Marihuana
Domingo 05 de Mayo de 2019

Iván Malajovich resaltó la importancia que tiene la Asamblea por el Autocultivo Libre

El activista cannábico estaba contento con la cantidad de manifestantes que participaron de la Marcha Mundial por la Marihuana en Paraná. Quedó demostrada la importancia del trabajo colectivo.

El cannabis está presente entre los argentinos porque, en los últimos años, son los adultos mayores los que se benefician con las propiedades del aceite que se extrae de la planta. Abuelas, abuelos y padres calman los dolores con solo algunas gotitas. Una buena parte de los beneficiados se interesan en cómo hacer para conseguir el bálsamo a un precio considerable y algunos son los que empiezan a participar de las charlas informativas.

Otro grupo que levanta la bandera con la hoja de la marihuana es el que está compuesto por los usuarios recreativos que además cultivan por varios motivos, uno de los principales, cuidar sus cuerpos.



En el tercer artículo, según el orden de la redacción, solicitaron: "Modificar la Ley de Drogas, desde el paradigma de la Reducción de Daños y Riesgos, comprendiendo que el consumo de sustancias de cualquier tipo acompañó al ser humano en todo su desarrollo, reconociéndolos como usuarios, sin violentar sus derechos al ser tratados como consumidores problemáticos. Las políticas prohibicionistas y punitivistas que relacionan al usuario de sustancias con el consumo problemático o la delincuencia han fallado en todos sus intentos de reducir el consumo o producción de sustancias denominadas ilegales".


La alegría y tranquilidad con que marcharon desde la plaza 1° de Mayo hasta la Saénz Peña es el claro ejemplo de que los activistas cannábicos tienen que ser escuchados para aprender sobre los beneficios que brindan las flores que nacen de la tierra.


iván 2.jpg
Iván espera con tranquilidad la decisión que tomará la justicia federal.
Iván espera con tranquilidad la decisión que tomará la justicia federal.

Contento
Minutos después de que la movilización llegó a la Sampe y antes del comienzo del festival cultural, Iván Malajovich, consultado por UNO reconoció que la marcha le pareció "muy linda" por la convocatoria, teniendo en cuenta que el día estaba gris con una amenaza latente de lluvia, y porque de a poco van venciendo los prejuicios.
La sexta Marcha Mundial de la Marihuana en Paraná fue organizada por primera vez por la Asamblea por el Autocultivo Libre y este dato para Iván es significante porque quedó evidenciado el trabajo en conjunto que logró reunir el dinero necesario para pagar el sonido profesional, armar el escenario y poder comprar todo lo necesario para el despliegue activista.

La movilización contó con el aval de las revistas Haze y THC más la colaboración de productores de insumos para la cultura cannábica.


Luego de completar el recorrido junto a Maxi, sentada en un banco de la plaza, María Laura la mamá de Iván, reconoció que "todavía hay mucho miedo" de participar en las marchas.

Su hijo, que participó de una jornada de divulgación sobre el uso del cannabis el viernes en el congreso de la nación, aceptó que la cantidad de asistentes a la marcha debería "multiplicarse por 10 o por 20 porque el consumo del cannabis atraviesa géneros, edades, clases sociales, ideología, debería ser un reclamo de todo el mundo".

ivan 3.jpg
El cruce intergeneracional en la plaza pública.
El cruce intergeneracional en la plaza pública.


Los organizadores están al tanto de que existe el temor a la exposición con la solo publicación de una foto que lleve a la estigmatización: "La gente se sienta perseguida, como drogadictos, inservibles, dicen que no podemos llevar adelante una vida normal y nosotros día a día demostramos todo lo contrario. Hoy somos un nexo con la sociedad que necesita información acerca del cannabis y sus usos", enfatizó Iván reconociendo que están marchando por conseguir derechos y esa lucha siempre fue dura.


"Cuando quisieron ponernos una cinta en la boca se movió la comunidad y se formó esta asamblea hermosa", resaltó el activista que fue detenido el año pasado por la policía federal y fue derivado al penal de Paraná.

Embed


En agosto la asamblea se formó, en la plaza Sáenz Peña, para respaldar a Iván y Maxi que fueron los que padecieron el rigor de la Federal. Maxi demostró rápido que necesitaba consumir para mejorar su calidad de vida, ya que hace 20 años que se moviliza en silla de ruedas, y quedó desligado en forma automática.


Iván detalló: "Mi caso está abierto, la causa fue elevada a juicio y me acusan de cultivo, tenencia simple y guarda de semillas para cultivar pero la Corte Suprema de la Nación viene declarando que es inconstitucional".

Comentarios