Abuso a menores
Lunes 03 de Diciembre de 2018

Docentes de la escuela Belgrano difundieron una carta sobre supuestos abusos de un ordenanza

Los primeros casos conocidos fueron el de una menor de seis y otra de cuatro años que relataron episodios de abuso por parte del hombre que se desempeña como ordenanza en el establecimiento ubicado en calle Carbó y Belgrano de la capital entrerriana

Docentes de la escuela primaria Nº 5 Manuel Belgrano difundieron una carta abierta sobre su postura acerca de los supuestos abusos por parte de un ordenanza de esa institución que fue trasladado a otra dependencia.


La semana pasada se hicieron públicas denuncias de casos de abusos a menores que sumarían, hasta el momento, unos 14 casos. El trabajador fue trasladado a otro establecimiento, lo que generó nuevas protestas por la decisión del Consejo General de Educación (CGE) y por el accionar de la directora Viviana Pross quien, según los padres minimizó los hechos y las denuncias.


Los maestros se solidarizan con los padres denunciantes y pidieron públicamente acciones concretas a las autoridades para aclarar el hecho.


Las denuncias

Este lunes el defensor de Pobres y Menores, doctor Miguel Ángel Fernández, recibió a un grupo de padres denunciantes en Tribunales. El próximo paso será unificar las denuncias, entrevistar a los menores en Cámara Gesell y prestar contención psicológica a los grupos familiares afectados a través de Asistencia a la Víctima.


Los primeros casos conocidos fueron el de una menor de seis y otra de cuatro años que relataron episodios de abuso por parte del hombre que se desempeña como ordenanza, como tocamientos, besos en la boca y juegos perversos con un número de menores de edad que va en aumento.



La carta

La vida cotidiana Institucional del Establecimiento ha sido indignamente alterada en virtud de los hechos que siendo de conocimiento público, han puesto en duda, merced de las declaraciones realizadas contra el hoy "EX ORDENANZA" de la Institución; la labor de todos los trabajadores de la educación que en la actualidad formamos parte de la Institución.

Sepan las familias que "bajo ningún concepto" ponemos en discusión las lógicas reacciones de los papás, en tanto defienden lo más valioso que tienen: "SUS HIJOS", nada más ni nada menos que "NUESTROS ALUMNOS".


Sepan también que la angustia nos invade y que no somos sus enemigos, sino que como siempre y más que nunca acompañamos sus reclamos hasta dilucidar la verdad y que se haga justicia.

Ustedes no están solos, los docentes apoyamos su reclamo y en nombre de ese trabajo del que ustedes son testigos, pedimos que respeten también nuestros sentimientos ante tanto dolor.

Una Institución Centenaria como la Escuela "Manuel Belgrano", dañada en su aspecto más noble el de "CUIDAR A LOS NIÑOS".

Entonces no existen casualidades, sino causalidades que finalmente encuentran en deterioros conduccionales reiterativos, el "caldo de cultivo" para ejercerse.


Innumerables voces docentes fueron elevadas clamando "observación" y control por parte de los maestros que al otro día, como lo haremos el lunes, debíamos volver al aula a tomar nuestros grupos de alumnos y seguir trabajando como si aquí "NO HA PASADO NADA".

Esta última semana, cámaras de televisión, periodistas apostados al frente de la Escuela y funcionarios policiales en gran número, han sido el escenario que nos esperó al iniciar cada jornada.


¿Alguien reparó en que los chicos y los maestros estábamos ahí dentro? ¿Alguien advirtió que hubo gritos, insultos, corridas, llantos y los niños escucharían?...


La respuesta es una obviedad, un NO rotundo; pero sepan las autoridades y las familias que cada uno de los docentes como cada tarde de sus vidas y de la vida de cada uno de los niños que educamos, cuidamos, queremos y las familias nos confían; estuvieron atendidos cuidados y protegidos por los maestros, que en ese escenario indeseado para los niños cumplíamos nuestra labor.


Nos han tocado las fibras y la docencia es visceral, reacciona cuando los dañados son los niños y no calla jamás.


No duden, somos los mismos que llevamos a los niños a la granja, a la plaza, a los encuentros del Parque Berduc, participamos en Feria de Ciencias, compartimos los juegos motores, acompañamos los viajes de egresados, festejamos el día del estudiante? con sus hijos y por sus hijos.


Lejos está en nuestra esencia docente dañar a los chicos, son la razón de nuestra existencia "no lo pongan en duda", "ni permitan que lo hagan quienes desconocen del vínculo escolar".


Autoridades SEAN COMPETENTES, escuchen y consideren todo lo expresado en estas jornadas y posibiliten que nos aboquemos a los niños en nuestra tarea insoslayable que es la de GARANTIZAR EL PROCESO DE ENSEÑANZA APRENDIZAJE.


Sepan distinguir quién o quiénes deberían dar un paso al costado para empezar a subsanar estas cuestiones, intervengan de modo contundente para aclarar cada una de las manifestaciones de "auxilio laboral" que les estamos pidiendo.


Una escuela sin maestros motivados, con temor, no es una Institución recomendable.


Este es el panorama de trabajo, tienen en sus manos la responsabilidad enorme de revertir esta situación y de apartar a quien minimice esta situación.


Creemos en la docencia, confiamos en la justicia y es en el aula donde seguiremos demostrando y dando pruebas contundentes de nuestro compromiso, y de la responsabilidad que asumimos desde el minuto inicial en que vestimos el guardapolvo blanco y abrazamos esta profesión.


DOCENTES DE LA ESCUELA Nº 5 "MANUEL BELGRANO".


Comentarios