Universidad pública
Lunes 10 de Septiembre de 2018

Con dos facultades tomadas y un plan de lucha, se retoma la actividad en universidades

Tras un conflicto de cinco semanas habrá clases en la UTN y en la UNER. En Educación y Trabajo Social, alumnos evaluarán pasos a seguir

Tras la aceptación de la oferta salarial propuesta por el Ministerio de Educación de la Nación, por parte cinco de las seis federaciones de docentes universitarios, desde hoy se retomará la actividad normal prevista en el marco del segundo cuatrimestre del año. El dilatado conflicto gremial en el inicio del último período del año, sumado a los recortes y subejecución presupuestaria, derivó en un plan de lucha de toda la comunidad universitaria, que incluyó movilizaciones y también toma de facultades por parte de los estudiantes.
En ese marco, desde hoy se reanudará el dictado de clases en todas las regionales de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) de la provincia, y en siete de las nueve facultades de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER), a partir de la aceptación de un incremento salarial del 24% al 26% tanto de la Asociación Gremial de Docentes de la Universidad Tecnológica Nacional (Fagdut), como de la Asociación Gremial de Docentes Universitarios (AGDU). Solo en Educación y en Trabajo Social, con sedes tomada por los estudiantes, seguirá el cronograma de acciones dispuestas en el marco del plan de lucha contra el ajuste del gobierno nacional.
La secretaria general de AGDU, Patricia Riobó confirmó a UNO que en el plenario realizado el viernes, con 18 votos a favor, siete en contra y dos abstenciones, la Conadu decidió aceptar el incremento salarial, pero ratificó el plan de lucha contra el ajuste del gobierno y por mayor presupuesto universitario, y la convocatoria a paro nacional universitario y movilización al Congreso, prevista para este jueves. El gremio que nuclea mayoritariamente a la docencia de la UNER había optado por una respuesta negativa, pero decidió orgánicamente adoptar la decisión de la mayoría.
Un día antes, los docentes de la UTN también habían aceptado la oferta nacional, conformada por un aumento salarial que será depositado con el sueldo de octubre de 24% para los profesores titulares, de 25% para los adjuntos (que incluye a todos los que trabajan en los preuniversitarios), de 25,5% para los jefes de trabajos prácticos y de 26% para los ayudantes. Además, la propuesta incluye dos cláusulas de revisión para el período noviembre-diciembre y enero-febrero.
El conflicto, vale recordar, se había iniciado con la negativa del Gobierno de aumentar la paritaria que estaba congelada en 15% desde principio de año.
La única de la seis organizaciones gremiales que no aceptaron fue Conadu Histórica. En Entre Ríos, adhiere a esa entidad el Sindicato de Trabajadores Docentes Universitarios (Sitradu), conformada básicamente por profesores de las facultades de Educación y de Trabajo Social, y también algunos de la facultad de Ingeniería de Oro Verde. Justamente, en ambas sedes académicas de la capital provincial, habrá hoy por la tarde asambleas interclaustros, que podrían definir los próximos pasos en la lucha de la comunidad universitaria, contra el recorte y subejecución de fondos por parte del gobierno nacional.

Tomas
En la Facultad de Ciencias de la Educación, la toma sigue, del mismo modo que la agenda de actividades previstas. El mismo claustro estudiantil será el que defina la continuidad o no de esa medida. De todos modos, referentes del movimiento confirmaron a UNO que en la asamblea realizada el 29 de agosto, se consensuó un pliego de reivindicaciones, que serán tratadas en una sesión extraordinaria del Consejo Directivo, este viernes. Incluye el tratamiento de un proyecto en conjunto con las facultades para la institucionalización de las becas de las fotocopiadoras; la apertura de un proyecto para que los estudiantes becarios accedan a la obra social de la UNER (Osuner); garantizar el no aumento del plato del comedor durante este ciclo lectivo; pago anual de las becas de Extensión, Investigación y Formación; garantizar una mesa de trabajo para la reapertura de la discusión del Plan de Estudio de la Licenciatura en Comunicación Social; aumento de las becas de ayuda económica y que no sean incompatibles con otras; extensión de las regularidades para cuando se retomen las clases de todas las materias de todas las carreras de la facultad a rendir durante este ciclo lectivo; exigir a los docentes que no se contabilicen las inasistencias de las clases durante la toma; que las autoridades de la Facultad se haga cargo del pago de las becas de fotocopiadora durante el período de la toma; entre otros puntos.
Además, junto con otros sectores de la comunidad, como docentes, estudiantes, delegados de sindicatos y gremios docentes, agrupaciones estudiantiles de las facultades de Educación y de Trabajo; de la Universidad Autónoma de Entre Ríos (Uader); trabajadores del Estado nucleados en la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) y Central de Trabajadores Argentinos (CTA); la Asamblea Ciudadana Vecinalista de Paraná; Apyme; Barrios de Pie; Corriente Clasista y Combativa (CCC) entre otros, se apostó a unir fuerzas para un plan de lucha.

Continuidad
Si bien se saldó el conflicto salarial, persiste el conflicto por el recorte presupuestario de este año, y la discusión ya iniciada por el Presupuesto 2019. En ese marco, habrá mañana una reunión del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), que reúne a los rectores de todas las universidades públicas del país.
Al respecto, en los últimos días, titulares de las casas de altos estudios mantuvieron reuniones con distintos legisladores nacionales.
Por otra parte, y pese a haber acordado salarios, todas las federaciones gremiales, junto otros actores de la comunidad universitaria y de la sociedad, harán paro y se movilizarán el jueves al Congreso, en rechazo al presupuesto del Gobierno y el Fondo Monetario Internacional (FMI) y por acciones legislativas de emergencia presupuestaria para la universidad, la educación, la ciencia y la tecnología.


Descontarán días a los docentes que sigan de paro

Los docentes de colegios universitarios nacionales que continúen con el paro de actividades después del acuerdo paritario firmado por el gobierno nacional y la mayoría de las federaciones sindicales del sector sufrirán el descuento en sus haberes, informó el ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro. Al respecto, el funcionario dijo haberse comunicado ya con la gran mayoría de los rectores de las 57 universidades públicas para coordinar esa decisión.
"En un clima de mucha cordialidad y calma, se acordó con un porcentaje muy mayoritario de los gremios. Entendemos que no hay más lugar para paros. Los que no están de acuerdo podrán manifestar su desacuerdo pero con otras medidas", advirtió Finocchiaro al fundamentar su anuncio de que desde el lunes les serán descontados los días de paro a los docentes de colegios universitarios: "Un paro por tiempo indeterminado está fuera de toda lógica y racionalidad".

Comentarios