restricciones para reunirse a festejar con la familia o los allegados. “Hablando en pesos, no en volumen, en diciembre hemos vendido un 70% más que el año anterior. Se vio mucho más movimiento. La gente por ahí optó por llevar para Navidad y Año Nuevo cosas elaboradas, como lo que es pata, paleta, que aparte les conviene más porque rinde”, manifestó.

A su vez, mencionó: “Por suerte en lo que son precios, no hubo tanto incremento el mes pasado previo a las fiestas. Algunas subas se dieron a principios de diciembre, pero después todo se calmó”.

En cuanto a la demanda actual, observó: “Estos primeros días del año se vio un poco más tranquilo el movimiento. En parte creo que nos perjudica un poco el tema de las nuevas cepas, porque hay personas que salen menos, ya que se aceleraron los contagios; pero además vimos que en 2020 no se podían juntar y estas últimas Fiestas sí, y la gente se gastó lo poco o mucho que tenía”.

“Hoy, por ejemplo, lo que más se vende es pollo, por ser una de las opciones más baratas en carnicería. Actualmente un kilo de patamuslo esta 200 pesos y se compran cinco con lo que vale un kilo de asado de ternera y novillito, que está a 1.000 pesos”, evaluó.

Por último, reparó en que muchos de sus clientes están pagando sus compras con tarjeta de crédito y en varios casos lo hacen en cuotas. “La gente usa mucho la tarjeta de crédito, porque no le queda otra, pero es un salvavidas de plomo y muchos se van endeudando más todos los meses comprando alimentos”, dijo a modo de conclusión.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario