La principal modificación que la calificación es que, cuando un alumno no aprueba, es decir que su nota es menor a 6, en la libreta se pondrá En Proceso de Apropiación de Contenidos.


La misma entra en vigencia para el presente ciclo lectivo y se elaboró por la Dirección de Educación Primaria con aportes de las modalidades y supervisores del nivel.


La presidenta del CGE, Marta Irazábal de Landó, sostuvo que "se trabajó cuidadosamente en articulación con los vocales, equipos técnicos, directores de nivel para que su aprobación, ya que a partir de la misma, "Se entiende la evaluación como un proceso y no como un resultado, entonces en el marco de ese proceso, la centralidad esta puesta en la enseñanza".


En ese sentido, la directora de Educación Primaria del CGE, Rosana Castro, señaló que dicho documento, "fue una construcción que se viene realizando desde hace varios años, donde en diferentes encuentros con los supervisores de la provincia empezamos a elaborar esta propuesta, más que nada ante una necesidad de las instituciones en el momento de plasmar la nota, ya que en el momento de la evaluación la resolución anterior, no estaba acorde con los nuevos lineamientos de como entendemos la trayectoria escolar del alumno".


Por su parte, la directora de Educación Especial, Viviana Rodríguez, celebró dicha aprobación, "ya que hace efectivo en letra específica, que era un poco la deuda que teníamos con el nivel primario y sus modalidades hacer efectivo esta línea de política educativa provincial que tiene que ver con garantizar la inclusión de alumnos con discapacidad en todos los niveles y modalidades, así que nosotros celebramos además de la norma, el trabajo compartido de construcción con la dirección de educación primaria, el trabajo de los equipos técnicos de ambas direcciones, de las dirección de educación de gestión privada".


"Esto sería el encuadre jurisdiccional para poder organizar el proyecto pedagógico individual de los alumnos que tienen alguna discapacidad y que requieren de alguna propuesta pedagógica específica, nos aporta la mirada de evaluación desde una perspectiva de una educación integral", puntualizó Viviana Rodríguez.


Además, Rosana Castro, agradeció a la presidenta del CGE, Marta Landó, "que escucho las necesidades de cada una las instituciones escolares, y junto al cuerpo de vocales, realmente lo tomaron como prioritario al hecho de poder avanzar y construir en consenso con las diferentes modalidades, en este caso la modalidad de Educación Especial y la dirección de Educación privada", severo la funcionaria del CGE.



Sobre la importancia de dicha norma

Landó, destacó la importancia que tiene la aprobación de la nueva resolución para el sistema educativo, porque "esto para la educación entrerriana es un avance muy significativo entorno de la mirada que tenemos sobre la evaluación de las trayectorias escolares en la educación primaria y sus modalidades, porque significa garantizar derechos de los alumnos a ser evaluados desde una mirada integral, flexibilizada con centralidad en la enseñanza que garantice que a cada alumno se le pueda organizar una trayectoria adecuada a sus necesidades educativa y que la evaluación sea concordante con esa trayectoria que se le organiza".


Los cambios

La Resolución Nº920/19 CGE establece que la calificación representa el desempeño del/la alumno/a en un proceso de aprendizaje que permitirá el reconocimiento de logros esperados para la promoción de las distintas áreas y de acuerdo a la propuesta pedagógica diseñada y desarrollada por el docente a cargo. Un/a estudiante, en un ciclo lectivo y desde una lógica de escuela ciclada, puede transitar el abordaje de los contenidos de uno o más grados, o trabajar en un año un desdoblamiento de contenidos, justificados en una propuesta acordada previamente por los equipos intervinientes y detallada en el Informe.


Las pautas y los criterios con los que se evaluarán los procesos de aprendizaje serán elaborados en forma conjunta por el equipo docente y directivo.


Asimismo, en quienes presenten condición de discapacidad o –que sin ella– requieran de una propuesta pedagógica flexibilizada, los mecanismos y formatos de acompañamiento, apoyo y evaluación serán acordados por el equipo (docente y técnico). Los aportes de los profesionales externos serán tenidos en cuenta en el marco de la propuesta pedagógica diseñada.


Los equipos directivos organizarán y dispondrán encuentros, acciones y trabajos institucionales con el equipo docente respecto a la elaboración de pautas e instrumentos a ser consensuados por todos ellos.


La comunicación es central en todo proceso de evaluación. Los criterios deben ser explicitados con anterioridad, acordes con los propósitos de la enseñanza y de los contenidos que se desarrollarán para el grado y/o para el ciclo. La comunicación no sólo facilita la toma de conciencia de los logros y lo que aún resta por alcanzar, sino que también amplía las posibilidades de mejora de la enseñanza de los aprendizajes.


Estos logros se traducirán en una escala de base numérica de 6 a 10, buscando evidenciar en dicha escala el recorrido que el/la alumno/a realizó de acuerdo a lo ofrecido en la propuesta escolar:


En el primer y segundo ciclo, la calificación será: 10 Sobresaliente; 9 Distinguido; 8 Muy bueno; 7 Bueno; 6 Aprobado y En Proceso de Apropiación de Contenidos cuando sea inferior a 5 y el niño no aprueba.